Jueves 06de Agosto de 2020CORRIENTES29°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$71,75

Dolar Venta:$76,75

Jueves 06de Agosto de 2020CORRIENTES29°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$71,75

Dolar Venta:$76,75

/Ellitoral.com.ar/ Opinión

Otoño

Por José Ceschi

¡Buen día! “El dulce otoño” fue el título que María Granata puso a unas reflexiones que tienen el encanto y la quietud de los oasis. ¿Nos asomamos a ellas?

“Se diría que la naturaleza se ha vuelto pensativa y que es esto lo que da lugar al otoño. Una actitud rememoradora, mucho de nostalgia y algo de reflexión. Un no avanzar mientras se hace el recuento de consumados actos, pasiones, aconteceres. Un quedarse inmutada ante la propia existencia. Porque a veces se puede mirar como desde fuera de uno mismo, y desde allí socorrerse.

Fue intenso el ímpetu de la primavera, siempre urgida como si los brotes no pudieran esperar un segundo más. Fueron ardientes las manos del verano en la hechura de los frutos, en ese ajetreo de azúcares y colores vivos. Entre las dos estaciones, las más apresuradas, se ha juntado toda la savia, todo el sol, un verdadero torbellino. Y sin contar el vaivén de los pájaros, los múltiples zumbidos que ocupan los intersticios que dejan los cantos. Como si todo hubiese comenzado a girar en un sentido y en otro hasta esbozar los contornos del aturdimiento, y desbordar aún más.

Y ahora se diría que se oye una respiración reparadora, que la naturaleza entrecierra sus ojos y se queda quieta, no tanto como lo hará en la próxima estación, pero quieta hasta el punto de parecer pensativa. Casi en el límite de la humanización.

El espíritu del otoño asciende desde el suelo, una especie de niebla que queda sin evaporar y permanece colgando de algunas ramas hasta amarillentarse. Se empieza a exhalar una dulzura guardada dentro de los vegetales, y ronda una presencia de desamparo. Estamos por buscar la lágrima que no cae, que ni siquiera se muestra pero que en algún sitio consiguió formarse...”.

El itinerario profundo hacia el otoño sigue acompañando la reflexión de María Granata. No nos queda lugar para caminar con ella. A cambio, busquemos un ámbito silencioso para seguir escuchando a una estación que nos llena de dulzura.

¡Hasta mañana!

¿Te gustó la nota?

Ocurrió un error