Martes 04de Agosto de 2020CORRIENTES31°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$71,50

Dolar Venta:$76,50

Martes 04de Agosto de 2020CORRIENTES31°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$71,50

Dolar Venta:$76,50

/Ellitoral.com.ar/ Interior

Osnaghi, que sigue en funciones, amplió denuncias y la vice resolvió renunciar

El intendente sostiene que es ilegal el procedimiento por el cual lo suspendieron, por este motivo ayer continuó al frente del Municipio. Vasque, quien asumió junto a él en 2017, refutó las acusaciones y anoche adelantó a El Litoral que hoy dimitirá. 

 “Está viciado de nulidad el proceso a través del cual suspendieron al intendente, el caso ya está en el Superior Tribunal de Justicia (STJ) y aguardaremos qué se resuelve al respecto. Mientras tanto, Osnaghi (Guillermo) continúa al frente del Municipio y trabajando como el resto del año”, aseveró José María González, abogado defensor del jefe comunal de Paso de la Patria. Además, confirmó que amplió las denuncias penales que el día anterior ya realizó contra la viceintendenta y los concejales que resolvieron avanzar con el juicio político. Al cierre de esta edición, Alba Vasque afirmó que no cometió ninguna irregularidad, pero consideró que ante la falta de acompañamiento decidió “dar un paso al costado” de la gestión que inició en diciembre del 2017 como vice.

El último lunes, la mayoría de los integrantes del cuerpo deliberativo consideró que existían fundamentos suficientes para avanzar con el enjuiciamiento a Osnaghi por presunto incumplimiento de los deberes de funcionario público. Por lo que resolvieron suspenderlo por 30 días y fijar para el 16 de enero, la sesión en la que haría su descargo.

Sin embargo, el intendente presentó un recurso de amparo con una medida cautelar porque sostiene que el proceso por el cual lo sancionaron es irregular. Por ese mismo motivo, también aseveró que no dejaría su cargo e inclusive decidió dormir en el interior del edificio comunal.

No obstante, tras suspender al intendente, los concejales resolvieron que la viceintendenta debía asumir como titular del Ejecutivo municipal hasta que se definiera lo referido al juicio político. Motivo por el cual, también el lunes, le tomaron juramento como jefa comunal interina.

Sin embargo, esa decisión no se efectivizó por las medidas adoptadas por Osnaghi, quien además presentó denuncias penales contra Vasque y los ediles por presunta falsedad ideológica, incumplimiento de los deberes de funcionarios públicos y usurpación de cargos. “Hoy (por ayer) se ampliaron esas denuncias. Una es específicamente contra la vice por presunta malversación de fondos porque habría ocupado el 1,5% enviado para fines comunitarios, para abonar sueldos. Y en la otra, además de ella, están incluidos los concejales porque no presentaron las rendiciones de uso de fondos del primer semestre del año”, detalló González a El Litoral. En tanto, señaló que el recurso de amparo que presentaron ya está en el STJ.

Por su parte, Vasque manifestó a El Litoral que si bien ayer tenía previsto hacer una denuncia porque no le permitían asumir en la Intendencia hasta que se definiera la controversia con el Concejo, finalmente no lo hizo. “Nunca hice nada en contra el intendente, inclusive más allá de algunas diferencias que teníamos, siempre me mantuve en la gestión para respetar la voluntad popular que nos eligió para gobernar en Paso de la Patria. Pero se están haciendo acusaciones muy graves contra mi persona y eso afecta a mi familia. Siempre laburé y nunca malversé ningún fondo. Es más, nunca supe si me estaban mandando el 1,5% porque Osnaghi aún no presentó los balances del primer semestre”.

Ante esa situación y considerando “que no logré apoyo ni para tener un abogado que me asesore, decidí renunciar a mi cargo como viceintendenta. Pido disculpas a todos los que nos votaron”, afirmó.

Su dimisión se oficializará en el transcurso de la jornada, por lo que el concejal Fernando Bravo será quien quedará al frente por la línea sucesoria. 

