Miércoles 28de Octubre de 2020CORRIENTES24°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$77,50

Dolar Venta:$83,50

Miércoles 28de Octubre de 2020CORRIENTES24°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$77,50

Dolar Venta:$83,50

/Ellitoral.com.ar/ Mundo

El Papa elimina el “secreto pontificio” para los casos de abusos a menores en la Iglesia

La reforma permitirá a los jueces civiles tener acceso a los procesos canónicos. Las víctimas además podrán conocer las sentencias. 

 En el día de su 83 cumpleaños, el Papa Francisco introdujo una reforma histórica con el objetivo de dar más transparencia a los procesos por abusos sexuales cometidos dentro de la Iglesia, respondiendo así a una demanda de las víctimas de pederastia. 

El Pontífice aprobó la eliminación del secreto pontificio ante “las denuncias, los procesos y las sentencias” relacionadas con los delitos de abusos sexuales a menores y adultos vulnerables. Además, la justicia civil de cualquier país podrá tener acceso a los registros de los procesos canónicos.

Así sostiene un documento difundido ayer por la oficina de prensa del Vaticano, en el que el Papa Francisco impone nuevas instrucciones sobre la confidencialidad de las causas relacionadas con la pederastia en el seno de la Iglesia. 

El documento establece que “no puede imponerse ningún vínculo de silencio con respecto a los hechos encausados ni al denunciante ni a la persona que afirma haber sido perjudicada ni a los testigos”.

Además de la eliminación del secreto pontificio para estos delitos, la principal novedad es que a partir de ahora los magistrados instructores de cualquier país podrán tener acceso a las denuncias, testimonios y documentos procesales relacionados con casos de abusos conservados en los archivos de los distintos departamentos del Vaticano o de las diócesis y que hasta ahora estaban protegidos por el secreto pontificio.

Las nuevas disposiciones no modifican ni el secreto de confesión, que permanece intacto también para este tipo de delitos, ni el secreto de oficio, fundamental en cualquier orden jurídico, pero puntualiza que este último no podrá obstaculizar “el cumplimiento de las obligaciones establecidas en cada lugar por la legislación estatal, incluidas las eventuales obligaciones de denuncia, así como dar curso a las resoluciones ejecutivas de las autoridades judiciales civiles”.

Respecto del secreto de confesión, el secretario del Pontificio Consejo para los Textos Legislativos, el español Juan Ignacio Arrieta, defiende que “la instrucción no colisiona con el deber absoluto de observar el sigilo sacramental, una obligación impuesta al sacerdote en razón del lugar que ocupa en la administración del sacramento de la confesión, y de la cual ni siquiera el penitente mismo podría librarse”.

La normativa, que entrará en vigor inmediatamente, endurece además algunas normas sobre los casos de pederastia y establece como delito la “adquisición, posesión o divulgación, con un fin libidinoso, de imágenes pornográficas de menores de 18 años por parte de un clérigo”, y no sólo de los menores de 14 años como hasta ahora, se manifiesta en el documento.

¿Te gustó la nota?

Ocurrió un error