Estrés: rencontrarse con uno mismo y con el ámbito familiar
ellitoral.com.ar

Domingo 19de Mayo de 2019CORRIENTES19°Pronóstico Extendidoclima_nublado

Dolar Compra:$44,00

Dolar Venta:$46,00

Estrés: rencontrarse con uno mismo y con el ámbito familiar

El popular estrés es como una sombra negra que nos persigue a todas partes. En algunas ocasiones se lo trata como un mal menor y se ignoran las consecuencias físicas que genera en nuestro organismo. La cardióloga Eliana Carolina Kotlirevsky dijo a Vivir Bien que “es fundamental poner un stop a todos los hábitos tóxicos y hacer actividades que nos conecten con nuestro interior y ámbito familiar”. 
 

imagen_1

En los últimos años resuena con más frecuencia en todos los ámbitos la palabra estrés, un estado general de cansancio fatiga extrema y mal humor. Según Daniel López Rosetti, presidente de la Sociedad Argentina de Medicina del Estrés (Sames), “el síndrome de burnout o agotamiento genera un círculo vicioso: la persona estresada disminuye su eficiencia, lo que lleva a que se acumule más trabajo que no puede resolver porque no es eficiente. Además, tiene menos iniciativa y capacidad de decisión”, explica el médico. 
La desensibilización emocional es típica de los trabajadores estresados. “Uno puede pensar que la persona sobrelleva bien el estrés porque se lo ve tranquilo, pero en realidad no está actuando emocionalmente de acuerdo con las circunstancias, sino automáticamente”, agrega. Angustia, irritabilidad, incapacidad para relajarse o concentrarse, dificultades para pensar con lógica y tomar decisiones, incapacidad de disfrutar del trabajo y poco compromiso con él, cansancio y depresión, dificultades para dormir y problemas físicos como cardiopatías, trastornos digestivos y dolores de cabeza, entre otros, son efectos del estrés. 

Salud integral
En dialogo con este espacio de Vivir Bien del diario El Litoral, la médica cardióloga Eliana Carolina Kotlirevsky manifestó que “el estrés afecta físicamente en la medida que el paciente tenga o no salud cardiovascular”. Para la especialista es importante tener en cuenta las condiciones individuales de fortaleza, además de llevar una vida sana, es fundamental tener una mentalidad saludable. 
Según aconsejó Kotlirevsky, aunque suene difícil, en situaciones de estrés es fundamental ver el lado positivo en lugar de ver todo negativo. “Es primordial velar por una vida saludable, buenos hábitos de descanso, desconectarse de las redes, móviles y general más diálogos o espacios en la familia”, destacó la cardióloga. Según explicó la especialista a Vivir Bien, se ven muchos casos de ansiedad en los niños a causa del abuso de los juegos en comunidad cibernética, además de problemas visuales y articulares, principalmente en las manos”. 
La médica sugirió fomentar el diálogo, la actividad al aire libre, relaciones con pares, aplicado a niños y adultos. La actividad física acá resulta fundamental, la especialista recomienda cualquier actividad o hobbie que ayuden a encontrarse con uno mismo, a desconectarse. “La mentalidad de ‘vivir mejor’ tiene que ver con uno mismo, en los momentos de crisis, buscar algún cable a tierra, de lo contrario se vive en un laberinto difícil de salir”, destacó Kotlirevsky. “Es necesario ir paso a paso resguardar a la familia y enfocarse en la salud”, agregó. 

Prestar atención
Por otra parte, la especialista destacó que en situaciones de estrés hay que prestar atención a los siguientes síntomas: 
l palpitaciones,
l sensación de ahogo,
l falta de aire,
l ansiedad. 
En cualquiera de estos casos, consultar siempre a un especialista para descartar algo patológico. El paciente, además, puede tener en cuenta como alternativa saludable las diferentes terapias como yoga, pilates, reiki, entre otras que lo ayuden. Según la médica es fundamental armar un combo de hábitos saludables y cumplirlos al pie de la letra. Hábitos sencillos como la actividad física diaria, la comida en el hogar (desconectados), descanso diario y la recreación. 

 

Un poco de cuidado, base de la prevención

Entre las recomendaciones de López Rosetti para prevenir y actuar ante el estrés se cuentan:

1. Realizar una autoevaluación de condiciones emocionales. “La persona se debe preguntar si se siente feliz. Mucha gente con síndrome de estrés ha perdido la sensación de bienestar, por eso hay que preguntarse si hace algunos meses o años se sentía mejor que ahora”, explica el médico.

2. Tras el autodiagnóstico, saber decir que no. “El no a la sobrecarga interna y externa es el mejor comprimido antiestrés. Hay que entender que no significa rechazar al otro sino a su oferta”.

3. Dormir bien. La calidad del sueño es inversamente proporcional al nivel de estrés. El sueño debe ser reparador no solo de unas pocas horas.

4. Ejercitarse. La actividad física aeróbica, como las caminatas, son las actividades más recomendadas.

5. Alimentarse bien. “No hay que estar sobrealimentado, ni comer mucho durante la noche. También hay que evitar estimulantes externos, como la cafeína que hay en medicamentos, infusiones y bebidas oscuras y el chocolate en exceso”.

¿Te gustó la nota?

¿QUe ES? 

