ellitoral.com.ar

Jueves 20de Febrero de 2020CORRIENTES23°Pronóstico Extendidoclima_parcial_noche

Dolar Compra:$58,50

Dolar Venta:$63,50

Una medición registró más de 20 grados en la Antártida

Científicos brasileños afirman que la temperatura en Isla Marambio alcanzó los 20,75ºC. Para el Servicio Meteorológico argentino, el dato podría ser erróneo.
 

imagen_0

La Antártida registró este mes temperaturas superiores a los 20 ºC, algo “nunca visto” en el continente blanco, dijo ayer a la AFP el científico brasileño Carlos Schaefer, que realizó sus mediciones en la isla Marambio.
Sin embargo, para los expertos argentinos del Centro Meteorológico Antártico Marambio conviene tomar con pinzas la información recabada por esos investigadores y difundida por el medio británico The Guardian. Según explicó desde Base Marambio Viviana López, jefa de ese servicio, “el dato podría no ser fidedigno. En cambio, el dato oficial medido en abrigo meteorológico correspondiente al 9 de febrero fue de 15,5ºC a las 16 horas”.
Sin llegar a los 20ºC, unos días antes, el 6 de ese mes, la máxima había alcanzado 15,8ºC, un récord suficientemente alto en comparación a otros febreros, lo que para los expertos argentinos podría ser una consecuencia negativa del calentamiento global. Cabe recordar que las temperaturas “esperables” en la Antártida para esta época del año oscilan entre 1ºC y -4ºC.
Según López, “si bien es cierto que hay efectos de la geografía del lugar que podrían generar diferencias, al estilo de las que ocurren en la ciudad de Buenos Aires, donde uno puede registrar 30ºC en Villa Ortúzar y 25ºC en Aeroparque como efecto de la brisa costera, en este caso hay que ver de qué manera tomaron la temperatura estos investigadores”.
La meteoróloga aclaró que “si tienen un termómetro al que le da el sol, por ejemplo, la temperatura se va a ver influenciada por la radiación”. Y si se tratara de una estación meteorológica automática (lo que para ella es altamente probable), “es complejo porque no se sabe cómo está calibrada… hay muchos fenómenos que podrían influir, generando distorsiones en la medición”.
Por lo pronto, la información difundida por The Guardian proviene del equipo Terrantar, un proyecto del Gobierno de Brasil que monitorea el impacto del cambio climático en lugares como la Antártida. Desde esa entidad aclararon que los registros que tomaron “deberán ser confirmados por la Organización Meteorológica Mundial, pero son consistentes con una tendencia más amplia en la península y las islas cercanas, que se han calentado casi 3ºC desde la era preindustrial, una de las tasas más rápidas del planeta”.
Sean 15ºC, 18ºC o 20ºC, los aumentos de la temperatura en la Antártida preocupan, considerando que la región almacena, bajo la forma de nieve y hielo, cerca del 70% del agua dulce del planeta. Un derretimiento masivo haría que el nivel de mar creciera de 50 a 60 metros, lo que daría lugar a efectos tan obvios como inesperados para los humanos.

¿Te gustó la nota?
Comentarios
Logo

Una medición registró más de 20 grados en la Antártida

Científicos brasileños afirman que la temperatura en Isla Marambio alcanzó los 20,75ºC. Para el Servicio Meteorológico argentino, el dato podría ser erróneo.
 

La Antártida registró este mes temperaturas superiores a los 20 ºC, algo “nunca visto” en el continente blanco, dijo ayer a la AFP el científico brasileño Carlos Schaefer, que realizó sus mediciones en la isla Marambio.
Sin embargo, para los expertos argentinos del Centro Meteorológico Antártico Marambio conviene tomar con pinzas la información recabada por esos investigadores y difundida por el medio británico The Guardian. Según explicó desde Base Marambio Viviana López, jefa de ese servicio, “el dato podría no ser fidedigno. En cambio, el dato oficial medido en abrigo meteorológico correspondiente al 9 de febrero fue de 15,5ºC a las 16 horas”.
Sin llegar a los 20ºC, unos días antes, el 6 de ese mes, la máxima había alcanzado 15,8ºC, un récord suficientemente alto en comparación a otros febreros, lo que para los expertos argentinos podría ser una consecuencia negativa del calentamiento global. Cabe recordar que las temperaturas “esperables” en la Antártida para esta época del año oscilan entre 1ºC y -4ºC.
Según López, “si bien es cierto que hay efectos de la geografía del lugar que podrían generar diferencias, al estilo de las que ocurren en la ciudad de Buenos Aires, donde uno puede registrar 30ºC en Villa Ortúzar y 25ºC en Aeroparque como efecto de la brisa costera, en este caso hay que ver de qué manera tomaron la temperatura estos investigadores”.
La meteoróloga aclaró que “si tienen un termómetro al que le da el sol, por ejemplo, la temperatura se va a ver influenciada por la radiación”. Y si se tratara de una estación meteorológica automática (lo que para ella es altamente probable), “es complejo porque no se sabe cómo está calibrada… hay muchos fenómenos que podrían influir, generando distorsiones en la medición”.
Por lo pronto, la información difundida por The Guardian proviene del equipo Terrantar, un proyecto del Gobierno de Brasil que monitorea el impacto del cambio climático en lugares como la Antártida. Desde esa entidad aclararon que los registros que tomaron “deberán ser confirmados por la Organización Meteorológica Mundial, pero son consistentes con una tendencia más amplia en la península y las islas cercanas, que se han calentado casi 3ºC desde la era preindustrial, una de las tasas más rápidas del planeta”.
Sean 15ºC, 18ºC o 20ºC, los aumentos de la temperatura en la Antártida preocupan, considerando que la región almacena, bajo la forma de nieve y hielo, cerca del 70% del agua dulce del planeta. Un derretimiento masivo haría que el nivel de mar creciera de 50 a 60 metros, lo que daría lugar a efectos tan obvios como inesperados para los humanos.