Viernes 24de Mayo de 2024CORRIENTES14°Pronóstico Extendido
Viernes 24de Mayo de 2024CORRIENTES14°Pronóstico Extendido
/Ellitoral.com.ar/ Radio

Carlos Vignolo: "Creemos en la política basada en valores y en el Estado"

El secretario general de la Gobernación, Carlos Vignolo, señaló en Hoja de Ruta cuál es su mirada frente al panorama político general y la desinversión del Estado Nacional en Corrientes.

Por Carlos Lezcano, Eduardo Ledesma y Belén Da Costa

Carlos Vignolo es Secretario General de la Gobernación, un hombre con una larga experiencia en gestión pero sobre todo es un hombre de la política, acostumbrado meterse de lleno en los vericuetos de la administración pero también caminar la inestable arena política.

Su manejo del lenguaje en este sentido es cuidado y a lo largo de esta conversación podemos ver no solo la sintaxis de lo expresado sino y sobre todo la semántica del ejercicio del poder. 

La política y el lenguaje de la política siempre en estos niveles de dirigentes, es un borde. El borde puede ser usado como un filo que puede cortar, pero el borde también puede ser usado como una arista por la que se puede transitar con cuidado. 

En Hoja de Ruta, analizó detalles de la coyuntura actual general y arrojó detalles de cómo atraviesa la provincia estos momentos difíciles. 

Mirá la nota completa

Hay una reformulación del sistema político argentino que capaz está siendo todo cuestionado, sobre todo, y muy fuerte las representaciones no solo políticas sino económicas, gremiales. ¿Cómo está viendo eso? ¿Qué está pasando? 

Claramente la gente, a partir de su voto el año pasado, demostró un hartazgo en general con la clase dirigente, algunos reducen esto a la clase política exclusivamente, yo entiendo que se trata de una demanda ciudadana que marca una señal hacia toda la clase dirigente porque los resultados están a la vista.

No quiero caer en el lugar común pero los indicadores que tenemos, las cuestiones vinculadas a la pobreza, la indigencia, la falta de crecimiento económico, la falta de oportunidad de nuestros jóvenes que siempre eligen otros destinos antes de hacer el esfuerzo en su país, está marcando claramente que hay un problema instalado que no es un problema de una gestión sino que hay un fracaso general de todo un proceso político que lamentablemente dio resultado en algunos aspectos por el esfuerzo, el trabajo, la convicción y el valor de algunos dirigentes como por ejemplo Raúl Alfonsín en virtud a la recuperación democrática, a la consolidación de derechos y dejar atrás de una vez y para siempre lo que era recurrente en la Argentina que era la pérdida de la institucionalidad pero también hay que ser honestos y decir que el proceso económico de Alfonsín fue malo porque todos recordamos los de mi edad, los problemas vinculados a la hiperinflación y por más que hubo algunos aciertos en determinados momentos y etapas de su gobierno finalizó de la manera que todos sabemos. 

Hoy tenemos dificultades serias porque a partir de su propio fracaso económico todo lo que vino después generó un impacto muy negativo en la economía del país. El populismo instalado, ya sea el populismo derecha o el populismo izquierda, que los tuvimos ya fue generando una situación en el país que le fue empobreciendo, que nos fue quitando oportunidades y eso se agudizó en los últimos años y particularmente lo que ocurrió en el periodo de Alberto Fernández creo que va a ser uno de los peores gobiernos de la historia democrática del país donde además se sumó un candidato, un ministro candidato que usó recursos de todos para intentar remontar un barrilete que no tomaba vuelo.

Y que va a quedar con esa mácula de ser un gobierno peronista en el que un trabajador se volvió pobre, con la emisión desmesurada, la inflación, con la debacle, lamentablemente hipotecó cosas hacia adelante. 

Al ganar Milei tomó esa demanda de la sociedad con mucha claridad que está enojada y sigue enojada con la clase dirigente y particularmente con la clase política, y tiene que tomar decisiones y esas decisiones están vinculadas al ordenamiento. En ese sentido nosotros entendemos que es el camino que hay que recorrer. 

¿Y la velocidad? 

