Jueves 23de Mayo de 2024CORRIENTES15°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$869,0

Dolar Venta:$909,0

Jueves 23de Mayo de 2024CORRIENTES15°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$869,0

Dolar Venta:$909,0

/Ellitoral.com.ar/ Opinión

En el sur de Irak buscan recuperar el Jardín del Edén

En uno de los actos de mayor vandalismo ecológico perpetrado en los últimos años, el hoy detenido ex-dictador iraquí Saddam Husseim, destruyó los pantanos del sur del país.

Estas legandarias tierras de la Mesopotamia, donde los especialistas sitúan el domicilio del antiguo Jardín del Edén, citado por la Biblia como el lugar donde habitaron Adán y Eva, los dos primeros seres humanos, están ahora muy dañadas por la violencia sin reparos aplicada por Saddam contra los pobladores de la zona. Sin embargo, algunos estrudios recientes aseguran que esos pantanos pueden recuperarse aunque sea parcialmente.

En la década del 90, el tirano comenzó la destrucción sistemática de esos pantanos. Su programa de drenaje redujo las tierras húmedas al 7 por ciento de su tamaño original, unos 20 mil kilómetros cuadrados.

Además de llevar a cabo el desastre ecológico, aprovechó para perseguir a los árabes del pantano que pacíficamente poblaban esta zona. El ex-dictador decidió vengarse de esta población, de origen chiita, que había intentado rebelarse en contra del régimen luego de la guerra del Golfo.

Tras más de 5.000 años de habitar esos pantanos, los expulsó y los obligó a buscar otro lugar donde vivir,. No obstante, tras la caída de Hussein, los árabes del pantano destruyeron los diques y represas de la zona. Gracias a estas acciones, la tierra pantanosa comenzó poco a poco a rcuperarse.

Un esudio conjunto de científicos canadienses, norteamericanos e irquíes demostró que ha habido una rápida recuperación de plantas y animales en ,las zonas reinundadas por los ríos Tigris y Eufrates.

El profesor Curtis Richardson, de la Universidad e Carolina del Norte, afirmó que los avances son mucho mayores que los esperados. Las aves y varias especies animales, como las nutrias, están regresando más rápido de lo que se creía.

Pero éstas no son las únicas buenas noticias. También hay grandes esperanzas de que las plantas se restablezcan en las áreas otra vez húmedas. Esto se debe a que la destrucción del pantano se produjo en los últimos años. Es por ello que vastas zonas que fueron secadas, aún mantienen la humedad y siguen siendo una tierra viable para el crecimiento de las plantas.

Si bien todas las señales son esperanzadoras, los científicos señalaron que el respaldo internacional es fundamental para que el pueblo iraquí pueda convertir la actual restauración de los pantanos en un proyecto de largo plazo.

Reconstruir el Jardín del Edén parece ser una importante cuenta pendiente para Irak, sobre todo porque su destrucción ha sido un símbolo de la opresión del régimen de Saddam.

A pesar de ello, los problemas no tardaron en aparecer. La cuestión principal tiene que ver con el porcentaje de tierra que debe ser recuperado.

Aunque la mayoría de los iraquíes apoya el proyecto de restauración, no existe consenso sobre qué porción de los pantanos tiene que someterse al proceso. Según el profesor Richardson, el 30 por ciento es una superficie razonablle.

La razón de los debates es la escasez de agua que asuela a todo el país. Por otro lado, Turquía e Irán están desarrollando proyectos para utilizar una mayor cantidad de agua de los ríos Eufrates y Tigris, medida que también amenazaría la recuperación a largo plazo de los pantanos.

Los propios árabes del pantano tienen actitudes ambivalentes, ya que muchos de ellos se han vuelto nómades y piensan ue es imposible recrear su forma de vida.

¿Te gustó la nota?

Ocurrió un error

Comentarios