Martes 02de Marzo de 2021CORRIENTES23°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$88,75

Dolar Venta:$94,75

Martes 02de Marzo de 2021CORRIENTES23°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$88,75

Dolar Venta:$94,75

/Ellitoral.com.ar/ Sociedad

Perna, un correntino por adopción, preside la Federación Argentina de Cardiología

Médico recibido en la Universidad Nacional del Nordeste, jefe de la División del Instituto de Cardiología local, fue electo por sus pares de todo el país para dirigir la entidad que agrupa toda la actividad. Tiene 33 años de experiencia y llegó a la provincia desde muy pequeño. 

Iriel Reyes Beyer

De la Redacción 

El doctor Eduardo Perna, jefe de la División Insuficiencia Cardíaca del Instituto de Cardiología de Corrientes y graduado en la Facultad de Medicina de la Unne, fue electo presidente de la Federación Argentina de Cardiología (FAC). Dialogó con El Litoral y compartió los avatares de 33 años de extensa trayectoria como profesional médico, docente e investigador.

El médico fue elegido para presidir la FAC por dos años. Representantes de 37 asociaciones y sociedades de cardiología de todo el país y de 11 delegaciones regionales ungieron al representante de la Sociedad de Cardiología local y de la Regional Nordeste.

La FAC nuclea a la sociedades de la especialidad de todo el país, sus principales objetivos son los de fomentar la actividad académica, la investigación, la actualización permanente para mejorar la atención a la comunidad.

Perna explicó a El Litoral: “La Federación es una sociedad de sociedades y funciona de una forma federal. Cada vez que se elige un nuevo presente, se hace de manera rotativa por regiones. Hay que reunir una serie de requisitos de carrera científica y gestión, participación en la sociedad”. 

Lo que posibilitó su llegada al puesto de mayor rango fueron los vastos antecedentes en la gestión de la Federación, de la que forma parte activa desde 1990, que supo combinar con su carrera de docente y su vocación por la investigación científica en Corrientes, en Argentina y el exterior.

“Tengamos en cuenta que nuestra sociedad está conformada por cardiólogos de toda la provincia. Tenemos presencia de médicos especialistas de todas las localidades. Hay mucha actividad y mucha diversidad. Muchos de los que trabajan en el interior se han formado en el Instituto”, se jacta.

Con orgullo, Perna asegura que “tenemos mucho reconocimiento por la labor realizada en Corrientes y mucho apoyo para seguir impulsando el conocimiento científico”.

Sobre su carrera, especificó: “Me recibí de médico en el año 87, en la Unne e hice la especialidad en el servicio de Cardiología, unidad coronaria del Hospital Escuela. Ya tengo 33 años de trayectoria en la cardiología”.

Rememoró su recorrido y reconoció que “me aboqué a la carrera docente desde que estudiaba en la facultad, donde fui auxiliar. Hice mucha docencia en la especialidad de cardiología y acá en Corrientes fui director de la diplomatura superior en cardiología”.

Perna admite que lo más importante es la medicina con pasión. “De nada sirve estudiar mucho si no se puede transmitir todo lo que se sabe al paciente. Nunca hay que dejar de estudiar e investigar para llevar salud a los pacientes. Su agradecimiento es lo más satisfactorio y el verdadero éxito”.

“Lo he reflexionado en este último tiempo. Hay pacientes que ya no veo y que a raíz del nombramiento me han mandado saludos. Cada paciente tiene su realidad y hay mucha dedicación tras cada seguimiento”.

Trayectoria

Eduardo Perna se define como “correntino por adopción”. Nació en Santa Fe, pero no pasó mucho tiempo hasta que su familia realizó su traslado definitivo a esta provincia, donde ya tiene más de 30 años de trayectoria como médico y se consagró como el primer médico de la Unne en presidir la Federación Argentina de Cardiología.

Una vida dedicada al cuidado de la salud de otros solo puede explicarse como él mismo lo define: una pasión, que complementa con la investigación científica, la docencia y la gestión institucional.

Perna egresó como médico cirujano por la Universidad Nacional del Nordeste en 1987. Tempranamente en la carrera eligió dedicarse a la cardiología, especialidad que  cursó en el Hospital Escuela “José F. de San Martín”. Su desempeño lo posicionó, desde joven, en un lugar destacado: fue jefe de residentes en el mismo lugar en el que se formó y, por otros cinco años, en el Instituto de Cardiología “J. F. Cabral”.

Abocado a su formación, profundizó sus estudios en cardiología tanto en Argentina como en el exterior. El mismo alcance logró con su participación en la comunidad científica: ha disertado en una gran variedad de eventos científicos a nivel nacional e internacional y publicado numerosos artículos y capítulos de libros, especialmente en el campo de cardiopatía isquémica, insuficiencia cardíaca e hipertensión pulmonar.

Perna es miembro de la comunidad cardiológica desde 1990 y su vocación para la gestión lo llevó a acumular experiencias de activa participación institucional en la Federación como vocal, delegado internacional, coordinador y presidente de congresos, y hasta miembro fundador del Comité Científico de Insuficiencia Cardíaca. Su trayectoria lo llevó a desempeñarse como jefe de la División Insuficiencia Cardíaca del Instituto de Cardiología.

Estas actividades las compaginó con una incansable presencia en la Sociedad de Cardiología de Corrientes, donde se desempeñó como tesorero, miembro del órgano de fiscalización, hasta llegar finalmente a la presidencia durante los años 2018 y 2019.

De esta manera, Perna alcanza el más alto reconocimiento de la Federación. A razón de su reciente nombramiento como presidente de la Federación Argentina dialogó en exclusiva con El Litoral. Perna reconoció que “cuesta mucho para alguien del interior. Como se dice, Dios atiende en Buenos Aires”.

“Desde los 6 años quería ser médico neurólogo”, relató, “pero una vez que me adentré en la carrera, pude apreciar que la cardiología ofrecía mayores posibilidades de  intervenir y cambiar la historia a los pacientes, hacerlos vivir mejor y más tiempo”.

Reconoció que esta especialidad “es una medicina que tiene mucho valor, la intervención transforma el pronóstico clínico de quien atiende, es estímulo extra”.

¿Te gustó la nota?

Ocurrió un error