Ese es el tema. Nosotros somos una provincia que más allá de poder acompañar o no la visión que tenemos, estar de acuerdo o no estar de acuerdo hace más de 20 años hemos demostrado que tenemos una cultura equilibrada en la administración que no gastamos más de lo que tenemos y que hemos sido casi la mayoría del tiempo postergados de las decisiones del poder central. O sea, nos acostumbramos los correntinos a vivir con lo nuestro. Lógicamente eso tiene su impacto también en las posibilidades de hacer de desarrollarse, de crecer en infraestructura y demás.

Pero lo cierto es que por vocación, especialmente de quienes gobernaban, centralmente nos han postergado y tuvimos que aprender a vivir con lo nuestro a no gastar más de lo que tenemos y nos parece que es una cultura absolutamente indispensable. No puede un gobierno, por quedar bien con la población, tomar medidas financiando cosas que después nadie las paga. Es decir, es mentira porque después la terminamos pagando todo vía la inflación. Fíjense lo injusto que es porque termina pagando el sector más pobre de la sociedad. Porque aquellos que tienen recursos, aquellos que tienen capital pueden defenderse inclusive de los procesos inflacionarios a través de manejar mejor información financiera, prevenirse de cosas. El ciudadano a pie no tiene esa posibilidad. Entonces el que menos tiene es el que más paga. El que más sufre. El gobierno de Milei tuvo que tomar decisiones que a nosotros nos pareció correcta en términos de ordenar, por ejemplo, el tema de subsidios. El tema de subsidios, que va a dejar de subsidiar cosas.

¿Qué pasa en la provincia? ¿La provincia tiene restos para ayudar a esos subsidios a nivel local? 

La provincia tiene una capacidad limitada de poder hacerlo. Después tendrá que acomodarse por tarifas y eso termina pagando la gente. Y eso va a generar un problema social. Eso genera un problema, impacta y genera de alguna manera también un proceso de inflación. 

¿Cómo están viendo ese panorama de conflicto social? 

Con mucha preocupación. Hablando de los últimos seis meses, la provincia tuvo que hacerse cargo de una pérdida de recursos por decisión de Massa de dejar el impuesto a las ganancias y recortarle la coparticipación a la provincia para beneficio de su campaña. Segundo tema, las decisiones que tomó Milei vinculado al Fondo de Incentivo Docente y vinculado al subsidio de transporte. En esas cosas la provincia tuvo que cubrir ese aspecto porque los docentes siguieron.

Después, también el IPS.

Después están las deudas. Si uno tiene una cultura o dice tener una cultura de la transparencia, del cumplimiento, de los valores, de hacer las cosas, como por ejemplo ocurrió con Chubut que tenía una deuda y compulsivamente se la quisieron cobrar, la pregunta es por qué el gobierno nacional no paga las deudas que tiene con Corrientes. Nos deben Yacyretá, regalías de Salto Grande, nos debe la caja compensadora. Nosotros hemos podido construir a través del tiempo un fondo anticíclico que siempre juega como amortiguador de todos estos momentos críticos, pero no puede ser que seamos castigados por hacer las cosas bien. Y resulta que además discursivamente estamos en un bloque igualitario. Somos todos iguales, es decir, que gastó más, que gastó menos. 

Hasta cuándo, porque usted señala que la provincia tiene una capacidad limitada de poder subsanar todos estos fuegos. ¿Qué va a pasar o hasta cuándo tiene usted estimado que podríamos llegar bien? 

Nosotros entendemos que de acuerdo a lo presupuestado este año, la restricción es lógica, no vamos a poder funcionar en la obra pública como lo veníamos haciendo, en la instalación de programas como lo veníamos haciendo, pero la administración que se hace de los recursos van a garantizar sin ningún problema que Corrientes siga funcionando, cumpliendo con sus compromisos, atendiendo la realidad concreta, sin lugar a dudas. 

Es mucho volumen de dinero. El tema es que está en juego la paz social. Acá no tenemos conflictos sociales graves, no somos noticia a nivel nacional por eso. Hay una paz que se puede poner en peligro. 

