Jueves 11de Agosto de 2022CORRIENTES15°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$132,0

Dolar Venta:$140,0

Jueves 11de Agosto de 2022CORRIENTES15°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$132,0

Dolar Venta:$140,0

/Ellitoral.com.ar/ Interior

Rescatan a las abejas que huyeron de los incendios y se instalaron en las casas

La ciudad fue una de las más afectadas porel fuego. Las abejas huyeron de sus hábitats en busca de comida, agua y resguardo. Un proyecto las rescata de los lugares más insólitos y las alberga en una reserva  natural.  
Preservación. Un jardín de infantes debió recurrir al proyecto municipal para resguardar al enjambre de abejas.
Nuevo hábitat. Las abejas invadieron un árbol al lado de una parada de colectivos urbano.

Rescatan abejas de las casas de los vecinos de Ituzaingó que huyeron tras el avance de los incendios. Apicultores capacitados buscan salvar la especie en los difíciles momentos que atraviesan luego de las llamas. La iniciativa llevada adelante por la Secretaría de Medio Ambiente forma parte de una de las actividades rutinarias del personal municipal. Se realiza junto con la limpieza de la ciudad y el embellecimiento de los espacios públicos. La razón está originada en que las abejas son unos de los insectos que más sufrieron por los incendios. 

“La Municipalidad tuvo la decisión de tomar a un apicultor porque emigraron muchas abejas a la ciudad por los incendios”, contó a El Litoral, Teresa Correa, secretaria de Medio Ambiente de Ituzaingó.  “Se torna un poco peligroso al no saber cómo manejarlas y la comunidad tiene miedo. Por eso decidimos contratar a un profesional que nos indique qué hacer”, contó. “A los vecinos y vecinas lo único que se les ocurre es quemarlas. Pero nosotros lo que hacemos es rescatarlas”, dijo Correa. 

“Arrancó en septiembre del año pasado. El proyecto se impulsó a partir de que un trabajador de la Municipalidad se acercó para consultar qué podríamos hacer con el avance de las abejas y me conmovió”, detalló a  El Litoral,Pedro Monoff, apicultor de la ciudad. El profesional es uno de los pocos que quedan activos en la ciudad que trabaja con esta especie. 

Según detalló:“Tras el avance del fuego en la zonas que rodean a Ituzaingó y la destrucción de su hábitat natura, como en los Esteros del Iberá, las abejas avanzaron a la ciudad y se anidan en los lugares más insólitos. Además, en nuestra ciudad hay muchas frutas así que es un lugar propicio de alimentos”. Desde los techos de las casas, escuelas, postes de luz, hasta un viejo tractor estacionado en el patio de una casa.“Están por todos lados. Al principio empezamos con un lugar o dos y ahora no damos abasto”, admitió. El profesional contó que el primer impulso de los vecinos y vecinas era quemarlas o tirarles veneno. Pero con el correr de los días comprendieron de la importancia que implican estos insectos para el ecosistema y ahora acuden a la Municipalidad por ayuda y rescate.“Nunca es tarde para hacer escuela. A veces las cosas se hacen desde el desconocimiento pero lo que nos pone contentos es que están tomando conciencia”, mencionó. Monoff detalló que el proceso de reintroducción de esta especie en su hábitat no es sencillo. En principio por cómo está el ambiente, tras el avance de las llamas. Pero también porque requieren de un lugar donde puedan acceder a agua, alimento y no se sientan atacadas. Por eso, las trasladan a una reserva que se ubica en las afueras de la ciudad: la reserva natural Rincón de Santa María, un área natural protegida. 

La Municipalidad de Ituzaingó aporta en este sentido el material para el operativo de rescate. “Como en la ciudad no tenemos una casa apicultora, compramos los materiales en Misiones”, contó. 

Para Monoff, define a la apicultura como un arte.“Es emocionante que se tome conciencia de la importancia que tienen las abejas para nosotros”, cerró. 

(BDC)

¿Te gustó la nota?

Ocurrió un error