Las personas pueden sentir estrés de diferentes maneras. Algunos experimentan síntomas digestivos. Otros pueden tener dolores de cabeza, insomnio, depresión, ira e irritabilidad. Las personas bajo estrés crónico sufren infecciones virales más frecuentes y graves, como la gripe o el resfriado común. Algunos lidian con lestapatolog{ia de mejor manera que otras. Es importante conocer los propios límites cuando se trata de estrés, con el fin de evitar los efectos más graves de salud.

Comentarios
Logo

Estrés: rencontrarse con uno mismo y con el ámbito familiar

El popular estrés es como una sombra negra que nos persigue a todas partes. En algunas ocasiones se lo trata como un mal menor y se ignoran las consecuencias físicas que genera en nuestro organismo. La cardióloga Eliana Carolina Kotlirevsky dijo a Vivir Bien que “es fundamental poner un stop a todos los hábitos tóxicos y hacer actividades que nos conecten con nuestro interior y ámbito familiar”. 
 

En los últimos años resuena con más frecuencia en todos los ámbitos la palabra estrés, un estado general de cansancio fatiga extrema y mal humor. Según Daniel López Rosetti, presidente de la Sociedad Argentina de Medicina del Estrés (Sames), “el síndrome de burnout o agotamiento genera un círculo vicioso: la persona estresada disminuye su eficiencia, lo que lleva a que se acumule más trabajo que no puede resolver porque no es eficiente. Además, tiene menos iniciativa y capacidad de decisión”, explica el médico. 
La desensibilización emocional es típica de los trabajadores estresados. “Uno puede pensar que la persona sobrelleva bien el estrés porque se lo ve tranquilo, pero en realidad no está actuando emocionalmente de acuerdo con las circunstancias, sino automáticamente”, agrega. Angustia, irritabilidad, incapacidad para relajarse o concentrarse, dificultades para pensar con lógica y tomar decisiones, incapacidad de disfrutar del trabajo y poco compromiso con él, cansancio y depresión, dificultades para dormir y problemas físicos como cardiopatías, trastornos digestivos y dolores de cabeza, entre otros, son efectos del estrés. 

Salud integral
En dialogo con este espacio de Vivir Bien del diario El Litoral, la médica cardióloga Eliana Carolina Kotlirevsky manifestó que “el estrés afecta físicamente en la medida que el paciente tenga o no salud cardiovascular”. Para la especialista es importante tener en cuenta las condiciones individuales de fortaleza, además de llevar una vida sana, es fundamental tener una mentalidad saludable. 
Según aconsejó Kotlirevsky, aunque suene difícil, en situaciones de estrés es fundamental ver el lado positivo en lugar de ver todo negativo. “Es primordial velar por una vida saludable, buenos hábitos de descanso, desconectarse de las redes, móviles y general más diálogos o espacios en la familia”, destacó la cardióloga. Según explicó la especialista a Vivir Bien, se ven muchos casos de ansiedad en los niños a causa del abuso de los juegos en comunidad cibernética, además de problemas visuales y articulares, principalmente en las manos”. 
La médica sugirió fomentar el diálogo, la actividad al aire libre, relaciones con pares, aplicado a niños y adultos. La actividad física acá resulta fundamental, la especialista recomienda cualquier actividad o hobbie que ayuden a encontrarse con uno mismo, a desconectarse. “La mentalidad de ‘vivir mejor’ tiene que ver con uno mismo, en los momentos de crisis, buscar algún cable a tierra, de lo contrario se vive en un laberinto difícil de salir”, destacó Kotlirevsky. “Es necesario ir paso a paso resguardar a la familia y enfocarse en la salud”, agregó. 

Prestar atención
Por otra parte, la especialista destacó que en situaciones de estrés hay que prestar atención a los siguientes síntomas: 
l palpitaciones,
l sensación de ahogo,
l falta de aire,
l ansiedad. 
En cualquiera de estos casos, consultar siempre a un especialista para descartar algo patológico. El paciente, además, puede tener en cuenta como alternativa saludable las diferentes terapias como yoga, pilates, reiki, entre otras que lo ayuden. Según la médica es fundamental armar un combo de hábitos saludables y cumplirlos al pie de la letra. Hábitos sencillos como la actividad física diaria, la comida en el hogar (desconectados), descanso diario y la recreación. 

 

Un poco de cuidado, base de la prevención

Entre las recomendaciones de López Rosetti para prevenir y actuar ante el estrés se cuentan:

1. Realizar una autoevaluación de condiciones emocionales. “La persona se debe preguntar si se siente feliz. Mucha gente con síndrome de estrés ha perdido la sensación de bienestar, por eso hay que preguntarse si hace algunos meses o años se sentía mejor que ahora”, explica el médico.

2. Tras el autodiagnóstico, saber decir que no. “El no a la sobrecarga interna y externa es el mejor comprimido antiestrés. Hay que entender que no significa rechazar al otro sino a su oferta”.

3. Dormir bien. La calidad del sueño es inversamente proporcional al nivel de estrés. El sueño debe ser reparador no solo de unas pocas horas.

4. Ejercitarse. La actividad física aeróbica, como las caminatas, son las actividades más recomendadas.

5. Alimentarse bien. “No hay que estar sobrealimentado, ni comer mucho durante la noche. También hay que evitar estimulantes externos, como la cafeína que hay en medicamentos, infusiones y bebidas oscuras y el chocolate en exceso”.