ellitoral.com.ar

Viernes 24 de Enero de 2020 CORRIENTES30°Pronóstico Extendido clima_parcial

Dolar Compra: $58,00

Dolar Venta: $63,00

Con bajo stock de deuda, Corrientes cumple con metas de responsabilidad

En un escenario de advertencia sobre las obligaciones contraídas en dólares de otras provincias, la administración local mantiene una baja proporción en moneda extranjera, un margen de incremento de su crédito, según las pautas fiscales.
 

 Las reglas de responsabilidad fiscal permiten a las provincias endeudarse hasta el equivalente a un 15 por ciento de los recursos corrientes netos de transferencias de coparticipación a Municipios. En el caso de Corrientes, su indicador de pasivos marca una proyección anual de 4,4 por ciento, una de las más bajas del país. El dato no pasa desapercibido en medio de un escenario de pedidos de autorización de emisiones y de informes sobre la delicada situación en otras jurisdicciones.
De acuerdo con el informe de evaluación del Consejo Federal de Responsabilidad Fiscal, correspondiente al tercer trimestre de 2019, Corrientes registra servicios de deudas por más de 2.928,2 millones de pesos. Esto representa un 4,4 por ciento del indicador de pasivos de la proyección anual, conforme a las reglas de responsabilidad fiscal, lo cual implica que cuenta con un eventual margen de 10,6 puntos para incrementar dichas obligaciones, a futuro por el tope es de 15 por ciento para todas las jurisdicciones.
Siguiendo este parámetro, Corrientes se ubica entre las ocho provincias con los niveles más bajos de deuda. En primer lugar se encuentra Formosa, con 1,1 por ciento. Siguen Tucumán, Tierra del Fuego y Santa Fe, con 1,6 por ciento. En tercero, San Juan, con 2,9 por ciento. En el polo opuesto, están Río Negro, con 11,9 por ciento; la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, con 11,8 por ciento; y Chaco, con 7,2 por ciento.
Los datos se corresponde con el tercer trimestre del año. Este informe y el referido al segundo, se presentaron semanas atrás en el marco del último encuentro del Consejo Federal de Responsabilidad Fiscal donde también participaron representantes de Corrientes. No obstante, si bien varias presentaron proyecciones que cumplen con lo establecido en las reglas, esto no se traduce en un panorama auspiciosos para otras jurisdicciones subnacionales.
La agencia calificadora de riesgo Moody’s advirtió un escenario negativo para varias provincias en 2020. Esto, debido al alto endeudamiento en dólares que tienen los gobiernos regionales. El informe, recientemente publicado, señala que varias jurisdicciones tienen una gran exposición a deuda en dólares. Esto impactaría en su capacidad crediticia en un contexto de volatilidad de las condiciones financieras, de acuerdo con lo evaluado desde la consultora internacional.
Según la calificadora, están expuestas provincias como Santa Fe, ya que más del 90 por ciento de su deuda está en divisas. En este grupo se ubica Córdoba; Chubut, con casi un 80 por ciento del total de sus pasivos en dólares. Sin embargo, esta última se beneficia de regalías por la producción petrolera que se ajustan a la moneda estadounidense.
Con un poco más del 80 por ciento se encuentra Tierra del Fuego. Esto, según datos del primer semestre de 2019. La provincia de Buenos Aires tiene comprometido más del 75 por ciento de sus obligaciones en moneda estadounidense, mientras que Río Negro, un poco más del 60 por ciento.
La agencia calificadora explicó, para este grupo de provincias que existe “mayor riesgo de refinanciamiento como resultado de condiciones financieras restrictivas”; también, una “reducción de la asequibilidad de la deuda debido a la volatilidad financiera y a mayores costos financieros”. Además, se mencionó un debilitamiento de la fortaleza financiera como resultado de la disminución de los ingresos y el aumento de los gastos. A su vez, reconoció una mayor demanda social por el incremento de los niveles de pobreza y desempleo.
Corrientes cuenta con al menos un 10 por ciento del total de su deuda en moneda extranjera. Son aproximadamente unos 49 millones de dólares, según informó  a la prensa, semanas atrás, el ministro de Hacienda y Finanzas de la Provincia, Marcelo Rivas Piasentini.
En noviembre pasado, el gobernador Gustavo Valdés logró, después de varios meses de negociación con Nación, reestructurar la deuda pública de la provincia de Corrientes, ahorrando 1.500 millones de pesos en intereses el próximo año.
La deuda reestructurada de 2.500 millones de pesos fue tomada por la Provincia a Anses, con un oneroso interés en la tasa Badlar+4 (Tasa publicada diariamente por el Banco Central de la República Argentina (Bcra), denominada “tasa de interés para depósitos a plazo fijo de más de un millón de pesos”, según se informó entonces desde la cartera económica provincial.
Con la reestructuración de la deuda, no sólo se reprogramaron los vencimientos, sino que, además, la Provincia logró ponerle un tope a los intereses con los cuales fue tomada originariamente. La reducción de intereses, en tanto, va a generar un impacto positivo en las arcas del Tesoro provincial, según se informó ya que el ahorro generado alcanza los 1.500 millones de pesos para  2020.

