Jueves 07de Julio de 2022CORRIENTES20°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$126,0

Dolar Venta:$132,0

Jueves 07de Julio de 2022CORRIENTES20°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$126,0

Dolar Venta:$132,0

/Ellitoral.com.ar/ Sociedad

Salieron a avistar aves en Corrientes y encontraron 178 especies diferentes

Una cañada correntina fue el escenario para que un grupo de niñas y niños practiquen ciencia ciudadana. La actividad se realizó en una docena de localidades. 

Los observadores de aves de Corrientes se unieron este sábado alGlobal Big Day, un evento internacional que tiene el objetivo de registrar especies aladas de todo el mundo. En esta provincia seregistraron 38 listas y 168 especies locales. 

El Club de Observadores de Aves (COA) ubicado en la localidad de Mburucuyá lleva el nombre “Pilinchos”, y este sábado registraron 61 especies en torno a la cañada Fragosa. Corrientes cuenta con otros dos clubes de este tipo, todos en torno a los Esteros del Iberá. 

Además, en diferentes localidades se sumaron observadores independientes, como Dionel Aguiar, Ramón Román y Edgar Omar García, quienes contabilizaron la mayor cantidad de aves: 114, 90 y 86 respectivamente. El primero hizo capturas en San Cosme, mientras que los otros dos se ubicaron en la estancia San Juan Poriahú, en San Miguel, al norte de los Esteros del Iberá. 

La información recolectada en todo el mundo es almacenada en la base de datos biológica Ebirdy, en Argentina, se suma el Sistema de Información de Biodiversidad (SIB). Durante este Big Day hubo 46,7 mil participantes y 7.396 especies de aves observadas en distintas partes del planeta. 

“Aprovechamos un nuevo Big Day para reencontrarnos con los chicos del COA Pilinchos; algunos nuevos”, dijo el fotógrafo Javier Luque, y añadió que los niños y las niñas que participaron quedaron “muy contentos con las 61 especies vistas”.  “La próxima serán más, seguramente ya van a estar más entrenados nuestros chicos”, dijo el fotógrafo especializado en flora y fauna de los humedales correntinos. 

Esta vez, la organización global aprovechó el Día Mundial de las Aves Migratorias y hubo personas que se tomaron un tiempo breve el sábado pasado para observar incluso aves en el patio de sus casas.

Además deSan Cosme, San Miguel y Mburucuyá, el sábado hubo reportes individuales y grupales desdeItuzaingó, el Centro de Conservación Aguará en Paso de la Patria, Carlos Pellegrini, Mercedes, Chavarría, playa El Ingá de Goya, Santo Tomé, Esquina, San Roque, La Cruz y desde el campus Deodoro Roca, de la Universidad Nacional del Nordeste (Unne).

Estos datos contribuyen al conocimiento sobre distribución y abundancia de las especies, y tienen como finalidad servir a su cuidado y conservación. 

Los clubes de observadores: 15 años dedicados a la recolección de datos

El COA Pilinchos se fundó en el 2007, recuerda Luque y destaca que se dedican específicamente al trabajo con chicos pequeños, para fomentar la educación ambiental. “También se trabaja con gente de todas las edades con respecto al gran día. Siempre se hace dos veces al año: uno en mayo y el otro en noviembre”, detalló el fotógrafo.

“Si bien para subir listas a eBird lo pueden hacer en cualquier momento, este es un evento mundial y masivo para fomentar la observación de aves y la recolección de datos”, dijo en diálogo con El Litoral. 

Los COA son grupos de socios y socias de la organización Aves Argentinas que trabajan por la conservación de las aves y sus ambientes, realizando en sus localidades todo tipo de actividades orientadas a la observación de aves y la educación ambiental. Organizan también encuentros locales, regionales y nacionales junto a otros clubes.

“No solo invitamos a los chicos sino también a los padres y luego son los chicos quienes enseñan a los más grandes”, señaló Luque desde Mburucuyá. 

Además de Pilinchos, hay otros dos COA inscriptos en la provincia de Corrientes, el COA Chogüí en Loreto y el COA Iberá en Carlos Pellegrini. 

Reconstrucción

Luque se siente sorprendido por la “capacidad de reconstrucción” de la naturaleza, sobre todo en los pastizales que abundan en los Esteros del Iberá. 

El fotógrafo también piensa en cuánto tiempo llevará reconstruir bosques, pero confía en lo “impresionante” de la recuperación de estos humedales después de los numerosos incendios que se desataron en el verano pasado. 

“Los montes sí van a tardar años en recuperarse, pero los pastizales ya se recuperan y muy rápido, gracias a la lluvia”, señaló luego de su recorrida por el Parque Nacional Mburucuyá.

(IB)

¿Te gustó la nota?

Ocurrió un error