ellitoral.com.ar

Jueves 27de Febrero de 2020CORRIENTES16°Pronóstico Extendidoclima_sol_noche

Dolar Compra:$58,75

Dolar Venta:$63,75

“Vi a papá y a mi hijo volar por el aire”, dijo el único sobreviviente

imagen_0

Diego Enríquez es el único sobreviviente del luctuoso siniestro vial del cual fueron víctimas fatales su papá de 78 y su hijo de 4. Contó que él estaba allí y que también fue atropellado. “Mi familia es de Rosario, todos los años venimos acá, nos encanta el Paso. Vinimos con mi viejo, mi bebé de 7 meses, mi señora y mi nene de 4 años”. Precisó que también estuvieron en Itatí donde bautizaron al más pequeño.
Sobre la noche de la tragedia dijo que “era viernes por la noche, cerca de las 21. El más chiquito come todo carne, fuimos al kiosquito que íbamos siempre a comprar una hamburguesa para él. Llegamos el martes, no hacía ni una semana que estábamos, la chica ya nos conocía, íbamos siempre con mi hijo o con mi viejo, y fuimos a comprar la hamburguesa. 
Compro, cruzamos para ir para lo del primo y por ahí siento un golpe. Yo vuelo, y cuando veo, en ese trayecto que voy volando, veo a mi hijo y a mi viejo por el aire, imagínate como venía -la camioneta- y cuando doy vuelta, luego de rodar, paré. Miro a mi alrededor y veo a mi hijo y a mi viejo tirados en el piso”, relató.
Añadió además que “lo primero que hice fue salir corriendo, muchos dicen que la camioneta paró, otros que no paró. Para mí, no paró porque si paraba, lo agarraba. Corrí, habré corrido hasta cerca de la esquina, cuando veo que no puedo seguir, me pego la vuelta.
 En ese momento, veo a mi viejo tirado boca abajo y a mi hijo todo ensangrentado. Lo primero que hice fue alzar a mi hijo -relata Diego y se quiebra en llanto- y pedí ayuda”, expresó, conmocionado, Enríquez.

¿Te gustó la nota?
Comentarios
Logo

“Vi a papá y a mi hijo volar por el aire”, dijo el único sobreviviente

Diego Enríquez es el único sobreviviente del luctuoso siniestro vial del cual fueron víctimas fatales su papá de 78 y su hijo de 4. Contó que él estaba allí y que también fue atropellado. “Mi familia es de Rosario, todos los años venimos acá, nos encanta el Paso. Vinimos con mi viejo, mi bebé de 7 meses, mi señora y mi nene de 4 años”. Precisó que también estuvieron en Itatí donde bautizaron al más pequeño.
Sobre la noche de la tragedia dijo que “era viernes por la noche, cerca de las 21. El más chiquito come todo carne, fuimos al kiosquito que íbamos siempre a comprar una hamburguesa para él. Llegamos el martes, no hacía ni una semana que estábamos, la chica ya nos conocía, íbamos siempre con mi hijo o con mi viejo, y fuimos a comprar la hamburguesa. 
Compro, cruzamos para ir para lo del primo y por ahí siento un golpe. Yo vuelo, y cuando veo, en ese trayecto que voy volando, veo a mi hijo y a mi viejo por el aire, imagínate como venía -la camioneta- y cuando doy vuelta, luego de rodar, paré. Miro a mi alrededor y veo a mi hijo y a mi viejo tirados en el piso”, relató.
Añadió además que “lo primero que hice fue salir corriendo, muchos dicen que la camioneta paró, otros que no paró. Para mí, no paró porque si paraba, lo agarraba. Corrí, habré corrido hasta cerca de la esquina, cuando veo que no puedo seguir, me pego la vuelta.
 En ese momento, veo a mi viejo tirado boca abajo y a mi hijo todo ensangrentado. Lo primero que hice fue alzar a mi hijo -relata Diego y se quiebra en llanto- y pedí ayuda”, expresó, conmocionado, Enríquez.