ellitoral.com.ar
Domingo 25 de Agosto de 2019 CORRIENTES18°Pronóstico Extendido clima_nublado

Dolar Compra: $53,00

Dolar Venta: $57,00

Domingo 25 de Agosto de 2019 CORRIENTES18°Pronóstico Extendido clima_nublado

Dolar Compra: $53,00

Dolar Venta: $57,00

2T:

Herrera hizo realidad un sueño

El correntino de 20 años señaló que siempre pensó en llegar a primera y jugar para la selección argentina. Después de la consagración en el Panamericano, de forma inmediata se sumó al plantel de San Lorenzo con la firme intención de no perder terreno en la lucha por un lugar en el equipo titular.
 

Oro. Herrera se dio el gusto de jugar con la selección argentina y ser campeón panamericano.
Desafío. Herrera ahora luchará por recuperar un lugar en el equipo titular de San Lorenzo.

 Los Juegos Panamericanos de Lima 2019 quedarán grabados para siempre en la memoria del correntino Germán Andrés Herrera. Formó parte del equipo argentino de fútbol masculino que logró la medalla de oro al vencer en la final a Honduras por 4 a 1.
“Es algo único. Soñé desde chico debutar en primera y algún día poder vestir la camiseta de la selección. Lo disfruté al máximo y la verdad es que estoy muy feliz. Se me venían muchas cosas a la cabeza”, apuntó el correntino de 20 años.
“Fue algo muy lindo, logramos lo que queríamos, porque fuimos a buscar la medalla de oro y gracias a Dios se dio”, agregó en declaraciones formuladas al programa La Red Deportiva (FM La Red 107.1 MHz).
Si bien el campeonato panamericano fue festejado por muchos sectores, la conformación del plantel conducido técnicamente por Fernando Batista tuvo problemas para ser confeccionado al negarse varios clubes a ceder sus jugadores.
“Siempre se habló de eso, de los que iban o de los que no, de los clubes… pero nosotros no nos metimos en ese problema, la decisión la tenía el club y nos dejaron ir a esa buena experiencia”, explicó el “Yacaré”, quien agregó que “San Lorenzo es parte de esto porque fue el único de los cinco grandes que cedió sus jugadores, porque River, Boca y otros equipos no tuvieron esa actitud”.
El jugador que en Corrientes pasó por Textil Mandiyú, Boca Unidos y Rivadavia, destacó de la selección panamericana que “se armó un grupo fantástico, con grandes jugadores pero -sobre todo- con muy buenas personas a pesar de que se hablaba mucho porque iban chicos del ascenso. Son buenos jugadores y por algo los llamaron”.
Herrera también señaló que “estuvimos firmes en todo momento en la defensa, en el mediocampo y arriba. Creo que arriba estuvieron muy bien Gaitch, Valenzuela y Urzi; se armó un buen mediocampo y atrás estuvimos firmes pero -sobre todo- creo que Adolfo (Gaitch) fue una de las figuras del torneo”.
Para Herrera fue su debut en la selección. Su convocatoria llegó después de buenas presentaciones en San Lorenzo cuando todavía estaba como entrenador Jorge Almirón. En ese equipo, el correntino tenía mayor libertad para pasar al ataque, lo que le permitió llegar al gol (tres hasta el momento).
“Batista me marcaba pequeños detalles: que esté atento en las marcas; que cuando pase sea para lastimar, que no me vuelva loco porque él sabe que mi fuerte es pasar al ataque, pero que no me olvide que primero hay que marcar; que meta las diagonales, y que cuando tenía para pegarle de afuera del área que lo haga. En ese sentido me dio total libertad”.
Con respecto al desarrollo del certamen disputado en Lima, analizó: “El partido con México creo que costó más, el de Ecuador también fue duro; después, Uruguay, salimos con todo, hicimos los goles rápido y lo supimos manejar. Igual los cinco partidos fueron difíciles porque tenés que buscar ganar todos para ser campeón”.
El elenco “albiceleste”, que siempre tuvo a Herrera en el equipo titular, venció por 3-2 a Ecuador, 3-1 a Panamá, y perdió 1-2 con México en la fase clasificatoria. Mientras que en semifinales superó 3-0 a Uruguay.
Una vez finalizado el torneo en Perú, Herrera sabe que ya debe mentalizarse en su equipo, San Lorenzo, y por lo tanto -luego de aterrizar el domingo a la noche en Buenos Aires- “el lunes nos presentamos en el plantel”. 
“Junto a Gaich, pudimos hablar con Juan Antonio (Pizzi) y nos dijo si queríamos 3 o 4 días de descanso. Le dijimos que no, que nos íbamos a recuperar bien con el grupo, haciendo trabajos diferenciados pero que íbamos a estar a disposición”.
La corta carrera deportiva de Herrera estuvo marcada por el sacrificio y el esfuerzo. Sabe que parte desde atrás en las preferencias de Pizzi pero está dispuesto a luchar por un lugar y por eso resignó parte de un merecido descanso.
En el final de la entrevista, habló de los mensajes de su padre (Hugo Marcelo Herrera, defensor de Cambá Cuá en la actualidad), uno de los guías en su incipiente carrera. “Todas las mañanas me mandaba mensajes, que tenía que meterle, que me dé cuenta rápido dónde estoy, que trate de disfrutarlo al máximo. El lunes, apenas me desperté tenía mensajes diciendo que ‘arranca todo de nuevo’, que ‘ya está el tema de la selección’, que me enfoque en San Lorenzo, que le siga metiendo porque lo bueno está llegando”. 

