Viernes 24de Mayo de 2024CORRIENTES12°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$869,0

Dolar Venta:$909,0

Viernes 24de Mayo de 2024CORRIENTES12°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$869,0

Dolar Venta:$909,0

/Ellitoral.com.ar/ Policiales

Juzgan a un correntino y su madre por el asesinato de una joven en Buenos Aires

Carlos Hernán Entivero y su madre Amelia Itatí Lezcano, ambos de San Roque, están acusados de matar y decapitar a la joven chaqueña Estella Maris Ramírez.  
Acusados y la víctima. Madre e hijo juzgados por el crimen de Stella Marís Ramírez.

El correntino Carlos Hernán Entivero (39) y su madre, Amelia Itatí Lezcano (56), comenzaron a ser juzgados por el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC N° 1), por el femicidio de la joven chaqueña Stella Maris Ramírez (26). 

Están acusados de ser coautores del delito de “homicidio doblemente calificado por tratarse la víctima de una persona con quien uno de los autores mantenía una relación de pareja conviviente y por ser cometido por un hombre contra una mujer, mediando violencia de género”, el cual contempla la pena de prisión perpetua de “homicidio doblemente calificado”.

El asesinato ocurrió el 2 de agosto de 2019 en una vivienda de la localidad de Lima, Zárate, provincia de Buenos Aires.

Eso se sabe porque los vecinos que vivían al lado de la casa Entivero escucharon una discusión fuerte entre la víctima y su pareja. Luego oyeron un ruido fuerte y siguió el silencio total. Lo más raro vino después, cuando el agresor salió de la casa en su camioneta a toda velocidad. Lo que se cree es que huyó para deshacerse del arma homicida, que de hecho no fue encontrada hasta el día de hoy.

“A nosotros nos avisan de la desaparición de mi hija el 14 de agosto, 12 días hacía ya que estaba desaparecida. Una amiga de mi hija que vivía a dos cuadras de la casa, y que fue la última que la vio con vida, armó un grupo de WhatsApp y se presentó a hacer la denuncia, que no se la querían tomar, pero como insistió, lo hicieron y ahí nos avisaron por Facebook que estaba desaparecida. El día 15, ya cuando nosotros emprendemos viaje para Zárate, en ese transcurso es que a él (Entivero) lo detienen”, contó en diálogo con BigBang María Estela Soberón, madre de Stella Maris.

Sucede que durante esos días en que la Justicia no estaba enterada del crimen, Entivero tuvo tiempo de ocultar pruebas, viajar hasta Corrientes a la casa de su madre y hasta tirar el cuerpo de la víctima al río Paraná, donde a los 20 días de su desaparición fue encontrado decapitado.

“Después de la agresión, él se fue a la localidad correntina de San Roque. Con la madre y mi nieta, volvió a trabajar a Zárate luego, y en todo ese tiempo ni siquiera se comunicó conmigo ni con el papá de la nena. Nunca dijo que había desaparecido. Cuando se hizo la denuncia y la policía lo llamó, dijo que mi hija se había ido con un amante, pero ya para ese entonces los vecinos sabían lo que había pasado. Sabían que el 2 de agosto la había atacado y que 30 horas después llegó la mamá para ayudarlo. La autopsia de mi hija indicó que no murió ese 2 de agosto, y que falleció 4 o 5 días después. No se sabe dónde la tuvieron agonizando o, por lo menos, yo no lo sé, pero sí está claro que la decapitaron y la tiraron al río”, reveló Soberón sobre los escalofriantes detalles del femicidio.

Amelia Itatí Lezcano, quien si bien estuvo detenida dos meses tras conocerse el hecho, ahora permanece en libertad y así llegó al juicio que se desarrolla en  Campana.

(NG)

¿Te gustó la nota?

Ocurrió un error