Lunes 12de Abril de 2021CORRIENTES20°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$92,00

Dolar Venta:$98,00

Lunes 12de Abril de 2021CORRIENTES20°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$92,00

Dolar Venta:$98,00

/Ellitoral.com.ar/ Actualidad

Sotelo: “Tengo mi cuota de poder y la hago valer pero de ahí a perseguir políticos, no”

Es el jefe de los fiscales. Habla de justicia, pero también opina de política. César Sotelo es un hombre que ejerce el poder sin padecerlo. Estuvo en Final Abierto y habló de justicia, política, del escándalo de las vacunas, pero también respondió las acusaciones de persecución que le endilgan algunos dirigentes.    
César Sotelo en final abierto. El fiscal general fue entrevistado anoche por Carlos Simón y Eduardo Ledesma en el ciclo audiovisual que se emite todos los miércoles a las 21.30 en las plataformas de El Litoral.

El jefe de los fiscales o fiscal general del Poder Judicial de Corrientes, doctor César Pedro Sotelo, participó anoche del programa Final Abierto y abordó varios de los temas centrales de la coyuntura nacional y provincial. Le respondió a Fabián Ríos, que la semana pasada habló en el mismo espacio de una especie de extorsión de la Justicia contra dirigentes opositores. También habló de la Justicia en general, de sus pares federales y hasta del escándalo de la vacunación vip.

Siempre filoso, Sotelo es un duro de la escena provincial. Ejerce el poder desde la Justicia, pero también le gusta y opina mucho sobre política. 

Una síntesis de ambos campos se dio con la nueva designación del doctor Gustavo Fresneda como subrogante del Juzgado Federal Nº 1, que es el encargado de atender cuestiones electorales. Fresneda es juez natural de Paso de los Libres, pero accedió por segunda vez a subrogar el juzgado que dejó Carlos Soto Dávila, justo en épocas electorales. 

De Fresneda se dicen cosas, pero Sotelo prefirió decir que tiene suerte con los bolilleros. No obStante fue categórico: “La justicia federal deja mucho que desear”.

Aquí un extracto de la entrevista que desde anoche se encuentra en todos los repositorios digitales del diario El Litoral.

—¿Qué opinión tiene de lo que pasa con las vacunas?

—Asombro e indignación como todos los ciudadanos, más que como funcionario.

—¿En serio asombro?

—Sí, porque uno puede estar acostumbrado a que la corrupción se haga presente en cualquier gobierno de cualquier lugar y partido. Pero el hecho de especular con la salud pública no lo vi nunca en mi vida. Es la primera vez y estoy con un dolor en el alma impresionante. Porque yo no me vacuné, por ejemplo. Tengo 64 años y enfermedades, y la verdad es que estoy esperando. Pero acá veo, haciendo una metáfora, que “vendieron los botes del Titanic”. Es un sálvese quien pueda y ¿cómo vamos a estar con un sálvese quien pueda? No podemos estar así, aunque creo que es producto de la desazón educativa que está hace muchísimo tiempo en el suelo argentino. Se puede ver también en la falta de respeto absoluta, del vale todo, donde no respetamos a los profesores y siempre es consecuencia del que se quiere llevar de arriba. Pero nunca lo vi con respecto a la salud y la especulación política me genera pánico.

—¿Qué rol espera de la Justicia con respecto a la vacunación?

—Ahora presentaron denuncias, según escuché. Van a empezar a manejarse así. No nos olvidemos que, así como existe la grieta, también existen los contactos entre los políticos y que no nos sorprenda que haya algún vacunado de otro grupo.

—¿Cree que puede ser una novela por capítulos?

—Sí, esto es una caja de Pandora que no vamos a terminar nunca de descubrir, al menos no por el momento. (...) Pero hay que ser cuidadosos, porque el pueblo argentino puede estar viendo la participación de la casta política en los privilegios que ellos mismos han tomado, y que aquel verso de que el gobierno es del pueblo y para el pueblo, ya fue.

—¿Cree que hubo un error?

—Hay que seguir apostando a la democracia siempre. Uno tiene que seguir eligiendo y para hacerlo uno tiene que tener libertad y capacidad de discernimiento. Porque el que no se educa, no va a poder discernir.

—Ahora ¿no cree que todo pasa porque hay una sensación de impunidad absoluta?

—Evidentemente sí. Porque hay pocos casos que terminan donde deberían terminar. Causas que se encaminan. Yo creo que sin el periodismo la gente no se entera de muchas cosas, porque creo que el periodista hace muchas veces hasta de fiscal. Propone pruebas... Pero creo que hay que ir a fondo con las cosas que están a mano y donde las pruebas están a la vista, porque las cosas son o no son, es decir, están o no están. Otra cosa es que yo te invente una causa diciéndote una cosa y vendiéndote otra.

