Miércoles 12de Agosto de 2020CORRIENTESPronóstico Extendido

Dolar Compra:$72,00

Dolar Venta:$77,00

Miércoles 12de Agosto de 2020CORRIENTESPronóstico Extendido

Dolar Compra:$72,00

Dolar Venta:$77,00

/Ellitoral.com.ar/ Vivir Bien

“Un futuro libre de hepatitis”

Cada 28 de julio se celebra el Día Mundial de la Hepatitis, cuyo objetivo es concientizar sobre las hepatitis virales que afectan al hígado, pudiendo alguna de ellas ocasionar hepatitis crónica, cirrosis y aun cáncer hepático. ¿Cuál es la causa?  

Las hepatitis virales se consideran una “epidemia silenciosa” dado que la mayoría de las personas desconocen estar infectadas y, a lo largo de décadas, desarrollan lentamente la enfermedad hepática. Por este motivo es fundamental tomar conciencia de la importancia de realizarse un test de diagnóstico y vacunarse a tiempo evitando así daños irreparables en el hígado.

Hay cinco virus principales capaces de causar hepatitis: A, B, C, D y E. Merece destacarse que las hepatitis B y C juntas constituyen la mayor causa de muerte, produciendo en el mundo, 1,4 millón de defunciones al año, pero la mayoría de los líderes mundiales y el público en general lo desconocen. En plena pandemia de covid-19, las hepatitis virales siguen ocasionando la muerte a miles de personas cada día.

El número de muertes por hepatitis se ha incrementado en los últimos 20 años, lo que representa un indicio de la falta de concientización y acción a nivel mundial, en especial entre los responsables de tomar decisiones. La Organización Mundial de la Salud (OMS) pide a todos los países que colaboren para eliminar las hepatitis virales como problema de salud pública de aquí al 2030. La baja cobertura de las pruebas diagnósticas y del tratamiento es el mayor problema a resolver para lograr este objetivo.

Acciones fundamentales

l Proteger a los lactantes de la infección. Todos los recién nacidos deberían ser vacunados contra la hepatitis B al nacer y recibir posteriormente al menos 2 dosis adicionales. Solamente el 42% de los niños reciben la dosis de la vacuna contra la hepatitis B prevista al nacer.

l Detener la transmisión de madre a hijo. Todas las embarazadas deberían someterse a pruebas de rutina para detectar la hepatitis B, la infección por el VIH y la sífilis y recibir el tratamiento necesario.

l Todas las personas deberían tener acceso a los servicios de prevención, pruebas y tratamiento de la hepatitis, incluidas las personas que se inyectan drogas, los reclusos, los migrantes y los grupos de población más afectados.

l Ampliar el acceso a las pruebas y al tratamiento. Solamente el 10% de los casos de hepatitis B y el 19% de los de hepatitis C saben que están infectados debido a que pueden desarrollar un curso asintomático durante años o décadas.

El diagnóstico y el tratamiento oportuno de la hepatitis B y C puede salvar vidas. Es fundamental conocer y difundir la existencia de alternativas efectivas de acuerdo al tipo de hepatitis, para su prevención, diagnóstico y tratamiento. Existen vacunas seguras y eficaces, incorporadas al Calendario Nacional de Vacunación, destinadas a prevenir las hepatitis A y B. Argentina fue el primer país en Latinoamérica en incorporarlas. Actualmente disponemos de medicamentos efectivos para el tratamiento de la hepatitis C, logrando la curación en la casi totalidad de los casos. 

El lema de campaña de la OMS, para el Día Mundial de la Hepatitis de este año es “Un futuro libre de hepatitis”.

Más información: 

Comité de Hepatología - Sociedad Argentina de Pediatría (SAP)

¿Te gustó la nota?

Ocurrió un error