ellitoral.com.ar

Martes 17 de Septiembre de 2019 CORRIENTES18°Pronóstico Extendido clima_nublado

Dolar Compra: $55,00

Dolar Venta: $58,50

Crimen en supermercado: confirman carátula y la causa se encamina al juicio

Miguel Angel Falcione fue procesado en marzo por el delito de homicidio simple en el marco de la investigación del asesinato de Mario Bardessono, ocurrido en julio del año pasado.
 

imagen_1

 La Cámara de Apelaciones de Corrientes confirmó la carátula de homicidio simple en el marco de la investigación del asesinato de  Mario Bardessono,  ocurrido el 16 de julio del año pasado en el estacionamiento de un supermercado ubicado por calle Tucumán de la capital correntina.
En diálogo con El Litoral, el abogado defensor Nelson Pessoa informó que la querella había intentado acusar al imputado del delito de homicidio calificado por alevosía.
Sin embargo, tras un análisis pormenorizado de la causa con las pruebas que figuran en el expediente, la Cámara de Apelaciones no halló elementos que permitieran cambiar la carátula. “Por nuestra parte ya no quedan diligencias por hacer, por lo que la causa se encamina al debate”, precisó Pessoa.
Cabe recordar que el hecho ocurrió el 16 de julio del año pasado, aproximadamente a las 22, en el estacionamiento de Supermercados Impulso, ubicado por calle Tucumán casi Bolívar.
Miguel Angel Falcione trabajaba hace unos años en el Banco de Corrientes y entonces se desempeñaba en la Secretaría de Información Parlamentaria del Concejo Deliberante.
En tanto que la víctima, Mario Bardessono, trabajaba en dicha entidad bancaria en la gerencia de operaciones. Era empleado desde hacía más de 30 años y de allí conocía a su supuesto asesino.
Bardessono quedó viudo en noviembre del 2017. Tenía dos hijos. Desde hace tiempo la esposa de Falcione, con quien tiene tres hijos, le había pedido el divorcio.
Así fue que un día aprovechó un fin de semana largo para viajar a Asunción con Bardessono, con quien había iniciado una supuesta relación amorosa que, según trascendió, venía desde hace algún tiempo.
La pareja llegó el lunes 16  a las 17 a Corrientes. Ella se fue a su domicilio de la calle Misiones al 900, donde todavía convivía con Falcione, y él, a su domicilio.
Bardessono decidió ir a hacer unas compras al supermercado ubicado por calle Tucumán entre Belgrano y Bolívar. Al salir con las bolsas en mano y cuando pretendía guardar todo en su automóvil, fue atacado por detrás.
Con un cuchillo, le provocaron un profundo corte en el cuello y murió desangrado. El guardia del comercio es el principal testigo del homicidio.
El hombre manifestó que vio el ataque e intentó seguir al agresor, quien huyó en un automóvil. Rápido de reflejos, alcanzó a tomar nota de la patente del vehículo, que luego de un operativo fue localizado en calle Misiones.
El conductor no se encontraba, pero el automóvil estaba a nombre del concejal Omar Molina, quien de inmediato aclaró la situación y dijo que el que conducía era Falcione.
Minutos más tarde informaron a la fiscal en turno Sonia Meza, que ya estaba en la escena del crimen, que el supuesto autor del homicidio se había entregado en la Comisaría Primera de manera voluntaria.

¿Te gustó la nota?
Comentarios
Logo

Crimen en supermercado: confirman carátula y la causa se encamina al juicio

Miguel Angel Falcione fue procesado en marzo por el delito de homicidio simple en el marco de la investigación del asesinato de Mario Bardessono, ocurrido en julio del año pasado.
 

<p>Escena. Mario Bardessono fue asesinado cuando cargaba mercaderías a su automóvil.</p>

Escena. Mario Bardessono fue asesinado cuando cargaba mercaderías a su automóvil.

 La Cámara de Apelaciones de Corrientes confirmó la carátula de homicidio simple en el marco de la investigación del asesinato de  Mario Bardessono,  ocurrido el 16 de julio del año pasado en el estacionamiento de un supermercado ubicado por calle Tucumán de la capital correntina.
En diálogo con El Litoral, el abogado defensor Nelson Pessoa informó que la querella había intentado acusar al imputado del delito de homicidio calificado por alevosía.
Sin embargo, tras un análisis pormenorizado de la causa con las pruebas que figuran en el expediente, la Cámara de Apelaciones no halló elementos que permitieran cambiar la carátula. “Por nuestra parte ya no quedan diligencias por hacer, por lo que la causa se encamina al debate”, precisó Pessoa.
Cabe recordar que el hecho ocurrió el 16 de julio del año pasado, aproximadamente a las 22, en el estacionamiento de Supermercados Impulso, ubicado por calle Tucumán casi Bolívar.
Miguel Angel Falcione trabajaba hace unos años en el Banco de Corrientes y entonces se desempeñaba en la Secretaría de Información Parlamentaria del Concejo Deliberante.
En tanto que la víctima, Mario Bardessono, trabajaba en dicha entidad bancaria en la gerencia de operaciones. Era empleado desde hacía más de 30 años y de allí conocía a su supuesto asesino.
Bardessono quedó viudo en noviembre del 2017. Tenía dos hijos. Desde hace tiempo la esposa de Falcione, con quien tiene tres hijos, le había pedido el divorcio.
Así fue que un día aprovechó un fin de semana largo para viajar a Asunción con Bardessono, con quien había iniciado una supuesta relación amorosa que, según trascendió, venía desde hace algún tiempo.
La pareja llegó el lunes 16  a las 17 a Corrientes. Ella se fue a su domicilio de la calle Misiones al 900, donde todavía convivía con Falcione, y él, a su domicilio.
Bardessono decidió ir a hacer unas compras al supermercado ubicado por calle Tucumán entre Belgrano y Bolívar. Al salir con las bolsas en mano y cuando pretendía guardar todo en su automóvil, fue atacado por detrás.
Con un cuchillo, le provocaron un profundo corte en el cuello y murió desangrado. El guardia del comercio es el principal testigo del homicidio.
El hombre manifestó que vio el ataque e intentó seguir al agresor, quien huyó en un automóvil. Rápido de reflejos, alcanzó a tomar nota de la patente del vehículo, que luego de un operativo fue localizado en calle Misiones.
El conductor no se encontraba, pero el automóvil estaba a nombre del concejal Omar Molina, quien de inmediato aclaró la situación y dijo que el que conducía era Falcione.
Minutos más tarde informaron a la fiscal en turno Sonia Meza, que ya estaba en la escena del crimen, que el supuesto autor del homicidio se había entregado en la Comisaría Primera de manera voluntaria.