ellitoral.com.ar

Jueves 20de Febrero de 2020CORRIENTES22°Pronóstico Extendidoclima_parcial_noche

Dolar Compra:$58,50

Dolar Venta:$63,50

Diego Vadell se lamentó por los prolongados momentos malos

imagen_0

Las derrotas en los clásicos duelen, sin embargo para San Martín tuvo un aspecto positivo: la diferencia en el marcador. El Rojinegro perdió frente a Regatas por 6 puntos (84-78) pero había ganado por 10 (78-68) en el duelo disputado en el Fortín.
“Sí la rescatamos (la diferencia) y nos parece muy importante ya que si nosotros queremos quedarnos entre los ocho de arriba, la diferencia con todos los equipos es muy importante. Regatas va a estar entre los ocho de arriba y si llegáramos en paridad con ellos tenemos esta ventaja”, comentó el entrenador de San Martín, Diego Vadell. 
A la hora de analizar el juego disputado el pasado miércoles en el estadio del Parque, reconoció: “Fue un partido donde hubo momentos para cada uno, nuestros momentos malos fueron demasiado largos. Tuvimos que correr de atrás, pero pudimos volver al partido. Nos faltó un poco de claridad en ofensiva para no perder tanto balones y poder tomar tiros más claros”.
Vadell reiteró que “hubo una pausa de anotación nuestra demasiado prolongada, después de los triples de Smith (4 consecutivos en el último cuarto) logramos que se quedaran plantados en el marcador, pero correr siempre de atrás no es tan fácil”. 
Ahora San Martín tendrá una prolongada pausa dado que recién volverá a jugar el 2 de marzo, cuando reciba a Comunicaciones. 
“El parate es bueno porque nosotros venimos de un viaje duro con una gira que nos afectó emocionalmente y necesitábamos un descanso; después, que sea tan largo me parece desmedido, tener a un equipo más de 15 días te hace perder ritmo, la adrenalina de la cercanía de los partidos es lo que te motiva”, sostuvo el entrenador.
En la reanudación, San Martín tendrá una seguidilla importante de cotejos. “Tenemos un marzo y abril muy duros, este receso tan largo no te ayuda a estar bien en marzo, esto no es acumulativo, la seguidilla la tenemos igual. En la pausa veremos cosas, aceitar lo que hacemos bien y corregir lo que hacemos mal, pero no me parece productivo en el medio del torneo quedarnos sin competencia".

¿Te gustó la nota?
Comentarios
Logo

Diego Vadell se lamentó por los prolongados momentos malos

<p>Indicaciones. Uno de los tiempos muertos que solicitó Vadell durante el clásico frente a Regatas.</p>

Indicaciones. Uno de los tiempos muertos que solicitó Vadell durante el clásico frente a Regatas.

Las derrotas en los clásicos duelen, sin embargo para San Martín tuvo un aspecto positivo: la diferencia en el marcador. El Rojinegro perdió frente a Regatas por 6 puntos (84-78) pero había ganado por 10 (78-68) en el duelo disputado en el Fortín.
“Sí la rescatamos (la diferencia) y nos parece muy importante ya que si nosotros queremos quedarnos entre los ocho de arriba, la diferencia con todos los equipos es muy importante. Regatas va a estar entre los ocho de arriba y si llegáramos en paridad con ellos tenemos esta ventaja”, comentó el entrenador de San Martín, Diego Vadell. 
A la hora de analizar el juego disputado el pasado miércoles en el estadio del Parque, reconoció: “Fue un partido donde hubo momentos para cada uno, nuestros momentos malos fueron demasiado largos. Tuvimos que correr de atrás, pero pudimos volver al partido. Nos faltó un poco de claridad en ofensiva para no perder tanto balones y poder tomar tiros más claros”.
Vadell reiteró que “hubo una pausa de anotación nuestra demasiado prolongada, después de los triples de Smith (4 consecutivos en el último cuarto) logramos que se quedaran plantados en el marcador, pero correr siempre de atrás no es tan fácil”. 
Ahora San Martín tendrá una prolongada pausa dado que recién volverá a jugar el 2 de marzo, cuando reciba a Comunicaciones. 
“El parate es bueno porque nosotros venimos de un viaje duro con una gira que nos afectó emocionalmente y necesitábamos un descanso; después, que sea tan largo me parece desmedido, tener a un equipo más de 15 días te hace perder ritmo, la adrenalina de la cercanía de los partidos es lo que te motiva”, sostuvo el entrenador.
En la reanudación, San Martín tendrá una seguidilla importante de cotejos. “Tenemos un marzo y abril muy duros, este receso tan largo no te ayuda a estar bien en marzo, esto no es acumulativo, la seguidilla la tenemos igual. En la pausa veremos cosas, aceitar lo que hacemos bien y corregir lo que hacemos mal, pero no me parece productivo en el medio del torneo quedarnos sin competencia".