Transportistas escolares tramitan subsidio y buscarán dialogar con los tutores
ellitoral.com.ar

Transportistas escolares tramitan subsidio y buscarán dialogar con los tutores

Propietarios de los colectivitos presentaron ya los requisitos para poder cobrar los $15.000 anunciados por la Provincia. Algunos no cuentan con CBU y esperan definiciones sobre la modalidad de pago. Se contactarán con padres de alumnos para acordar cómo seguir.
 

imagen_0

Luego de la suspensión de las clases y el subsidio anunciado por la Provincia, los transportistas escolares aguardan definiciones al tiempo que completan los trámites para poder cobrar el monto asignado. De esta manera, buscarán al menos un paliativo ante la paralización total del servicio que se podría extender hasta mediados de abril por la emergencia sanitaria por el coronavirus.
Consultado sobre esta situación, el referente del sector, Pedro Abas, comentó a El Litoral que “ya nos contactamos con el Municipio y comenzamos a presentar los requisitos que nos piden”. Son 63 los colectivitos que se encuentran habilitados en la ciudad y los que podrán acceder al subsidio de $15.000. Aunque la gestión no necesita demasiados pasos, aparecieron algunos inconvenientes que esperan que se resuelvan en el corto plazo para poder cobrar. En este sentido, Abas contó que “algunos no tienen CBU, y nos dijeron que no se puede usar el de otra persona, asi que habrá que organizar cómo se efectivizará el pago”, expresó. 
Además, los transportistas escolares aguardan la confirmación de la fecha de pago y detalles respecto de la modalidad. “Creemos que a más tardar el lunes nos van a informar cuándo se van a hacer los depósitos, y si va a ser todo junto o en partes”, dijo Pedro Abas.
Desde el sector aguardan también novedades sobre la reanudación de las clases, luego de que el presidente Alberto Fernández expresara que lo que menos le preocupa es el reinicio de las clases, ya que los días perdidos se podrán recuperar de alguna manera. 
Además de la preocupación por el día a día, los conductores y propietarios de los transportes escolares se mantienen en alerta por el pago de cuotas para renovar el vehículo. Si bien se prorrogarán los vencimientos de acuerdo con lo anunciado, temen que la deuda se acumule y complique la continuidad de los servicios. “Una cuota de un cero kilómetro ronda aproximadamente los $50.000, es un monto muy difícil de cubrir sin actividad”, expresaron al respecto desde el sector. 
En este punto, la situación es muy similar a la que atraviesan los remiseros, para quienes las cuotas de renovación de los autos es la principal carga económica mensual, algo que ya generaba complicaciones antes de la emergencia por la escasa demanda. 

Clientes
Los transportistas aguardan la decisión del Gobierno nacional, que defina si el ciclo lectivo se reanudará luego del 31 de este mes o si se extenderán los plazos del aislamiento social obligatorio. A partir de allí, buscarán dialogar con los tutores. En este sentido, Abas señaló que “en la mayoría de los casos no se firman contratos, se hacen acuerdos de palabra con los tutores”. Asimismo, agregó que “suponemos que los padres ya hicieron sus previsiones de gastos porque el servicio es por nueve meses, por lo cual hablaremos y les pediremos que tomen conciencia de nuestra situación”.
Más allá de la coyuntura llena de incertidumbre, desde el sector del transporte escolar reconocen que “una vez que pase todo, seguramente tendremos que rever varias cuestiones, creemos correctas las medidas de prevención que se están tomando. Pero mientras nosotros estamos sin poder trabajar, hay mucha gente irresponsable que nos pone en riesgo a todos”, expresó Abas. 
(DOS)

¿Te gustó la nota?
Comentarios
Logo

Transportistas escolares tramitan subsidio y buscarán dialogar con los tutores

Propietarios de los colectivitos presentaron ya los requisitos para poder cobrar los $15.000 anunciados por la Provincia. Algunos no cuentan con CBU y esperan definiciones sobre la modalidad de pago. Se contactarán con padres de alumnos para acordar cómo seguir.
 

Luego de la suspensión de las clases y el subsidio anunciado por la Provincia, los transportistas escolares aguardan definiciones al tiempo que completan los trámites para poder cobrar el monto asignado. De esta manera, buscarán al menos un paliativo ante la paralización total del servicio que se podría extender hasta mediados de abril por la emergencia sanitaria por el coronavirus.
Consultado sobre esta situación, el referente del sector, Pedro Abas, comentó a El Litoral que “ya nos contactamos con el Municipio y comenzamos a presentar los requisitos que nos piden”. Son 63 los colectivitos que se encuentran habilitados en la ciudad y los que podrán acceder al subsidio de $15.000. Aunque la gestión no necesita demasiados pasos, aparecieron algunos inconvenientes que esperan que se resuelvan en el corto plazo para poder cobrar. En este sentido, Abas contó que “algunos no tienen CBU, y nos dijeron que no se puede usar el de otra persona, asi que habrá que organizar cómo se efectivizará el pago”, expresó. 
Además, los transportistas escolares aguardan la confirmación de la fecha de pago y detalles respecto de la modalidad. “Creemos que a más tardar el lunes nos van a informar cuándo se van a hacer los depósitos, y si va a ser todo junto o en partes”, dijo Pedro Abas.
Desde el sector aguardan también novedades sobre la reanudación de las clases, luego de que el presidente Alberto Fernández expresara que lo que menos le preocupa es el reinicio de las clases, ya que los días perdidos se podrán recuperar de alguna manera. 
Además de la preocupación por el día a día, los conductores y propietarios de los transportes escolares se mantienen en alerta por el pago de cuotas para renovar el vehículo. Si bien se prorrogarán los vencimientos de acuerdo con lo anunciado, temen que la deuda se acumule y complique la continuidad de los servicios. “Una cuota de un cero kilómetro ronda aproximadamente los $50.000, es un monto muy difícil de cubrir sin actividad”, expresaron al respecto desde el sector. 
En este punto, la situación es muy similar a la que atraviesan los remiseros, para quienes las cuotas de renovación de los autos es la principal carga económica mensual, algo que ya generaba complicaciones antes de la emergencia por la escasa demanda. 

Clientes
Los transportistas aguardan la decisión del Gobierno nacional, que defina si el ciclo lectivo se reanudará luego del 31 de este mes o si se extenderán los plazos del aislamiento social obligatorio. A partir de allí, buscarán dialogar con los tutores. En este sentido, Abas señaló que “en la mayoría de los casos no se firman contratos, se hacen acuerdos de palabra con los tutores”. Asimismo, agregó que “suponemos que los padres ya hicieron sus previsiones de gastos porque el servicio es por nueve meses, por lo cual hablaremos y les pediremos que tomen conciencia de nuestra situación”.
Más allá de la coyuntura llena de incertidumbre, desde el sector del transporte escolar reconocen que “una vez que pase todo, seguramente tendremos que rever varias cuestiones, creemos correctas las medidas de prevención que se están tomando. Pero mientras nosotros estamos sin poder trabajar, hay mucha gente irresponsable que nos pone en riesgo a todos”, expresó Abas. 
(DOS)