Miércoles 28de Febrero de 2024CORRIENTES25°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$820,0

Dolar Venta:$860,0

Miércoles 28de Febrero de 2024CORRIENTES25°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$820,0

Dolar Venta:$860,0

/Ellitoral.com.ar/ Ambiente

Cómo saber si una raya del Paraná es macho o hembra

Se evidenció que estos ejemplares en sus primeros días de vida ya presentan el dimorfismo sexual asociado a la presencia de clasper en machos y su ausencia en hembras.
Foto: Sergio Massaro.

Un equipo de investigación de la Universidad Nacional del Nordeste (UNNE) capturó manualmente a tres individuos juveniles (2 machos y 1 hembra) y dos adultos (1 macho y 1 hembra) de Potamotrygon motoro, provenientes del río Paraná, en la provincia de Corrientes.

Para el sexado se tuvo en cuenta la presencia de claspers en los machos. Los animales fueron traslados al laboratorio en bolsas plásticas, donde se procedió a la eutanasia con sobredosis de lidocaína al 0.2%, siguiendo el protocolo establecido en la Guía para la Eutanasia Animal propuesta por la IACUC (The Institutional Animal Care and Use Committee) bajo las normas del Comité de Ética de la Facultad de Ciencias Veterinarias de la UNNE.

Imagen macroscópica panorámica de ejemplares Potamotrygon motoro. A) Juvenil hembra con (C) detalle a nivel de la región caudal; B) Juvenil macho con (D) detalle de la región caudal y el clasper. ap: aleta pélvica; b: branquias; c: cloaca; cp: clasper; rc: región cefálica.

En las hembras juveniles observaron aletas pélvicas sin presencia de claspers. Por otro lado, en el caso de los machos juveniles se pudo observar un pequeño par de lóbulos laterales a la cola y posteriores a las aletas pélvicas, que corresponden a los claspers.

Este trabajo fue realizado por Dante Pérez, Gabriela Olea, Tania Blanco Cohene, Evelyn Rodriguez Florencia y Carolina Flores Quintana; fue publicado en la última edición de Revista de Investigaciones Veterinarias del Perú.

Los resultadosde este trabajo permiten inferir que los claspers de P. motoro son similares a algunos myliobatiformes al tener una morfología externa corta, robusta y cilíndrica. 

Si bien existe una creciente evidencia de que la aparición del dimorfismo sexual a partir de las aletas pélvicas en las rayas está relacionada con la presencia de cartílagos alargados que conforman el clasper, no está completamente claro la causa de variación en la magnitud de las diferencias de forma entre hembras y machos entre especies. 

La raya (Potamotrygonidae) es una familia de peces muy reconocida en el conocimiento general de habitantes de Argentina y en particular de las poblaciones cercanas a ríos y cuerpos de agua dulce de la región nordeste.

Pero en realidad constituyen especímenes que no cuentan con información de rigor científico al nivel de otros grupos de peces más estudiados en los aspectos reproductivos, nutricionales, histológicos, de hábitats, distribución, entre otros datos de relevancia.

En ese aspecto, desde la Facultad de Ciencias Veterinarias de la UNNE se consideró propicio profundizar el conocimiento sobre estos particulares habitantes de los cursos de agua, que se estima atravesarían una situación de vulnerabilidad por la pesca extractiva y cuestiones vinculadas al hábitat.

Según explicaron desde el equipo de investigación de la UNNE, las rayas tienen una distribución amplia en los ríos de la Cuenca del Plata y Paraguay, así como en cursos de agua menores, como ríos interiores, riachos y lagunas, en estos en especial habitan en periodos reproductivos y en etapas juveniles.

La distribución varía según las especies. En general fueron menos afectadas las de tamaño mediado (por ejemplo P. motoro y P. falkneri) por la presencia de represas y embalses, salvo la especie de raya gigante que por esas obras de infraestructura vio reducida su distribución.

En cuanto al hábitat, se movilizan sobre columnas de aguas bajas, pero frecuentan el lecho de los cuerpos de agua, prefiriendo suelos blandos con arena y barro, y registrando hábitos nocturnos. Se alimentan de pequeños peces y crustáceos, principalmente.

Tienen un periodo largo de reproducción, no suficientemente precisado, y dan a luz crías vivas completamente desarrolladas.

Las rayas son conocidas por ser ponzoñosas, aunque no son agresivas a pesar de contar púas situadas en la parte posterior de la cola.

¿Te gustó la nota?

Ocurrió un error