ellitoral.com.ar

Sabado 24de Agosto de 2019CORRIENTES10°Pronóstico Extendidoclima_sol_noche

Dolar Compra:$53,00

Dolar Venta:$57,00

BASQUET:

Escuela y tecnología

Por José Ceschi

 ¡Buen día! A medida que la tecnología va ocupando mayores espacios en la docencia, aumenta la tentación de atribuirle a aquella una importancia determinante; por encima, incluso, de la escuela misma.
Es bueno que lo entendamos: “Nunca como ahora la función de la escuela y los maestros ha resultado más imprescindible para la formación integral de los futuros ciudadanos y trabajadores. La irrupción de las nuevas tecnologías plantea el desafío de transformar el papel de la escuela y de los maestros, pero de ninguna manera significa su desaparición”. Quien lo afirma tan claramente es un experto en la materia, Daniel Filmus. Aparece en “La escuela, garantía de futuro”, una breve reflexión que no debe pasar inadvertida. 
Los chicos que tienen acceso a las redes informáticas y otras ofertas abultadísimas de datos corren el riesgo de hundirse en un laberinto en el que resulta fácil entrar, pero difícil emigrar. “Para que alguien pueda usar esa información -advierte Filmus-, la escuela debió enseñarle previamente a seleccionarla, clasificarla y poder realizar una lectura crítica de ella. Más aún: la escuela debe brindarle las competencias para convertirse en un productor de información, que él mismo pueda colocar a disposición de los demás. 
De esta manera, la función de la escuela se transforma. Su papel principal ya no está, como hasta ahora, en colocar en la memoria del niño fechas, datos y fórmulas. 
De toda forma no podrá competir con la memoria y la información que poseen las PC. Pero la utilización de estas nuevas herramientas para el aprendizaje exige haber adquirido saberes y competencias previas. 
El desafío actual de la escuela es desarrollar en todos los niños y jóvenes estos conocimientos. Sólo la escuela puede democratizar las competencias que se requieren para lograr el dominio de las nuevas tecnologías y evitar que su utilización sea el patrimonio de una élite”. 
El tema da para mucho más. Por ello lo espero en nuestro próximo encuentro para brindarle otras atinadas observaciones de Daniel Filmus sobre la importancia de la escuela por su papel socializador y de formación de valores.
¡Hasta mañana!

¿Te gustó la nota?
Comentarios
Logo

Escuela y tecnología

Por José Ceschi

 ¡Buen día! A medida que la tecnología va ocupando mayores espacios en la docencia, aumenta la tentación de atribuirle a aquella una importancia determinante; por encima, incluso, de la escuela misma.
Es bueno que lo entendamos: “Nunca como ahora la función de la escuela y los maestros ha resultado más imprescindible para la formación integral de los futuros ciudadanos y trabajadores. La irrupción de las nuevas tecnologías plantea el desafío de transformar el papel de la escuela y de los maestros, pero de ninguna manera significa su desaparición”. Quien lo afirma tan claramente es un experto en la materia, Daniel Filmus. Aparece en “La escuela, garantía de futuro”, una breve reflexión que no debe pasar inadvertida. 
Los chicos que tienen acceso a las redes informáticas y otras ofertas abultadísimas de datos corren el riesgo de hundirse en un laberinto en el que resulta fácil entrar, pero difícil emigrar. “Para que alguien pueda usar esa información -advierte Filmus-, la escuela debió enseñarle previamente a seleccionarla, clasificarla y poder realizar una lectura crítica de ella. Más aún: la escuela debe brindarle las competencias para convertirse en un productor de información, que él mismo pueda colocar a disposición de los demás. 
De esta manera, la función de la escuela se transforma. Su papel principal ya no está, como hasta ahora, en colocar en la memoria del niño fechas, datos y fórmulas. 
De toda forma no podrá competir con la memoria y la información que poseen las PC. Pero la utilización de estas nuevas herramientas para el aprendizaje exige haber adquirido saberes y competencias previas. 
El desafío actual de la escuela es desarrollar en todos los niños y jóvenes estos conocimientos. Sólo la escuela puede democratizar las competencias que se requieren para lograr el dominio de las nuevas tecnologías y evitar que su utilización sea el patrimonio de una élite”. 
El tema da para mucho más. Por ello lo espero en nuestro próximo encuentro para brindarle otras atinadas observaciones de Daniel Filmus sobre la importancia de la escuela por su papel socializador y de formación de valores.
¡Hasta mañana!