Sí, claramente, porque la gente tiene una capacidad de tolerancia limitada en virtud de sus necesidades concretas del día a día. Y ojalá que eso no ocurra y hay que generar condiciones. Y ahí no es una cuestión económica la que hay que proponer y definir, es una cuestión política. Necesitamos dejar de tirar combustible al fuego y empezar a construir mecanismos que permitan algo que es indispensable para salir de este pozo, que es la reactivación económica. No hay ninguna posibilidad de reactivación económica sin instituciones y sin democracia. No puede condicionar a la prensa a que diga lo que uno quiere que diga. Puedo estar de acuerdo con lo que dice un periodista o un medio o no, pero tengo que tener una actitud de favorecer la libertad de expresión y que realmente haya una prensa libre que pueda decir lo que piensa, que tenga una actitud crítica sobre la realidad. Si la prensa va a decir todo que sí a quien gobierna. Se achica el debate. 

¿Hasta cuando tiene espalda el gobierno? ¿Hasta cuándo van a tomar como por lo menos aceptable que el gobierno siga posponiendo todo esto bajo argumento de revisión y no como un elemento de presión? Todo el tiempo se quejaron de que el kirchnerismo hacía eso, el disciplinamiento a través del retaceo de los recursos. 

Tal cual, pero la gente tiene que saber, tenemos una obligación que es la defensa del interés del correntino. Si bien no estamos agregando combustible a la discusión pública, estamos presentados en la Corte Suprema una demanda por estos recursos. Porque es la forma que tenemos razonable e institucional de canalizar un tema que para nosotros es vital, No estamos pidiendo plata agregada. Estamos diciendo lo nuestro. 

Sin contar que también hay un reclamo por el tema de la coparticipación.

Totalmente. Eso es histórico y seguramente cuando se discuta la ley de coparticipación saldrá a la mesa. 

¿Cuál es el vínculo de la Unión Cívica Radical de Corrientes con estos temas y cómo se manifiesta en las acciones del Congreso? 

Nosotros hemos tenido siempre con el kirchnerismo una actitud de una relación madura institucional más allá de las diferencias políticas porque tenemos intereses concretos que defender. Esa misma situación ocurre con el caso de este gobierno. Incluso el gobernador trata de tener una buena relación porque además vemos que las decisiones que se toman son decisiones de alguna manera valientes, que nadie las quisiera tomar porque tenía que pagar el costo de tomarlas. Y está pagando la fiesta de otro, cosa que hay que valorar. Entendemos eso y queremos ayudar. Ahora, no entendemos, por qué en el Pacto de Mayo no esta el tema educativo. 

Vuelvo al tema del partido radical correntino. ¿Cuáles son sus vínculos con el radicalismo nacional?

Nosotros tenemos diferencias con la conducción actual, está claro, porque tenemos la mirada de un partido de gobierno, que integra una alianza de gobierno, y hay otro tipo de responsabilidades, los dirigentes nacionales. Hay dirigentes nacionales que al no tener gobierno en su distrito creen que se pueden avanzar en decisiones porque en definitiva, como si fuera sólo un partido opositor. Lo que haga algún dirigente, por más presidente que sea, no tiene impacto directo en la gente, en cambio lo que haga el gobernador de Corrientes, en términos políticos, tiene impacto o podría tener impacto en el día a día del ciudadano, y esa es una mirada que nosotros la tenemos incorporada, la hemos tenido antes, por supuesto, eso no nos vuelve mudo, no nos vuelve sordo, ni miramos las cosas que pasan, sabemos lo que ocurre y hablamos en los momentos que tenemos que hablar, y cuando se trata de los derechos de los correntinos, lo ponemos sobre la mesa, uno lo puede poner de manera beligerante, adjetivando todo el tiempo y calificando a otro, o lo puede poner de una manera racional, como corresponde, y en términos institucionales. Nosotros decimos, queremos los recursos de Corrientes, el gobierno nacional los tiene que cumplir, lo decimos políticamente de la mejor manera, pero también vamos a la Corte a reclamar con la justicia. 

Lo que vemos es una gran incomodidad de muchos dirigentes radiales. Este gobierno los pone en una situación muy incómoda, al defender cosas que ustedes no creen. 

Claramente, nosotros creemos en la política basada en valores, en principio tenemos una doctrina, si se quiere, que no es un dogma, que puede evolucionar y que puede cambiar sin ningún problema, pero la verdad que tenemos diferencia, ahora que tengamos diferencia, no quiere decir que seamos enemigos, nosotros tenemos un interés común con este gobierno, que es ordenar la Argentina, salir de la inflación y en eso queremos colaborar. Vamos a poner en la discusión permanentemente el tema educativo, le vamos a plantear permanentemente el tema de salud. 

