“Acompañamos en sus abortos a 4.783 mujeres, más de 50 en Corrientes y Chaco”
ellitoral.com.ar

Miércoles 17 de Octubre de 2018 CORRIENTES25°Pronóstico Extendido clima_parcial_noche

Dolar Compra: $35,30

Dolar Venta: $37,10

“Acompañamos en sus abortos a 4.783 mujeres, más de 50 en Corrientes y Chaco”

Un grupo de feministas hacen “socorrismo” a las mujeres que deciden abortar. Ayer estuvieron en el Congreso de la Nación y mañana lo harán referentes locales. El sábado darán una charla a estudiantes de medicina.
 

imagen_1

En el debate que se realiza en el Congreso de la Nación, expusieron ayer integrantes de Socorristas en Red. En Corrientes y Chaco este grupo está integrado por la colectiva que se denomina Socorro Rosa, un “grupo de activistas feministas que se nuclean para dar información sobre el método seguro para abortar”. Este medio tuvo la posibilidad de dialogar con las referentes locales que dieron la semana pasada una charla a un grupo de mujeres de un barrio de la periferia de esta ciudad y que el sábado próximo dialogarán con estudiantes de Medicina y Enfermería de la universidad pública.
Entre los datos que brindaron a El Litoral, detallan que en el 2017 la red nacional, realizó entrevistas a más de 5 mil mujeres que consultaron sobre un aborto con un método seguro (pastilla) y que las más jóvenes (entre 15 y 19 años) no son las que más abortan. 
Además, detallaron la ocupación de cada persona a quien acompañaron en este procedimiento y mencionan la necesidad de un acompañamiento desde el sistema sanitario, ya que menos del 60 por ciento recibió información sobre anticoncepción en un centro de salud.
“Somos Socorro Rosa Chaco Corrientes, colectiva integrante de Socorristas en Red, feministas que abortamos, una red de socorristas,  activistas feministas que nos nucleamos para dar información sobre método seguro para abortar, es decir, el medicamentoso, y acompañamos la decisión de las mujeres que deciden hacerlo. Además tenemos como compromiso articular con el sistema de salud y generar nuestras propias estadísticas en función de los casos acompañados”, explicó una de las referentes a El Litoral. 
A la vez, explicó que como red, cada colectiva cumple con el modelo socorrista que consta de cuatro puntos: el primero refiere a una línea pública, es decir, “un número de celular por cada colectiva que hacemos público y difundimos, y pueden encontrar en la página web socorristasenred.org”. El segundo trata de encuentros personales, “hacemos encuentros cuerpo a cuerpo, para romper con el aislamiento, el tabú, y en esos encuentros poder poner en acción una escucha desprejuiciada, permitir a las mujeres expresar sus pensamientos y sentimientos, y en eso charlar; intentamos desarmar la red de prejuicios, miedos y culpas que nos imponen”.
El tercer paso es el acompañamiento; “en principio el acuerdo de toda la red es hacer acompañamientos telefónicos durante los procesos de aborto, pero también en esto la experiencia nos empuja y en casos que son necesarios hacemos acompañamientos en persona, in situs como le decimos nosotras”.
El último paso es el control post aborto, “tenemos la pretensión y el compromiso de lograr articulaciones con el sistema de salud para lograr que las mujeres lleguen a sus controles post aborto de manera segura y tranquila, que les aseguremos controles “amigables” como les decimos, que significan no ser maltratadas ni criminalizadas. En algunos lugares los hemos logrado y las mujeres pueden decir que van por parte de socorristas, o que han abortado junto con socorristas”.
 “Sobre las estadísticas que generamos, año a año nos entrevistamos con un número de mujeres, no todas ellas deciden abortar, la mayoría sí; a algunas de las entrevistadas acompañamos al sistema de salud si es que cumplen con la causal legal y si la provincia adhiere al protocolo de interrupción legal del embarazo (ILE)”, dijo la referente.

