Miércoles 22de Mayo de 2024CORRIENTES19°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$868,5

Dolar Venta:$908,5

Miércoles 22de Mayo de 2024CORRIENTES19°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$868,5

Dolar Venta:$908,5

/Ellitoral.com.ar/ Ciencia & Tecnología

Cambio climático: aves del norte argentino se "escapan" al sur

Dos fuerzas poderosas modifican paulatinamente la distribución histórica de las especies.
Adulto de Ermitaño Canela (Phaethornis pretrei), Ituzaingó, Corrientes, Argentina. 16 de septiembre 2013. Foto: F Bernasconi.

Una investigación de Patricia Capllonch, Floyd Hayes y Fernando Diego Ortiz detectó un total de 94 especies de aves cuya distribución hacia el sur habría aumentado en la última década en ecorregiones de Yungas, Paranaense, Chaco-Espinal y Andinas. El estudio, publicado por la revista El Hornero, es una extensiva revisión bibliográfica complementada con datos de eBird sobre aves que posiblemente han expandido su distribución austral en Argentina entre 2009 y 2020.

Para el equipo de investigación, es extremadamente complejo generalizar este “escape al sur” con una única explicación para este conjunto de especies, pero factores como el aumento en las temperaturas medias, sumados a la expansión de fronteras agrícolas y al establecimiento de poblaciones humanas son sin dudas algunos de los procesos que afectan estos desplazamientos.

"Este trabajo tiene utilidad potencial para quienes están interesados en estudiar cómo los cambios climáticos globales y la pérdida de recursos forestales y de pastizales naturales afectan a las aves. Sin embargo, también podría ser útil para aquellos interesados en conocer distintos aspectos de la biología de las aves, ya que encontrarán una revisión sobre cambios recientes en la distribución de las especies de aves de Argentina", explicaron.

Por otro lado, indicaron que las temperaturas promedio de la Patagonia aumentaron casi 2ºC en la última década, lo que lo convierte en un ambiente menos inhóspito para especies de distribución en ambientes cálidos como aquellas que habitan bosques xerófilos de centro y norte de Argentina.

Los desplazamientos hacia el sur son generalmente lentos en el caso de las aves residentes, que van extendiendo pausada y gradualmente sus rangos de distribución austral. Tal es el caso del Zorzalito Overo (Catharus dryas) o del Yapú (Psaracolius decumanus), quienes fueron registrados nidificando al sur de las Yungas, avanzando gradualmente pocos kilómetros cada año en sus distribuciones. Sin embargo, hay casos sorprendentes como el de la Torcaza Ala Blanca que ya colonizó la provincia de Santa Cruz.

El equipo de ornitología recalcó que el rol del cambio climático es difícil de separar de los efectos del cambio de uso de la tierra en lo inherente a la avifauna, ya que ambos se encuentran relacionados. Dos fuerzas poderosas modifican paulatinamente la distribución histórica de las aves.

Diversos estudios han relacionado la pérdida de biodiversidad y las expansiones de los rangos de distribución con los cambiantes escenarios climáticos, la pérdida de bosques y pastizales naturales por el avance de la frontera agropecuaria y los incendios. La destrucción de masas forestales es la principal causa de la pérdida de hábitat en el Chaco Seco.

La Argentina se ubicó entre los diez países del mundo que más desmontaron entre 1990 y 2010: se perdieron 7.6 millones de hectáreas de bosque nativo, a razón de 300 000 hectáreas al año (FAO 2010). El 80% de la deforestación se concentra en la vegetación chaqueña en cuatro provincias del norte argentino: Santiago del Estero, Salta, Formosa y Chaco.

Hacia fines del 2016, en la ecorregión del Chaco Seco argentino se habían deforestado 11.6 millones de km2, es decir, la cuarta parte del área total de la región. La destrucción y degradación del hábitat debido a la continua expansión de la agricultura, deforestación, desarrollo de infraestructura edilicia y comercial, son las principales causas de la declinación de poblaciones de aves en Bolivia.

Las inundaciones en el Litoral Fluvial Argentino también tuvieron importancia en el comportamiento de aves en el noreste de Argentina, sobre todo en la región Paranaense. En 2016, el fenómeno del Niño se manifestó con mucha intensidad, provocando lluvias excepcionales en Argentina y Paraguay que produjeron un gran aumento en el caudal de todos los cursos de agua de la región.

Esto puede haber provocado desequilibrios en los ambientes habituales, obligando a las especies a desplazarse hacia otros territorios por las selvas en galería. Estas selvas ribereñas son zonas prioritarias para la conservación, fundamentales como corredores biológicos para el mantenimiento de la biodiversidad en las provincias litorales más australes.

¿Te gustó la nota?

Ocurrió un error