¿Por qué no está ese tema en el Pacto de Mayo, por ejemplo? 

Son decisiones que toma el gobierno, nosotros no creemos que esto tenga que convertirse en una confederación de provincias, esto tiene que ser una república donde haya una mirada integral, donde el Estado Nacional homogeneice o trate de ayudar a la homogeneización de las provincias. Yo no digo nada nuevo cuando veo las asimetrías que hay entre el NEA-NOA con el país central, no somos iguales, no tenemos las mismas oportunidades, vivimos en el mismo país pero tenemos oportunidades distintas y nosotros queremos corregir eso y eso no lo puede hacer una provincia, eso lo tiene que hacer el gobierno nacional y tiene que ser solidario también porque hay algo que se olvidaron ahora del discurso público que es la solidaridad natural entre el que lo necesita, ya sea a nivel de provincia o a nivel de personas. Nosotros no podemos desatender, no podemos pregonar la libertad del león en la selva de que elija el animal que se quiere comer, nosotros tenemos que tener un ordenamiento, un equilibrio, nosotros creemos en el Estado. Bueno, ahí hay una gran potencia.

Creemos en el Estado, nosotros creemos en un Estado eficiente, en un Estado mucho más reducido del que se venía teniendo, pero que fundamentalmente en salud, educación, en seguridad y en justicia tenga un rol importante y que el centro de las políticas sea el ciudadano, sea el ciudadano que menos tiene, para ponerlo en la línea y darle una oportunidad y hacer realidad la igualdad. Nosotros no ponemos el centro en la economía, en el excel, digamos la planilla de excel. Exactamente, entonces tenemos diferencias, pero nosotros tenemos diferencias con el PRO y estuvimos trabajando juntos, estamos y todavía se sostiene a partir de los gobernadores un espacio común, porque nosotros tenemos diferencias con el PRO, las tenemos claramente y sin embargo resolvimos temas para poder salir de este populismo que nos está llevando. 

Esto está diciendo que es muy importante porque sostiene que todavía esa alianza existe entre el PRO y el radicalismo. 

Bueno, las mantienen los gobernadores, porque tienen un lenguaje común que es gobernar, el que gobierna no puede decir cualquier cosa ni opinar de manera irresponsable, el gobierno tiene que pensar primero si lo que dice favorece o no favorece a la gente que vive en su tierra. Ministro, hay una cantidad de temas para hablar, pero sobre todo bueno, acá en la provincia va a atravesar un proceso político, usted mismo, el radicalismo, tiene que llamar a elecciones, tiene que renovar autoridades.

 ¿Va a pasar eso cuándo? 

Sí, va a pasar, en este mes va a haber una convocatoria, nosotros somos esencialmente institucionalistas, para nosotros lo orgánico, lo institucional es prioritario, eso va a ocurrir, y al haber esa convocatoria lo que vamos a hacer es la búsqueda del consenso que necesitamos para no trasladar ninguna competencia innecesaria, ni ninguna diferencia innecesaria, porque somos un partido del gobierno, nosotros tenemos responsabilidades mayores que una discusión. Además de contener también como socio mayoritario de la alianza, de contener escarceos que ya se están viendo, que ya se están escuchando. Eso es natural, eso es natural, es decir, en la política hay intereses y hay posicionamiento, eso es natural que ocurra, lo que pasa es que nosotros como gobierno no podemos atender esas cosas, nosotros tenemos que atender la realidad concreta, que es difícil, que tenemos en el día a día, y en el tiempo adecuado tomar las decisiones que se deban tomar, como lo hemos hecho antes, lo hemos hecho siempre de esa manera, y a algunos les gusta, a otros no les gusta, uno queda más conforme, otro menos conforme. 

El tema del tarifazo energético. La gente va a sufrir mucho, existe la posibilidad de que la gente no pueda pagar. ¿Qué va a pasar con esa gente?  ¿Se le va a cortar la luz? 