¿Te gustó la nota?
Comentarios
Logo

Herrera hizo realidad un sueño

El correntino de 20 años señaló que siempre pensó en llegar a primera y jugar para la selección argentina. Después de la consagración en el Panamericano, de forma inmediata se sumó al plantel de San Lorenzo con la firme intención de no perder terreno en la lucha por un lugar en el equipo titular.
 

 Los Juegos Panamericanos de Lima 2019 quedarán grabados para siempre en la memoria del correntino Germán Andrés Herrera. Formó parte del equipo argentino de fútbol masculino que logró la medalla de oro al vencer en la final a Honduras por 4 a 1.
“Es algo único. Soñé desde chico debutar en primera y algún día poder vestir la camiseta de la selección. Lo disfruté al máximo y la verdad es que estoy muy feliz. Se me venían muchas cosas a la cabeza”, apuntó el correntino de 20 años.
“Fue algo muy lindo, logramos lo que queríamos, porque fuimos a buscar la medalla de oro y gracias a Dios se dio”, agregó en declaraciones formuladas al programa La Red Deportiva (FM La Red 107.1 MHz).
Si bien el campeonato panamericano fue festejado por muchos sectores, la conformación del plantel conducido técnicamente por Fernando Batista tuvo problemas para ser confeccionado al negarse varios clubes a ceder sus jugadores.
“Siempre se habló de eso, de los que iban o de los que no, de los clubes… pero nosotros no nos metimos en ese problema, la decisión la tenía el club y nos dejaron ir a esa buena experiencia”, explicó el “Yacaré”, quien agregó que “San Lorenzo es parte de esto porque fue el único de los cinco grandes que cedió sus jugadores, porque River, Boca y otros equipos no tuvieron esa actitud”.
El jugador que en Corrientes pasó por Textil Mandiyú, Boca Unidos y Rivadavia, destacó de la selección panamericana que “se armó un grupo fantástico, con grandes jugadores pero -sobre todo- con muy buenas personas a pesar de que se hablaba mucho porque iban chicos del ascenso. Son buenos jugadores y por algo los llamaron”.
Herrera también señaló que “estuvimos firmes en todo momento en la defensa, en el mediocampo y arriba. Creo que arriba estuvieron muy bien Gaitch, Valenzuela y Urzi; se armó un buen mediocampo y atrás estuvimos firmes pero -sobre todo- creo que Adolfo (Gaitch) fue una de las figuras del torneo”.
Para Herrera fue su debut en la selección. Su convocatoria llegó después de buenas presentaciones en San Lorenzo cuando todavía estaba como entrenador Jorge Almirón. En ese equipo, el correntino tenía mayor libertad para pasar al ataque, lo que le permitió llegar al gol (tres hasta el momento).
“Batista me marcaba pequeños detalles: que esté atento en las marcas; que cuando pase sea para lastimar, que no me vuelva loco porque él sabe que mi fuerte es pasar al ataque, pero que no me olvide que primero hay que marcar; que meta las diagonales, y que cuando tenía para pegarle de afuera del área que lo haga. En ese sentido me dio total libertad”.
Con respecto al desarrollo del certamen disputado en Lima, analizó: “El partido con México creo que costó más, el de Ecuador también fue duro; después, Uruguay, salimos con todo, hicimos los goles rápido y lo supimos manejar. Igual los cinco partidos fueron difíciles porque tenés que buscar ganar todos para ser campeón”.
El elenco “albiceleste”, que siempre tuvo a Herrera en el equipo titular, venció por 3-2 a Ecuador, 3-1 a Panamá, y perdió 1-2 con México en la fase clasificatoria. Mientras que en semifinales superó 3-0 a Uruguay.
Una vez finalizado el torneo en Perú, Herrera sabe que ya debe mentalizarse en su equipo, San Lorenzo, y por lo tanto -luego de aterrizar el domingo a la noche en Buenos Aires- “el lunes nos presentamos en el plantel”. 
“Junto a Gaich, pudimos hablar con Juan Antonio (Pizzi) y nos dijo si queríamos 3 o 4 días de descanso. Le dijimos que no, que nos íbamos a recuperar bien con el grupo, haciendo trabajos diferenciados pero que íbamos a estar a disposición”.
La corta carrera deportiva de Herrera estuvo marcada por el sacrificio y el esfuerzo. Sabe que parte desde atrás en las preferencias de Pizzi pero está dispuesto a luchar por un lugar y por eso resignó parte de un merecido descanso.
En el final de la entrevista, habló de los mensajes de su padre (Hugo Marcelo Herrera, defensor de Cambá Cuá en la actualidad), uno de los guías en su incipiente carrera. “Todas las mañanas me mandaba mensajes, que tenía que meterle, que me dé cuenta rápido dónde estoy, que trate de disfrutarlo al máximo. El lunes, apenas me desperté tenía mensajes diciendo que ‘arranca todo de nuevo’, que ‘ya está el tema de la selección’, que me enfoque en San Lorenzo, que le siga metiendo porque lo bueno está llegando”.