Viernes 26de Febrero de 2021CORRIENTES34°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$88,50

Dolar Venta:$94,50

Viernes 26de Febrero de 2021CORRIENTES34°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$88,50

Dolar Venta:$94,50

CORRIENTES :

CORONAVIRUS: 1.002 CASOS ACTIVOS (24.740 ACUMULADOS) MUERTES: 434

/Ellitoral.com.ar/ Opinión

La forestoindustria es un camino a seguir

Por Noel Breard*

Especial 

El debate y el conflicto de Uruguay  con Gualeguaychú-Argentina, postergó a Corrientes con uno de los pilares de la eficiencia económica social, la forestoindustria, la papelera- pastera-cartonera.

El otro pilar de la eficiencia, se está empezando a revertir con la biomasa (Virasoro-Santa Rosa) dos realidades terminadas y en Santo Tomé tenemos un proyecto que seguir profundizando.

El tercer pilar se encuentra en los aserraderos con distintos niveles de tecnología. Tenemos instalado un 25% de la capacidad industrial necesaria y la tendencia se revertirá con instalaciones de aserraderos argentinos y de dos grandes industrias forestales en Virasoro y Santa Rosa.

El Parque Industrial de Ituzaingó con su puerto con energía y estación transformadora directa es una parte más de las inversiones en infraestructura prevista que genera competitividad. Son muchas las cosas que se deben realizar interdisciplinariamente, actuando sector público y privado. Lo primero es seguir trabajando en la mesa forestoindustrial nacional, involucrar a otros sectores dimensionando los beneficios integrales.

Cuando hablamos de pasteras, cartones y papeles en Argentina es necesario saber que existen en Argentina 11 papeleras en funcionamiento (Misiones, Provincia de Buenos Aires, Santa Fe, Tucumán, Jujuy y Río Negro). El camino a transitar es diseñar una política de Estado del “oro verde” (Corrientes, Misiones y Entre Ríos tienen el 90% de los bosques implantados industriales), siendo nuestra provincia la mejor posicionada en esta materia.

Una solución al planteo es una normativa nacional que otorgue previsibilidad, estabilidad fiscal y seguridad jurídica a los sectores privados que van a invertir, el efecto dinámico es saber qué beneficios generan estos incentivos a la cadena de valor integral y a la economía general, como así también qué beneficio trae despertar el oro verde dormido en la macroeconomía del país, es decir, en la generación de divisas, convertir a un sector de la balanza comercial deficitaria en 800 millones de dólares a revertirla en superhabitaria, donde la balanza empiece a generar dólares para las cuentas nacionales. 

Chile tiene 2.000.000 millones de hectáreas forestadas y una cadena de valor eficiente forestoindustrial, ingresan más de 7000 millones de dólares gracias a la tecnología. La pastera que se iba a instalar en Gualeguaychú, finalmente se construyó en Uruguay, en frente en las orillas de río Uruguay que compartimos. 

Es decir, nos quedamos sin beneficios y continúa la fábrica en el mismo río, con controles científicos de ambos países, coordinado por un organismo binacional. Fuimos al tribunal de La Haya para evitar su instalación, perdimos y lo que dijo el tribunal es que hay tecnología para el monitoreo y control, eso es lo que debemos hacer, más aún cuando la alta tecnología disponible ya viene con sistema TLC de tratamiento libre de cloro.

El Gobierno Provincial viene actuando con políticas públicas activas, puertos, infraestructura, capacitación en recursos humanos, reuniones con sectores provinciales, nacionales e internacionales y promoviendo una nueva legislación de  incentivos, convirtiendo una economía regional en un producto y a la actividad forestal en forestoindustria. En esta estrategia, originalmente los tres senadores nacionales por Corrientes son claves y más aún cuando uno de ellos es Presidente de la Comisión de Industria del Senado (Pedro Braillard Poccard), ya que la Constitución Nacional en su artículo 75 inc. 19 tiene inserta la “nueva cláusula para el progreso”, la reforma de 1994 establece expresamente que la Cámara de origen es el Senado de la Nación para proyectos de políticas diferenciales que tiendan y tengan como objetivo “la armonía Nacional” y sigue más aún cuando el desarrollo en la Argentina sea desigual, hay que buscar políticas de convergencia que achiquen esa brecha.

A los escépticos no podemos cambiarles la realidad abrumadora, el camino a transitar es difícil en el marco de los juegos de intereses nacionales, más aún cuando muchos creen en la suma cero, cuando uno gana el otro pierde, este es un proyecto a ganar, nadie te regala el desarrollo, juntos podemos y si lo hacemos a partir del pluralismo es más fácil, no nos cerremos a esta idea. No hacer nada con el excedente de árboles industriales es una invitación a que nos lleven los postes acostados en camión.

 (*) Senador provincial

¿Te gustó la nota?

Ocurrió un error