ellitoral.com.ar

Jueves 20de Febrero de 2020CORRIENTES23°Pronóstico Extendidoclima_parcial_noche

Dolar Compra:$58,50

Dolar Venta:$63,50

La carne subió hasta un 20% en dos meses y el kilo de cortes populares supera los $300

imagen_0

El primer bimestre del año transcurre con nuevas remarcaciones en las góndolas de alimentos y en el sector de la carne vacuna este mes se detectaron subas de entre un 5% y hasta un 20% en relación con diciembre del año pasado.
El incremento de los precios varía mucho dependiendo del negocio, pero en líneas generales en la mayoría de las carnicerías la escalada fue mayor al 5%. Como consecuencia de esto, algunos cortes populares como la nalga o el cuadril de novillo no se consiguen a menos de $300 el kilo.
Más concretamente, de acuerdo a los seguimientos de precios que realizaEl Litoral, se pudo corroborar por ejemplo que el kilo de costilla que hace un mes costaba $214,90 en una carnicería, actualmente se ofrece a $259,90; en tanto que en otro negocio del mercado el kilo de asado que en Navidad costaba $190, ahora se ofrece a $200; y en otra tienda, el chorizo que salía $140 en diciembre, ahora está $160.
Estas cifras locales en cierta manera son equiparables a los datos relevados por el Indec. Sin embargo, cabe destacar que el organismo analizó los precios de enero, cuando señalan que los alimentos constituyeron el segundo segmento con mayor incidencia de subas, sobre todo las carnes y sus derivados.
De todos modos, algunas promociones especiales llegan a morigerar las subas, pero esto se ofrece sólo para algunos cortes específicos. Es así que en un supermercado el kilo de costilla (novillito) se ofrece a $319,90, un 20% más barato que en diciembre.

Consumo
Esta tendencia alcista de los precios impacta directamente en el poder de compra de las familias y, de hecho, desde las carnicerías expresaron aEl Litoralque afrontan una fuerte caída en las ventas.
En este sentido, desde el mercado, el carnicero Hugo Lucena comentó aEl Litoral: “A comienzo de enero los distribuidores aplicaron un incremento que no pudimos absorber y en general tuvimos subas de entre un 5% y un 7% en todos los cortes. Esto nos sigue afectando, porque las ventas vienen siendo muy bajas. Nosotros tuvimos una fuerte caída del consumo a partir de octubre y noviembre del 2019, y no podemos levantar porque cada tanto recibimos una nueva remarcación. El año pasado llegamos a tener una suba acumulada del  76%”.
Algo similar señaló a este medio Eugenia desde una carnicería de barrio: “Antes de las elecciones presidenciales, todos los días recibimos pequeñas subas y nunca más bajaron los precios, a pesar de las promesas de los mayoristas. Nos decían que después de las fiestas habría una regularización, pero esto no ocurrió. Nosotros por ahora mantenemos los precios, el kilo de asado ofrecemos a $260 y el vacío a $300”.
Una situación completamente diferente fue la expuesta por el encargado de una carnicería del microcentro, quien afirmó que las ventas fueron mejores a las del mismo período del año pasado. Concretamente, desde un autoservicio, Fernando comentó: “Nosotros estamos teniendo buenas ventas. Considero que se debe a que muchos no se fueron de vacaciones y entonces optaron por comprar más productos para el bienestar de la familia. Además, siempre presentamos ofertas”.
Para cerrar, el sector mayorista todavía no informó cambios en los precios y desde las carnicerías esperan que los costos se mantengan en los próximos meses.

¿Te gustó la nota?
Comentarios
Logo

La carne subió hasta un 20% en dos meses y el kilo de cortes populares supera los $300

<p>Precios. Las subas repercuten en todos los cortes de carne vacuna.</p>

Precios. Las subas repercuten en todos los cortes de carne vacuna.

El primer bimestre del año transcurre con nuevas remarcaciones en las góndolas de alimentos y en el sector de la carne vacuna este mes se detectaron subas de entre un 5% y hasta un 20% en relación con diciembre del año pasado.
El incremento de los precios varía mucho dependiendo del negocio, pero en líneas generales en la mayoría de las carnicerías la escalada fue mayor al 5%. Como consecuencia de esto, algunos cortes populares como la nalga o el cuadril de novillo no se consiguen a menos de $300 el kilo.
Más concretamente, de acuerdo a los seguimientos de precios que realizaEl Litoral, se pudo corroborar por ejemplo que el kilo de costilla que hace un mes costaba $214,90 en una carnicería, actualmente se ofrece a $259,90; en tanto que en otro negocio del mercado el kilo de asado que en Navidad costaba $190, ahora se ofrece a $200; y en otra tienda, el chorizo que salía $140 en diciembre, ahora está $160.
Estas cifras locales en cierta manera son equiparables a los datos relevados por el Indec. Sin embargo, cabe destacar que el organismo analizó los precios de enero, cuando señalan que los alimentos constituyeron el segundo segmento con mayor incidencia de subas, sobre todo las carnes y sus derivados.
De todos modos, algunas promociones especiales llegan a morigerar las subas, pero esto se ofrece sólo para algunos cortes específicos. Es así que en un supermercado el kilo de costilla (novillito) se ofrece a $319,90, un 20% más barato que en diciembre.

Consumo
Esta tendencia alcista de los precios impacta directamente en el poder de compra de las familias y, de hecho, desde las carnicerías expresaron aEl Litoralque afrontan una fuerte caída en las ventas.
En este sentido, desde el mercado, el carnicero Hugo Lucena comentó aEl Litoral: “A comienzo de enero los distribuidores aplicaron un incremento que no pudimos absorber y en general tuvimos subas de entre un 5% y un 7% en todos los cortes. Esto nos sigue afectando, porque las ventas vienen siendo muy bajas. Nosotros tuvimos una fuerte caída del consumo a partir de octubre y noviembre del 2019, y no podemos levantar porque cada tanto recibimos una nueva remarcación. El año pasado llegamos a tener una suba acumulada del  76%”.
Algo similar señaló a este medio Eugenia desde una carnicería de barrio: “Antes de las elecciones presidenciales, todos los días recibimos pequeñas subas y nunca más bajaron los precios, a pesar de las promesas de los mayoristas. Nos decían que después de las fiestas habría una regularización, pero esto no ocurrió. Nosotros por ahora mantenemos los precios, el kilo de asado ofrecemos a $260 y el vacío a $300”.
Una situación completamente diferente fue la expuesta por el encargado de una carnicería del microcentro, quien afirmó que las ventas fueron mejores a las del mismo período del año pasado. Concretamente, desde un autoservicio, Fernando comentó: “Nosotros estamos teniendo buenas ventas. Considero que se debe a que muchos no se fueron de vacaciones y entonces optaron por comprar más productos para el bienestar de la familia. Además, siempre presentamos ofertas”.
Para cerrar, el sector mayorista todavía no informó cambios en los precios y desde las carnicerías esperan que los costos se mantengan en los próximos meses.