Viernes 07de Agosto de 2020CORRIENTES28°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$71,75

Dolar Venta:$76,75

Viernes 07de Agosto de 2020CORRIENTES28°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$71,75

Dolar Venta:$76,75

/Ellitoral.com.ar/ Policiales

La esposa del penitenciario culpó a su amante por el crimen y dijo que fue por venganza

Lorena Encina declaró hoy ante el Tribunal Oral Penal N° 1 y aseguró su inocencia. Explicó que fue su amante quien lo mató con la ayuda de un hombre que ella no pudo reconocer. Entre lágrimas pidió perdón por lo ocurrido y aseguró que ella "también" está "sufriendo". 
Fotos: Cacho Monzón
Fotos: Cacho Monzón

Lorena Encina declaró esta mañana ante el Tribunal Oral Penal N° 1 de Corrientes y aseguró que fue Miriam Jara alias “El Guilian”, quien mató a su esposo y que lo hizo “junto a un hombre”. 

“Yo no me puse de acuerdo con nadie para matar a mi marido”, afirmó la imputada y explicó cómo se habían desarrollado los hechos aquel 26 de julio cuando ocurrió el crimen del agente penitenciario, Gabriel Tichellio.

Durante su declaración, Encina manifestó en varias ocasiones haber sido violentada por Tichellio quien se había enojado con ella luego de descubrir su vínculo amoroso con Jara. “He vivido con mi marido por más de diez años. Siempre fui maltratada por él porque era muy celoso. Me maltrataba físicamente, psicológicamente y siempre me denigró como mujer”, dijo y afirmó que nunca lo denunció por miedo y porque no quería que él perdiera su trabajo.

La imputada contó por más de diez minutos que los problemas de pareja eran constantes, que estaba acostumbrada y que habían acudido a la iglesia evangélica para “salvar su matrimonio”. 

Sobre aquel 26 de julio, Encina contó que había discutido desde temprano con su esposo quien, según sus palabras,  la levantó a sopapos, la agarró del cabello y la llevó hasta planta baja donde luego de saber que mantenía un vínculo amoroso con una mujer, continúo lastimándola.

Luego de que el hombre se fuera a trabajar, comentó que llamó a Jara para terminar la relación que mantenían pero ésta no lo aceptó y tiempo más tarde se hizo presente en la vivienda de la familia ubicado en el barrio 147 viviendas.

“Ella se enojó conmigo porque le dije que no quería seguir más y me amenazó de muerte. También me había dicho en varias oportunidades que si mi marido me levantaba la mano ella lo iba a matar”, explicó la acusada ante los jueces  Ana del Carmen Figueredo; Cynthia Godoy Prat y Raúl Guerin.

Cuando el agente penitenciario volvió a la vivienda, Encina explicó que volvieron a discutir y que él la echó de la casa por lo que se fue a la plaza junto a sus hijos. Es en ese momento, donde aseguró que Jara lo asesinó. Dejando entrever que no estuvo presente en la casa durante el crimen. 

Recordó que la vio bajar de la escalera manchada con sangre y que le dijo : “Listo gorda, ya lo maté”. De esta forma la responsabilizó de todo lo ocurrido y contradijo los dichos de la misma en la audiencia pasada cuando también hizo uso de su derecho a declarar ante el TOP N° 1. 

Seguidamente la mujer aseguró que El Guilian, la amenazó con un arma y la obligó a conducir el Renault Kangoo donde fue encontrado el cuerpo de la víctima en un descampado sobre avenida Maipú. “No sabía que me había relacionado sentimentalmente con un monstruo”, deslizó. 

Ya finalizando sus dichos, Encina se quebró y pidió disculpas por lo ocurrido y afirmó que ella nunca maltrató a sus hijos como otros testigos lo habían asegurado.

“Quiero pedir perdón a mis hijos, a la familia, a mi madre, a sus hermanos por el dolor que están pasando. Yo también estoy sufriendo”, finalizó entre lágrimas y dejando en silencio a la sala. 

Al concluir la audiencia, hubo un momento tenso entre los familiares de Tichellio y la madre de Encina, quien entre gritos debió salir acompañada por un policía de la sala. La próxima audiencia será el viernes 13 a las 9.30 donde declararán otros testigos.

 

¿Te gustó la nota?

Ocurrió un error