—¿Pasa también?

—Pero a la larga se resuelve. Hubo casos en Corrientes que se están resolviendo ahora con el nuevo código. Que se está implementando con bastante éxito como resultado. Nos estamos amañando con poco dinero y creo que el Estado debe contribuir.

—¿Es un reclamo el que hace?

—Sí, claro que sí. Pero más que al Gobernador es al Gobierno.

—¿Más presupuesto para el Poder Judicial?

—Sí, por supuesto. Este es un gobierno transparente en cuanto a sus cuentas. Pero voy aclarar algo de lo que me siento orgulloso: en el 2013 la Presidenta hablo de la democratización de la Justicia y yo sacaba pecho diciendo que venga a Corrientes a ver que acá tenemos una verdadera democratización. Eso implica que los cargos y puestos se elegían por concurso y por sorteos a través de una máquina incluso. Nada que ver con la Justicia  Federal, que se elegía a dedo.

—¿Eso pasó con el bolillero del juez Fresneda?

—No sé, hubo gente que ha participado del sorteo, me dijeron. Pero cayó en Fresneda, bueno, qué suerte. Creo que Gustavo puede compararse con Oyarbide. Ahora, vean lo que es Oyarbide hoy. Hay que ver si Fresneda sigue los pasos de Oyarbide (risas). 

Para mí la Justicia Federal deja mucho que desear. Nosotros tenemos una organización  espectacular en ese aspecto.

—¿Esto le trae problemas con sus pares de la Justicia Federal?

—No sé, tendrán problemas ellos si no les gusta lo que digo, pero es la verdad. Entra el “hijo de”, “amigo de”. No hay concurso, debería haber una lista u orden de mérito. En cambio, se ha democratizado la judicial provincial hace mucho. Siempre digo que uno de los que marcó un antes y un después fue el doctor Eduardo Farizano.

—Aun así, ¿qué le pasa cuando dicen desde la oposición que la Justicia es utilizada políticamente?

—Es un verso y mentira. Tengo una excelente relación con los principales líderes de la oposición. Inclusive dialogamos mucho, nos visitamos, porque me gusta hablar de política.

Tengo una anécdota personal fuerte con un senador de la oposición que no me conocía y a todos los y las postulantes del Ministerio Público, él las insultaba y las llamaba “las Sotelo girls”. Hasta que un día me encuentro con él y se sorprende cuando le digo que me diga en la cara todo lo que decía en la sesión. Casi se muere y me dijo que era orden de su jefe político de atacarme a mí como fiscal general. En el 2013 fue el año que más se jugó el justicialismo en llegar el poder y atacaron a dirigentes y al poder judicial. Me tomaron como un adalid del partido gobernante y después se dieron cuenta y hasta me pidieron favores y es una vergüenza. Muchas veces se confunden las cosas. Tengo mi cuota de poder y la hago valer, pero de ahí a perseguir a políticos, no ... Que Camau Espínola o Fabián Ríos me digan si los perseguí alguna vez.

—¿Ríos dijo la Justicia disciplina al PJ o los someten para que formen parte de ECO?

—Entonces debo tener una escuela del verso. Pero está equivocado Ríos. Debe establecer parámetros nuevos para su crecimiento porque es un hombre muy inteligente. Lo felicité incluso cuando fue intendente, por su intendencia. ¿Cómo vamos a estar extorsionando a dirigentes para que pasen de bando? No.

—¿Se puede saber la identidad del senador?

—Sí, el senador es Rubén Bassi. 

—¿Hubo otros?

—Así como Bassi, otra de las dirigentes que me insultaba era Any Pereira. Me decía de todo y ahora se dio cuenta de que no era como ella me pintaba, después de conocerme. Son muy mediocres los dirigentes en insultar a la gente sin conocerlas.

—¿Por qué cree que usted es el blanco de la crítica hacia el Poder Judicial?

—No sé. Puede ser, lo hicieron siempre. Fui tapa de un diario de Corrientes por 8 años. Quizás porque a mí me gusta manejar el Ministerio Público de una forma fuerte, delegando poder y formar buenos funcionarios. Siendo activo por sobre todo. Me tocó protagonizar hechos históricos en muchas oportunidades, y bueno, después me han culpado a mí de todo, y a veces se desquitan. Pero la historia hay que contarla tal cual es.

—¿Cuál es el límite de ejercer poder y exceder al abuso de poder?

—Son cosas distintas. Es la ley el límite y no se puede zafar, hay que cumplirla.

—¿Si hay denuncias en Corrientes sobre las vacunas, actuarán?

—Actuaremos de inmediato.

—¿Con la misma dureza que en el ámbito nacional?

—Pero por supuesto. No le doy explicaciones a nadie, actuamos de manera concreta.

¿Te gustó la nota?

Ocurrió un error