Jueves 29de Octubre de 2020CORRIENTES24°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$77,50

Dolar Venta:$83,50

Jueves 29de Octubre de 2020CORRIENTES24°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$77,50

Dolar Venta:$83,50

/Ellitoral.com.ar/ Sociedad

Solicitan ayuda para que una niña electrodependiente pueda regresar a su hogar

La familia vive en un asentamiento y solicitó la conexión eléctrica en su vivienda. Tampoco tiene recursos económicos para refaccionar la habitación de la nena con el propósito de adaptarla para la instalación del concentrador de oxígeno. 

Desde hace tres meses que Yanina no se despega ni un segundo de Yasmín, su hija de seis años que se encuentra internada en el Hospital Pediátrico “Juan Pablo II”, tras sufrir una complicación respiratoria por la cual ahora es electrodependiente. Allí, mientras esperan la autorización de la provisión de un concentrador de oxígeno, que la niña debe usar las 24 horas, la situación apremia porque su hogar no cuenta con las condiciones necesarias para la instalación del equipamiento.

“Estamos hace tres meses en el Hospital Juan Pablo II porque a mi nena, que tiene síndrome de Marfan, le colapsó uno de sus pulmones, así que la tuvieron que intervenir quirúrgicamente por un hemotórax. Gracias a Dios salió todo bien, pero por esta situación ella necesita de oxígeno de por vida. Además, es de alto riesgo porque solo un pulmón le funciona”, relató Yanina a El Litoral, la mamá de Yasmín.

Actualmente la pequeña está de buen ánimo, de hecho, recibió el alta médica hace dos meses. “Todavía no nos mandan a casa porque ella necesita un concentrador de oxígeno más un saturómetro; la empresa encargada aún no nos envía el aparato. Solo nos informó que van a verificar las condiciones de nuestra vivienda y, si está en buen estado, nos entregarán los equipos. Tenemos temor porque vivimos en un asentamiento, nos piden boleta de luz y no cumplimos con los recursos que se necesitan para construir un hogar digno para mi nena”, explicó la joven mamá.

Sucede que la familia carece de los recursos económicos para refaccionar su vivienda, o para adaptar la habitación a los requerimientos técnicos que demanda la instalación del concentrador de oxígeno.

“Tenemos una casa de chapa, el dinero realmente no me alcanza para hacer refacciones. No cobro la Asignación Universal por Hijo porque hace poco comencé con los trámites para la pensión, y cuando quise entregar el certificado de escolaridad me sucedió todo esto, así que al final me dieron de baja la cuenta”, detalló Yanina.

Enteradas de esta situación, en las redes sociales se organizaron campañas para solidarizarse con Yanina; por ejemplo, desde el Facebook “Solidaridad 100%” convocan a colaborar con la familia para que madre e hija puedan regresar a su casa. Los interesados en ayudar pueden comunicarse al teléfono 3794-517375.

Electrodependiente

La niña tiene síndrome de Marfan, una enfermedad poco frecuente que causa el crecimiento excesivo de los huesos largos, y que puede afectar otras áreas del cuerpo. En su caso, tiene afectado el tejido pulmonar, por eso colapsó uno de sus pulmones.

A causa de esto, Yasmín necesita respirar a través de un concentrador de oxígeno las 24 horas del día, es decir que el suministro de energía eléctrica nunca debe cortarse, por esta razón es que la niña es electrodependiente. Atento a ello, debido a que su familia reside en un asentamiento, comenzaron los trámites con la Dpec.

“La empresa de oxígeno nos pide una boleta de la luz para poder traernos el concentrador y, aparte, tengo que hacer los trámites para que la Dpec pueda bajarnos la luz. Nos dijeron que una vez que realicen la conexión, tendremos que esperar un mes más hasta que nos llegue la boleta. Tendremos que seguir esperando, no sabemos cuánto tiempo más estaremos en el hospital”, comentó Yanina.

Otra de las preocupaciones, sin dudas, está relacionada al contexto epidemiológico por covid-19. De hecho, desde el mismo Hospital Pediátrico solicitaron a la Dpec que atienda inmediatamente el caso, para evitar las complicaciones asociadas a la internación.

“Mi hija es paciente de riesgo, eso nos preocupa. Pero acá en el hospital está muy bien controlada, se nota que el personal sabe actuar muy rápido con el protocolo. Eso pudimos ver con los últimos casos, así que por ese lado estamos tranquilas”, sintetizó Yanina.

En resumen, es indispensable que la Dpec coordine la instalación eléctrica en la vivienda, pero la familia también necesita la colaboración de la sociedad para refaccionarla. Solo estas son las condiciones para que la pequeña y su mamá puedan volver a su hogar. 

(MS)

¿Te gustó la nota?

Ocurrió un error