Domingo 05de Diciembre de 2021CORRIENTES21°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$100,2

Dolar Venta:$106,2

Domingo 05de Diciembre de 2021CORRIENTES21°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$100,2

Dolar Venta:$106,2

/Ellitoral.com.ar/ Sociedad

Científicos realizaron un estudio para determinar la situación de los peces del Paraná

Las conclusiones indican fuertes declinaciones en la población ictícola en ciertos tramos del río, debido a los cambios ambientales y a la presión de la pesca.

Un grupo de científicos pertenecientes a distintas entidades nacionales realizó un estudio sobre los desembarcos pesqueros de los últimos 85 años y de los monitoreos que se llevaron a cabo en el río Paraná, para determinar la situación de la fauna íctica. Advirtieron sobre la declinación de ciertas especies como consecuencia de la pesca y los cambios ambientales.

Los investigadores hicieron hincapié en que el manejo pesquero debe tener una perspectiva ecosistémica para poder regular todos los procesos que mantienen saludable al ecosistema, lo que, "implica el control de la contaminación ambiental, la conservación de los hábitats de cría, el mantenimiento del régimen hidrológico natural y un monitoreo continuo y eficiente de la presión de pesca a lo largo de toda la Cuenca del Plata.

El estudio fue elaborado por un equipo de biólogos coordinado desde el Instituto Nacional de Limnología (Inali), dependiente delConsejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas(Conicet) y de la Universidad Nacional del Litoral (UNL).

Los profesionales determinaron que 15 de las 21 especies que se encuentran bajo explotación comercial en el tramo comprendido entre las ciudades de Rosario y Reconquista del Paraná, mostraron tendencias poblacionales estables o positivas, mientras que las seis restantes fueron declinando.

Según el trabajo publicado en una edición especial de la revista brasileña Neotropical Ichthyology, además, en los últimos 27 años, en el alto Paraná, entre Corrientes y la represa de Yacyretá, se monitorearon 20 especies ictícolas, de las cuales solo 9 mostraron tendencias poblacionales estables o positivas, mientras que en las otras 11 se comprobó una fuerte declinación de las mismas.

De acuerdo con los especialistas, las principales causas de estas tendencias serían los cambios ambientales  a nivel de la cuenca del río Paraná y lapresión de pesca, entre otras.

“La primera etapa de este proyecto consistió en reunir las estadísticas pesqueras nacionales entre los años 1934 y 1986 provenientes de 113 puertos distribuidos en los ríos Uruguay, de la Plata, Paraná, Paraguay y Bermejo, a lo que luego se sumaron los datos de exportaciones de pescado de río entre 1994 y 2019”, explicó Pablo Scarabotti, investigador del Conicet y primer autor del estudio.

De tal manera, los investigadores obtuvieron un panorama general de la explotación pesquera en la Cuenca del Plata durante los últimos 85 años. La extensa red de monitoreo en puertos de desembarco, que funcionó entre 1934 a 1986, fue un sistema pionero a nivel sudamericano para colectar información esencial para la administración pesquera en Argentina.

En una segunda etapa, los especialistas analizaron la información de diversos programas de monitoreo, con los que obtuvieron un "panorama más claro de los cambios temporales en la abundancia relativa de cada especie en el río", según indicó Julia Mantinian, de la Dirección de Planificación Pesquera de la Nación.

Algunas conclusiones

Tanto el sábalo como el dorado presentan poblaciones estables en la parte alta de la cuenca, pero muestran leves declinaciones en la parte media y baja, lo que “podría deberse a una mayor presión de pesca en la parte baja de la cuenca y a fluctuaciones poblacionales de largo plazo producto de la menor producción de juveniles durante los últimos años”, según señaló Danilo Demonte, integrante de la Dirección de Recursos Pesqueros de Santa Fe.

Las especies de surubíes (pintado y atigrado) presentan poblaciones estables en todo el tramo medio del río Paraná.  El surubí pintado presenta una tasa de crecimiento rápida y una capacidad de madurar a temprana edad.

Otras especies que habitualmente se consideran amenazadas, como el pacú y manguruyú, mostraron tendencias positivas en el sector monitoreado de las pesquerías de la provincia de Chaco, indicando que sus poblaciones están en aumento.

La boga y los armados también registraron un interesante aumento en el Paraná Medio, por el contrario,  tanto el bagre amarillo, como el moncholo, el bagre sapo y la tararira se encuentran en declinación en toda la cuenca durante los últimos 15 años, lo que podría atribuirse a la fuerte presión de pesca comercialy recreativa (sin devolución) que sufren estos peces.

Entre la ciudad de Corrientes y la represa de Yacyretá, la mayoría de las “especies de cuero” o “bagres” (manduvés, bagre amarillo, moncholo, surubí y manguruyú, entre otras) están declinando.

“Este fenómeno estaría asociado al aumento en la transparencia del agua que sufrió el río Paraná aguas arriba de la ciudad de Corrientes, producto de la instalación de represas en la parte alta de la Cuenca del Plata”, explicó Sebastián Sánchez, investigador del CONICET en el Instituto de Ictiología del Nordeste.

“Estas especies están adaptadas a capturar sus presas y a eludir la depredación en aguas turbias y se ven desfavorecidas cuando el agua se vuelve muy transparente”, concluyó el especialista.

 

Con información de https://weekend.perfil.com

¿Te gustó la nota?

Ocurrió un error

Comentarios