ellitoral.com.ar

Domingo 19de Mayo de 2019CORRIENTES19°Pronóstico Extendidoclima_nublado

Dolar Compra:$44,00

Dolar Venta:$46,00

Controversia y suspensión de la visita de un inglés a la madre de ex combatiente

El soldado, que sepultó a los argentinos que perdieron la vida y que luego ayudó en el proceso de identificación, iba a reunirse ayer con la mamá de Gabino Ruíz Díaz. Pero correntinos que lucharon en las islas se manifestaron en la ruta por considerar que su presencia era una ofensa y, finalmente, el encuentro se suspendió.
 

imagen_0
imagen_1
imagen_2

El ex combatiente de Malvinas y presidente de la Fundación No Me Olvides, Julio Aro, y el soldado inglés que sepultó a los soldados argentinos en el cementerio de Darwin, Geoffrey Cardozo, iban a visitar ayer Colonia La Elisa. Allí vive Elma Pelozo, la mamá de Gabino Ruíz Díaz, cuyos restos fueron identificados en diciembre del año pasado. 
Pero debido a la controversia que se generó por la presencia del británico, lo cual incluyó una manifestación en la ruta, finalmente, se cancelaron las actividades programadas.
El Litoral tuvo acceso ayer a un audio que se difundió por WhatsApp y distintos medios, entre ellos, FM 105.1  El Paso de San Roque.
“Muy buenas tardes, yo me llamo Elma de Ruíz Díaz, madre del soldado Gabino, veterano de guerra caído en Malvinas”, se escucha en la primera parte del mensaje. Luego, agradece porque a la tarde recibirá la visita de Julio Aro -a quien llama “hijo del alma”- como también de las personas que lo acompañan, entre ellos, al inglés (Geoffrey Cardozo). En este punto, insiste en que le agradecerá al británico porque “acompaña a Julio para hacer todo por los soldaditos que quedaron”. Haciendo referencia al proceso de identificación impulsado por la Fundación No Me Olvides, en el cual tuvo un rol destacado un informe que realizó Cardozo cuando sepultó a los combatientes.

Malestar
Pese a esto, la noticia sobre la visita de Cardozo generó malestar en ex combatientes. Por eso, aproximadamente a las 13, un número considerable de ellos inició una manifestación al costado de la Ruta 12, sobre el acceso a San Roque. Ante esta situación, autoridades provinciales y también de la comuna sanroqueña se pusieron en contacto con ellos. Luego, efectivos policiales se apostaron en el lugar para evitar cualquier inconveniente.
Poco después, desde el Municipio les informaron de un comunicado emitido por la Fundación No Me Olvides, a través del cual informaron que suspendieron la conferencia que estaba prevista que se realizara en la citada localidad.
No obstante, a las 15, se trasladaron a la zona de la Ruta 12 y el empalme que conecta el camino a Colonia Pando, donde integrantes de la fundación y el soldado inglés tenían pautado visitar a la madre del ex combatiente correntino caído en Malvinas, Gabino Ruíz Díaz. Por al menos dos o tres horas más estuvieron en esa tramo, hasta que les confirmaron que la comitiva a la que repudiaban no llegó a Corrientes.
“Rechazamos la visita del soldado inglés y la manera en que se buscó traerlo a Corrientes acompañado por argentinos, es decir, de contrabando y sin respetar a los ex combatientes correntinos”, señaló José Galván, dirigente provincial del sector que ayer participó de las protestas en San Roque junto con sus pares provenientes desde distintos puntos de la provincia y hasta del Chaco. Estuvieron movilizados para expresar su repudio a la visita. “Respeto la opinión de la madre de Gabino Ruíz Díaz, sobre lo cual prefiero no discutir. Pero para nosotros la visita fue una burla, sobre todo si es un enemigo que combatió contra los argentinos. Según testimonios, habría matado en Malvinas a tres argentinos, uno de ellos oriundo de Mercedes, Corrientes”, indicó Galván.
“Por eso tratamos de mantener la calma en todo momento, tanto nuestra como la de los camaradas que estaban más enojados. Fue una jornada histórica, de defensa de la causa Malvinas y de unidad de los ex combatientes correntinos”, concluyó en diálogo telefónico con El Litoral, anoche, de regreso a Capital.