Nosotros sabemos que ese es el tema, ese y el de transporte son los temas más difíciles que hay para adelante, la verdad que va a ser muy duro, porque la decisión es durísima, sobre todo en una provincia como la nuestra, que está en una región que es electrodependiente, porque no tiene gas, y no tenemos la prerrogativa que tiene la Patagonia, que tiene subsidio al gas, porque lo necesita y nos parece bien. Sí, pero nosotros también tenemos aire acondicionado, nosotros nunca nos ayudaron en ese sentido. La provincia va a hacer todos los esfuerzos necesarios para amortiguar el impacto, sin poner en riesgo la marcha general del funcionamiento del gobierno, hasta donde nos dé el cuero para transmitirlo de una manera concreta. No podemos ir más allá de eso, porque ponemos en riesgo y hipotecamos el futuro de corriente, no vamos a tener la irresponsabilidad, porque Valdés, faltándole dos años de gobierno, podría tirar la pelota para adelante, tomar decisiones, agotar el fondo anticíclico, quedar bien con los correntinos, y dejar la bomba para el que sigue. No lo va a hacer, porque tiene una visión distinta, una conducta distinta, una responsabilidad distinta, porque nosotros trabajamos para el corriente de ahora y para el corriente de mañana.

Por eso somos parte de un Pacto Correntino para el Crecimiento y el Desarrollo Social, que tiene rango constitucional, que nosotros lo desarrollamos a través del plan estratégico participativo 2030, donde nos comprometimos a qué cosas vamos a hacer hasta el 2030. Entonces tenemos que darle sostenibilidad a eso, y para darle sostenibilidad hay que ser responsable. Por supuesto que advertimos, y lo hemos hecho con mucha claridad, que el impacto en la luz va a ser muy fuerte, porque la fiesta se paga, nada es gratis, lo que te regalan en algún momento te cobran, y ahora a nosotros nos toca esta etapa de que nos están cobrando la fiesta de otro. Entonces, en primer lugar, el primer mensaje, la racionalidad en el uso de la energía. Tenemos que salir de la conducta que tenemos cotidianamente. Yo recuerdo que en eso Macri lo criticaban mucho, porque hablaba del aire a 24 y no utilizar la energía más allá de lo debido, pero la verdad es que hay que cambiar la conducta, tenemos que usar lo necesario, las boletas van a ser muy duras.

El aumento propio de la DPEG todavía no está en esta boleta. No, no está. La cuestión acá es que es la DPEG, el brazo ejecutor, aunque sea de una medida nacional, es decir, no le van a ir a llorar a mi ley por la luz. Claramente, y son los gajes del oficio. Son la responsabilidad que uno tiene en el gobierno.

¿Cuál es la agenda del gobierno de acá a los próximos meses?

Nosotros, sobre todo, monitorear el equilibrio fiscal, priorizar programas y obras que están de hecho priorizadas. Para eso se ha hecho un trabajo. A ver, hay una suerte y a lo mejor alguno dirá, bueno, pero está aprovechando y promocionando un dirigente. Corrientes tiene la suerte de estar conducida por un hombre como Gustavo Valdés, que introdujo en esta provincia un concepto y una visión de desarrollo y de modernización y le dio importancia a la planificación. Y además tiene una capacidad de trabajo que a algunos les va a gustar, a otros pero nadie puede decir que no trabaja, que no está todo el día en el terreno, que no hace las cosas.

¿Qué pasa en Ioscor?

Hay muchas críticas a veces del IOSCOR por temas puntuales, ahora, comparen, miren el funcionamiento del IOSCOR con las obras sociales de cualquier provincia, hagan comparaciones de cobertura de medicamentos. El tema es cuando alguien tiene una enfermedad compleja, el IOSCOR se hace cargo integralmente,  eso no ocurre en otras obras sociales, por supuesto, hay una administración rígida que no permite ir más allá de dónde corresponde, que a veces se enojan por las decisiones, porque también nosotros a veces tenemos pretensiones que no son factibles de cumplirla, porque uno tiene que tener la responsabilidad de sostener el funcionamiento de una caja que tiene que atender a todos. Lo único que nosotros reconocemos que el IOSCOR tiene dificultades a la hora del pago de la consulta médica tal vez, pero sabemos cómo funciona eso también. Y el acceso por ahí en el internet, el tema cada vez se ha trabajado más en ese sentido.

 

¿Te gustó la nota?

Ocurrió un error

Comentarios