Viernes 03de Febrero de 2023CORRIENTES22°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$186,5

Dolar Venta:$194,5

Viernes 03de Febrero de 2023CORRIENTES22°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$186,5

Dolar Venta:$194,5

/Ellitoral.com.ar/ Policiales

Un correntino sufrió un infarto al cruzar de Encarnación a Posadas y no recibió asistencia

Momentos de angustia vivió la familia de la víctima, que denunció falta de atención sanitaria para el cruce desde el vecino país.  

Una familia de la localidad correntina de Virasoro denunció falta de atención sanitaria para el cruce desde Encarnación (Paraguay) hacia Posadas (Misiones).

Es que el pasado 14 de noviembre, el jefe de la familia, Juan Carlos Sosa de 66 años, sufrió un infarto mientras intentaban cruzar el puente y si bien pidieron asistencia a las autoridades paraguayas, no lograron que les permitan adelantarse en la fila.

Luego de insistir pudieron avanzar, pero en la cabecera finalmente les indicaron que tenían que esperar 20 minutos una ambulancia, señalaron los familiares.

Finalmente Juan Carlos Sosa logró ser internado en un sanatorio en Posadas pero desafortunadamente falleció. 

Adelaida Alegre, pareja de Sosa, dialogó con el programa Acá te lo Contamos por Radioactiva 100.7 y contó: “Nosotros fuimos el 14 de noviembre a Paraguay llegamos temprano y después ya mi marido se puso en la cola que está más abajo de la rotonda"

En el lugar, Sosa ya se sentía mal, dijo la mujer.

"Él avanzó, pero en ese momento yo salí a correr a pedir ayuda y no me la dieron aunque hablé a la Policía para que me dejaran pasar porque mi marido estaba infartado, le dolía el pecho pero me decían que tenía que hacer la fila”, denunció.

“Me dijeron que lo lleve al hospital ahí en Paraguay pero yo no conozco nada, luego me dijeron que busque a los soldados argentinos pero no los podía encontrar", sotuvo Alegre.

Asímismo, relató que estuvieron "una hora y media en la cola hasta que pude hablar con los gendarmes argentinos después de correr medio puente para poder pasar y nadie me dio una mano”.

A continuación recordó que su esposo manejó su camioneta infartado hasta el sanatorio “porque nosotros llegamos a Gendarmería y nos dijeron que había que esperar 20 minutos más la ambulancia, entonces nos fuimos hasta el sanatorio Nosiglia donde esperamos otros 40 minutos para que lo atiendan en una sala de guardia”.

"Esto no puede ser, mi marido tenía 66 años, hace un año que estaba cobrando su jubilación con proyectos para salir a pasear con lo que nos sobraba. Los hermanos paraguayos le cortaron la vida a mi marido”, setenció.

Sobre los pasos a seguir Adelaida indicó que el sanatorio posadeño iniciará una investigación.

“En el acta de defunción pusieron que mi marido entró ya fallecido pero no fue así y ante las autoridades paraguayas aún no presenté una queja pero algo se tiene que hacer. Espero que a otra persona no le pase lo mismo, es muy grave lo que nos pasó”, finalizó.

*Con información de El Territorio

¿Te gustó la nota?

Ocurrió un error

Comentarios