¿Te gustó la nota?
Comentarios
Logo

Con bajo stock de deuda, Corrientes cumple con metas de responsabilidad

En un escenario de advertencia sobre las obligaciones contraídas en dólares de otras provincias, la administración local mantiene una baja proporción en moneda extranjera, un margen de incremento de su crédito, según las pautas fiscales.
 

<p>CONSEJO. Los ministros de Hacienda y de Economía del país se reunieron a fines de noviembre para evaluar los informes de monitoreo.</p>

CONSEJO. Los ministros de Hacienda y de Economía del país se reunieron a fines de noviembre para evaluar los informes de monitoreo.

 Las reglas de responsabilidad fiscal permiten a las provincias endeudarse hasta el equivalente a un 15 por ciento de los recursos corrientes netos de transferencias de coparticipación a Municipios. En el caso de Corrientes, su indicador de pasivos marca una proyección anual de 4,4 por ciento, una de las más bajas del país. El dato no pasa desapercibido en medio de un escenario de pedidos de autorización de emisiones y de informes sobre la delicada situación en otras jurisdicciones.
De acuerdo con el informe de evaluación del Consejo Federal de Responsabilidad Fiscal, correspondiente al tercer trimestre de 2019, Corrientes registra servicios de deudas por más de 2.928,2 millones de pesos. Esto representa un 4,4 por ciento del indicador de pasivos de la proyección anual, conforme a las reglas de responsabilidad fiscal, lo cual implica que cuenta con un eventual margen de 10,6 puntos para incrementar dichas obligaciones, a futuro por el tope es de 15 por ciento para todas las jurisdicciones.
Siguiendo este parámetro, Corrientes se ubica entre las ocho provincias con los niveles más bajos de deuda. En primer lugar se encuentra Formosa, con 1,1 por ciento. Siguen Tucumán, Tierra del Fuego y Santa Fe, con 1,6 por ciento. En tercero, San Juan, con 2,9 por ciento. En el polo opuesto, están Río Negro, con 11,9 por ciento; la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, con 11,8 por ciento; y Chaco, con 7,2 por ciento.
Los datos se corresponde con el tercer trimestre del año. Este informe y el referido al segundo, se presentaron semanas atrás en el marco del último encuentro del Consejo Federal de Responsabilidad Fiscal donde también participaron representantes de Corrientes. No obstante, si bien varias presentaron proyecciones que cumplen con lo establecido en las reglas, esto no se traduce en un panorama auspiciosos para otras jurisdicciones subnacionales.
La agencia calificadora de riesgo Moody’s advirtió un escenario negativo para varias provincias en 2020. Esto, debido al alto endeudamiento en dólares que tienen los gobiernos regionales. El informe, recientemente publicado, señala que varias jurisdicciones tienen una gran exposición a deuda en dólares. Esto impactaría en su capacidad crediticia en un contexto de volatilidad de las condiciones financieras, de acuerdo con lo evaluado desde la consultora internacional.
Según la calificadora, están expuestas provincias como Santa Fe, ya que más del 90 por ciento de su deuda está en divisas. En este grupo se ubica Córdoba; Chubut, con casi un 80 por ciento del total de sus pasivos en dólares. Sin embargo, esta última se beneficia de regalías por la producción petrolera que se ajustan a la moneda estadounidense.
Con un poco más del 80 por ciento se encuentra Tierra del Fuego. Esto, según datos del primer semestre de 2019. La provincia de Buenos Aires tiene comprometido más del 75 por ciento de sus obligaciones en moneda estadounidense, mientras que Río Negro, un poco más del 60 por ciento.
La agencia calificadora explicó, para este grupo de provincias que existe “mayor riesgo de refinanciamiento como resultado de condiciones financieras restrictivas”; también, una “reducción de la asequibilidad de la deuda debido a la volatilidad financiera y a mayores costos financieros”. Además, se mencionó un debilitamiento de la fortaleza financiera como resultado de la disminución de los ingresos y el aumento de los gastos. A su vez, reconoció una mayor demanda social por el incremento de los niveles de pobreza y desempleo.
Corrientes cuenta con al menos un 10 por ciento del total de su deuda en moneda extranjera. Son aproximadamente unos 49 millones de dólares, según informó  a la prensa, semanas atrás, el ministro de Hacienda y Finanzas de la Provincia, Marcelo Rivas Piasentini.
En noviembre pasado, el gobernador Gustavo Valdés logró, después de varios meses de negociación con Nación, reestructurar la deuda pública de la provincia de Corrientes, ahorrando 1.500 millones de pesos en intereses el próximo año.
La deuda reestructurada de 2.500 millones de pesos fue tomada por la Provincia a Anses, con un oneroso interés en la tasa Badlar+4 (Tasa publicada diariamente por el Banco Central de la República Argentina (Bcra), denominada “tasa de interés para depósitos a plazo fijo de más de un millón de pesos”, según se informó entonces desde la cartera económica provincial.
Con la reestructuración de la deuda, no sólo se reprogramaron los vencimientos, sino que, además, la Provincia logró ponerle un tope a los intereses con los cuales fue tomada originariamente. La reducción de intereses, en tanto, va a generar un impacto positivo en las arcas del Tesoro provincial, según se informó ya que el ahorro generado alcanza los 1.500 millones de pesos para  2020.