 

Controversia porque edil electo no pudo jurar por una presunta incompatibilidad de cargos

 En los comicios del pasado 2 de junio, fueron electos los seis concejales con los que se renovó parcialmente el recinto municipal de Virasoro. Tal como informó este diario, en aquella oportunidad, se impuso la lista de ECO que obtuvo tres bancas; el Frente Renovador Virasoreño, dos y el PJ, uno.

De acuerdo a esa distribución y al orden de la lista, el último martes debían asumir Ricardo Nieto, Carlota Carballo, Félix Maidana (ECO); José Solmoirago y Griselda Kowalsky (FRV) y Maximiliano Castillo (PJ).

Pero, previo al acto de jura, el pasado lunes 2 se realizó la sesión preparatoria para analizar los pliegos de los ediles electos. “Por unanimidad -excepto el de Nieto- la comisión de poderes aprobó los correspondientes a los otros cinco nuevos integrantes del cuerpo deliberativo”, contó Silvia Ramos, la vicepresidenta primera del Concejo, quien en aquella jornada -y hasta ayer- ejercía el rol de presidenta del recinto. 

Tras lo cual fundamentó porqué no avalaron la incorporación de Nieto al Concejo: “El no presentó la constancia de que fue aceptada tanto su renuncia como director del hospital como la licencia sin goce de haberes como médico de la misma institución. Y eso debía realizarlo sí o sí para no incurrir en una incompatibilidad de cargos”.

Un requisito que, en diálogo con El Litoral, precisó que está fijado en el artículo 54, inciso 1 de la Carta Orgánica Municipal. “Inclusive había otro caso similar al suyo, el de Carballo, pero ella presentó en noviembre la documentación de su correspondiente licencia en el Ioscor”, acotó.

No obstante, aclaró que “si bien no se aprobó su pliego en la sesión del 2, se le otorgó un nuevo plazo de 96 horas para que Nieto cumpliera con la documentación. Eso vencía el pasado viernes y como no había presentado nada, la comisión de poderes estaba ya por firmar la resolución correspondiente rechazando su pliego. Pero él llegó y presentó una nota a través de la cual planteó su renuncia como director del hospital y pidió licencia sin goce de haberes como médico”.

Pero, los ediles le manifestaron que los requerimientos debían estar aprobados tanto por el ministro de Salud como el Gobernador, y refrendados a través de un decreto. “Entonces se le otorgó un nuevo plazo, hasta ayer (martes) a las 10. Es decir, horas antes de la asunción que se concretó a la noche. Sin embargo, no presentó la documentación y no nos dejó otra alternativa que no tomarle juramento”, afirmó Ramos. Por eso, señaló que “la resolución con los fundamentos del rechazo del pliego de Nieto la enviaremos a la Junta Electoral para que ellos nos informen quién es la persona que continúa en la lista y que le corresponde asumir en este caso”.

Por su parte, Nieto publicó su descargo sobre lo sucedido a través de las redes sociales. Manifestó, entre otras cuestiones, que presentó su renuncia al cargo de director del hospital, pidió la licencia sin goce de haberes como médico y que además planteó su renuncia al cobro de la dieta como concejal. Sobre eso, añadió que consideró que con eso sería suficiente para que lo dejaran jurar, “ya que no voy a percibir dos ingresos del Estado, tal como lo ordena la Constitución”.

Pero como su pliego no fue aceptado, por eso, aseveró que acudió a la Justicia “para hacer valer mis derechos y de cada uno de los 5.420 virasoreñas/os que me confiaron su voto para que los represente en el Concejo”.

“Ese planteo en la Justicia local lo realizó el lunes 9, pero lo cierto es que el Concejo es quien -en estos casos- tiene la competencia para definir si acepta o no la incorporación de un miembro y esto lo debe hacer en base a la reglamentación vigente”, aseveró Ramos.

¿Te gustó la nota?

Ocurrió un error