Jueves 29de Febrero de 2024CORRIENTES24°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$820,5

Dolar Venta:$860,5

Jueves 29de Febrero de 2024CORRIENTES24°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$820,5

Dolar Venta:$860,5

/Ellitoral.com.ar/ Opinión

Empleo y educación 2024: cumplir con las leyes

 Por Alieto Aldo Guadagni y Francisco Boero (*) Publicado en Clarín.

Ha concluido la elección de nuevas autoridades nacionales y provinciales. E importante que estas nuevas autoridades encaren el fortalecimiento de la educación. Es crucial que comencemos por cumplir tres importantes leyes que, lamentablemente no se cumplen.

-La Ley 25864 expresa que “fíjase un calendario escolar mínimo de 180 días efectivos de clases”. Esta norma nunca se cumplió en todo el país.

- La Ley 26206 hizo obligatoria la escuela secundaria en todo el país, pero de cada 100 alumnos que ingresan al primer grado primario en todo el país concluyen la escuela secundaria en término alrededor de la mitad.

- La Ley 26206 establece la Jornada Extendida (JE/JC) en el nivel primario. Las cifras oficiales manifiestan que apenas el 15% de los alumnos del nivel primario son favorecidos con dicho beneficio.

Es preocupante el creciente rezago en las pruebas internacionales sobre el estado de la educacion, en las que hemos visto cómo países que nos reconocían como vanguardia educativa en América Latina, hoy nos superan.

También son preocupantes los resultados de las evaluaciones educativas que realizan las autoridades.

¿Podemos salir de esta crítica situación? Por cierto que sí pero para ello tendremos que emprender un proceso que habrá de proyectarse sobre varias generaciones.

La población de una nación es la depositaria del capital humano, que es decisivo para impulsar el progreso y mejorar las condiciones de vida. El nivel de conocimientos acumulados en la mente de los habitantes, gracias a la educación es la garantía del avance social. El mundo está cambiando al ritmo de los saberes nuevos que dependen fundamentalmente de la educación.

La escuela argentina ha dejado de ser la escuela modelo a ser imitada, como lo había sido por muchas décadas desde fines del siglo XIX. Mientras Alberdi decía que “gobernar es poblar”, la extrapolación al siglo XXI de su aserto podría expresar que “gobernar es educar”.

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) ha publicado su anuario de estadísticas educativas en el cual se presentan indicadores de diferentes países del mundo incluida la Argentina. A la hora de conseguir un empleo, se observa que en todos los países, cuanto mayor es el nivel educativo mayor es el porcentaje de personas con empleo.

En Argentina, de aquellas personas que han alcanzado el nivel terciario cuentan con empleo el 86%, mientras que esta cifra se reduce al 66 % en aquellas que no han terminado el secundario. Por su parte ocurre lo contrario con la población desempleada, ya que cuanto mayor es el nivel educativo alcanzado menor es el porcentaje de personas desempleadas.

En nuestro país, las tasas de enrolamiento de la población de 15 a 19 y de 20 a 24 años se encuentran dentro de las más altas, sin embargo apenas el 25 por ciento de nuestra población de 25 a 64 años ha finalizado el nivel terciario y se reduce al 19% si se contempla la población de 25 a 34 años, ocupando el último lugar de los países latinoamericanos, es decir que nuestra graduación terciaria es baja. También debemos tener en cuenta que un 24% de nuestros jóvenes de 18 a 24 años de edad no estudian ni trabajan.

Este siglo es el siglo de la ciencia y la tecnología, en donde las carreras científicas y tecnológicas y su impacto en el desarrollo han tomado mayor relevancia. La OCDE expresa la distribución de graduados universitarios y de posgrado según el área de estudio, en donde se observa que Alemania lidera la graduación en el área de Ciencias, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas concentrando al 35 % del total.

En lo que respecta a los países latinoamericanos México es el primero en la lista de dicha área de estudio con el 23%, mientras que Argentina es el país latinoamericano con menor porcentaje concentrando apenas al 13% del total de graduados en estas importantes ramas de estudio, como así también ocupa el último lugar en el área de Negocios, Administración y Leyes, al mismo tiempo que lidera el listado en el área de Artes y Humanidades.

Argentina es el país latinoamericano que mayor cantidad de estudiantes extranjeros recibe en el nivel terciario, con un total de 4 % del total, mientras que las cifras del resto de los países latinoamericanos son menores abarcando entre el 0 y el 1% del total de estudiantes. Otra característica que también se destaca en nuestro país es la alta participación femenina en la graduación terciaria, la cual reúne al 67%del total.

Los indicadores mencionados resultan útiles a la hora de identificar nuestros puntos fuertes y débiles respecto al resto del mundo y tener referencias para la toma de decisiones. Dentro de las acciones que podrían llevarse a cabo para mejorar nuestra posición respecto a otros países, se debería fomentar la graduación terciaria y reducir la cantidad de jóvenes que no estudian y ni trabajan, este aumento de la graduación debe ser impulsado por incrementos en las áreas científicas y tecnológicas, y de esta manera se promoverá el desarrollo, con inclusión y mejor acceso al trabajo, respondiendo a las nuevas demandas de conocimiento requeridas por el mercado laborar del siglo XXI.

La educación nos debe importar a todos. Esperemos que las próximas autoridades y funcionarios de gobierno procuren implementar una nueva política educativa.

(*) Guadagni es miembro de la Academia Nacional de Educación y director del Centro de Estudios de la Educación Argentina de la Universidad de Belgrano.

Boero, investigador en Centro de Estudios de la Educación Argentina, Universidad de Belgrano.

¿Te gustó la nota?

Ocurrió un error