Retorno
En un breve diálogo con este diario, Aro confirmó que por lo sucedido, finalmente, no se concretó la visita y ya estaba regresando a su hogar.

¿Te gustó la nota?
Comentarios
Logo

Controversia y suspensión de la visita de un inglés a la madre de ex combatiente

El soldado, que sepultó a los argentinos que perdieron la vida y que luego ayudó en el proceso de identificación, iba a reunirse ayer con la mamá de Gabino Ruíz Díaz. Pero correntinos que lucharon en las islas se manifestaron en la ruta por considerar que su presencia era una ofensa y, finalmente, el encuentro se suspendió.
 

El ex combatiente de Malvinas y presidente de la Fundación No Me Olvides, Julio Aro, y el soldado inglés que sepultó a los soldados argentinos en el cementerio de Darwin, Geoffrey Cardozo, iban a visitar ayer Colonia La Elisa. Allí vive Elma Pelozo, la mamá de Gabino Ruíz Díaz, cuyos restos fueron identificados en diciembre del año pasado. 
Pero debido a la controversia que se generó por la presencia del británico, lo cual incluyó una manifestación en la ruta, finalmente, se cancelaron las actividades programadas.
El Litoral tuvo acceso ayer a un audio que se difundió por WhatsApp y distintos medios, entre ellos, FM 105.1  El Paso de San Roque.
“Muy buenas tardes, yo me llamo Elma de Ruíz Díaz, madre del soldado Gabino, veterano de guerra caído en Malvinas”, se escucha en la primera parte del mensaje. Luego, agradece porque a la tarde recibirá la visita de Julio Aro -a quien llama “hijo del alma”- como también de las personas que lo acompañan, entre ellos, al inglés (Geoffrey Cardozo). En este punto, insiste en que le agradecerá al británico porque “acompaña a Julio para hacer todo por los soldaditos que quedaron”. Haciendo referencia al proceso de identificación impulsado por la Fundación No Me Olvides, en el cual tuvo un rol destacado un informe que realizó Cardozo cuando sepultó a los combatientes.

Malestar
Pese a esto, la noticia sobre la visita de Cardozo generó malestar en ex combatientes. Por eso, aproximadamente a las 13, un número considerable de ellos inició una manifestación al costado de la Ruta 12, sobre el acceso a San Roque. Ante esta situación, autoridades provinciales y también de la comuna sanroqueña se pusieron en contacto con ellos. Luego, efectivos policiales se apostaron en el lugar para evitar cualquier inconveniente.
Poco después, desde el Municipio les informaron de un comunicado emitido por la Fundación No Me Olvides, a través del cual informaron que suspendieron la conferencia que estaba prevista que se realizara en la citada localidad.
No obstante, a las 15, se trasladaron a la zona de la Ruta 12 y el empalme que conecta el camino a Colonia Pando, donde integrantes de la fundación y el soldado inglés tenían pautado visitar a la madre del ex combatiente correntino caído en Malvinas, Gabino Ruíz Díaz. Por al menos dos o tres horas más estuvieron en esa tramo, hasta que les confirmaron que la comitiva a la que repudiaban no llegó a Corrientes.
“Rechazamos la visita del soldado inglés y la manera en que se buscó traerlo a Corrientes acompañado por argentinos, es decir, de contrabando y sin respetar a los ex combatientes correntinos”, señaló José Galván, dirigente provincial del sector que ayer participó de las protestas en San Roque junto con sus pares provenientes desde distintos puntos de la provincia y hasta del Chaco. Estuvieron movilizados para expresar su repudio a la visita. “Respeto la opinión de la madre de Gabino Ruíz Díaz, sobre lo cual prefiero no discutir. Pero para nosotros la visita fue una burla, sobre todo si es un enemigo que combatió contra los argentinos. Según testimonios, habría matado en Malvinas a tres argentinos, uno de ellos oriundo de Mercedes, Corrientes”, indicó Galván.
“Por eso tratamos de mantener la calma en todo momento, tanto nuestra como la de los camaradas que estaban más enojados. Fue una jornada histórica, de defensa de la causa Malvinas y de unidad de los ex combatientes correntinos”, concluyó en diálogo telefónico con El Litoral, anoche, de regreso a Capital.

Retorno
En un breve diálogo con este diario, Aro confirmó que por lo sucedido, finalmente, no se concretó la visita y ya estaba regresando a su hogar.