Datos 
Socorristas en Red entrevistó en los últimos cuatro años a 14.752 mujeres en el país, acompañó a 12.081, y 379 fueron acompañadas para el acceso a una ILE. En 2017 entrevistaron a 5.871 mujeres, y acompañaron a 4.783 en sus abortos autogestionados con medicamentos. Socorros Rosas acompañó a más de 50, de ellas principalmente de Chaco y Corrientes, algunas de Tucumán, Salta, Formosa y Paraguay.
De estas 4.781 mujeres, “96,1% abortó con el primer tratamiento; el 88,1% de ellas no necesitaron ir a guardia, es decir, sólo el 11,9% sí necesito ir a guardia”. “De las que acuden a controles post aborto, 56% se retira con anticonceptivos; aquí se ve la importancia de articular con el sistema de salud para los controles, para que además puedan aconsejarlas sobre métodos anticonceptivos”, expresaron desde la colectiva.
Las estadísticas del año 2017 también indicaron que “contra el mito de que las mujeres religiosas no abortan: 58,3% de las entrevistadas dijeron ser creyentes de alguna religión según rango etario, el porcentaje más alto se da en mujeres entre 20 y 24 años (30%) seguida de las mujeres entre 25 y 29 (26%)”. “Le siguen con un 15.5% mujeres entre 30 y 34, contra el mito de que las jóvenes son las que más abortan, mujeres que abortaron entre los 15 y 19 años alcanza el 13,3% el 62,2% de todas las entrevistadas dijeron haber sufrido algún tipo de violencia machista (sexual, física, emocional, psicológica, patrimonial, acoso callejero)”, agregó.
A la vez sostuvieron que “del total de entrevistadas, sólo el 58,5% tiene trabajo, y de este porcentaje, el 55,8% percibe menos del salario mínimo vital y móvil”. “Contra el mito de quien aborta es quien no sabe qué es ser madre, y qué es el amor de un hijo: el 57,2% de las mujeres entrevistadas ya tenían hijos, y el 18,4% ya había abortado anteriormente de manera voluntaria (contra el mito del trauma)”, indicaron.
“Las actividades que nuestra colectiva en particular realiza, es lo que va surgiendo y los espacios que nos van proponiendo ya que socialmente es difícil. Este martes 15 (por ayer) expondrán tres compañeras socorristas en el Congreso de la Nación, y el jueves 17 (mañana) expondrá nuestra compañera socorrista de nuestro grupo. El próximo sábado 19 estaremos en un foro-debate organizado por estudiantes de medicina, dirigida a estudiantes de medicina, enfermería y la comunidad universitaria en general”, precisó la referente.
Por otra parte, dijo que “cabe aclarar que Corrientes es una de las provincias que no adhiere al protocolo de interrupción legal del embarazo, aunque tengan causales legales, las mujeres no pueden pedir una interrupción legal en los hospitales de Corrientes. Chaco adhiere pero a su vez no es eficiente; nosotras tuvimos que acompañar casos de mujeres abusadas porque en el hospital no lo hicieron, además realizaron sólo 6 ILE el año pasado, frente a 600 por ejemplo que realizó un hospital de Santa Fe”, señaló.
En cuanto a cómo afecta la no adhesión al protocolo, sostuvo que “ellas no pueden recurrir al hospital para una interrupción en condiciones seguras, hayan sido violadas, haya una mal formación fetal incompatible con la vida, o por salud de ellas, por ejemplo si tienen cáncer o una enfermedad crónica que complicaría mucho su salud”. 

Aspecto legal
De acuerdo a la legislación actual en el país, el aborto es legal si pone en riesgo la vida o la salud de la mujer o en caso de violación. El protocolo establece que el riesgo de salud para la mujer debe entenderse dentro del concepto de Salud Integral, que incluye el aspecto físico, mental, emocional y social, tal como lo define la Organización Mundial de la Salud (OMS).
Esto implica que cuando una mujer solicita un aborto no punible porque ese embarazo pone en riesgo su salud, no se considera que el peligro sea únicamente físico, sino que también puede alegar que ese embarazo afecta su salud mental y equilibrio psicológico.
Cabe recordar que en Corrientes desde el 2011 rige un decreto que declaró como política de Estado el derecho a la vida “desde la concepción”. A partir de esa fecha en centros de salud  no se garantiza el derecho a la práctica, ni siquiera en los casos habilitados por el Código Penal de acuerdo a información brindada por organizaciones de género.
 (C.S.S).

¿Te gustó la nota?
Comentarios
Logo

“Acompañamos en sus abortos a 4.783 mujeres, más de 50 en Corrientes y Chaco”

Un grupo de feministas hacen “socorrismo” a las mujeres que deciden abortar. Ayer estuvieron en el Congreso de la Nación y mañana lo harán referentes locales. El sábado darán una charla a estudiantes de medicina.
 

En el debate que se realiza en el Congreso de la Nación, expusieron ayer integrantes de Socorristas en Red. En Corrientes y Chaco este grupo está integrado por la colectiva que se denomina Socorro Rosa, un “grupo de activistas feministas que se nuclean para dar información sobre el método seguro para abortar”. Este medio tuvo la posibilidad de dialogar con las referentes locales que dieron la semana pasada una charla a un grupo de mujeres de un barrio de la periferia de esta ciudad y que el sábado próximo dialogarán con estudiantes de Medicina y Enfermería de la universidad pública.
Entre los datos que brindaron a El Litoral, detallan que en el 2017 la red nacional, realizó entrevistas a más de 5 mil mujeres que consultaron sobre un aborto con un método seguro (pastilla) y que las más jóvenes (entre 15 y 19 años) no son las que más abortan. 
Además, detallaron la ocupación de cada persona a quien acompañaron en este procedimiento y mencionan la necesidad de un acompañamiento desde el sistema sanitario, ya que menos del 60 por ciento recibió información sobre anticoncepción en un centro de salud.
“Somos Socorro Rosa Chaco Corrientes, colectiva integrante de Socorristas en Red, feministas que abortamos, una red de socorristas,  activistas feministas que nos nucleamos para dar información sobre método seguro para abortar, es decir, el medicamentoso, y acompañamos la decisión de las mujeres que deciden hacerlo. Además tenemos como compromiso articular con el sistema de salud y generar nuestras propias estadísticas en función de los casos acompañados”, explicó una de las referentes a El Litoral. 
A la vez, explicó que como red, cada colectiva cumple con el modelo socorrista que consta de cuatro puntos: el primero refiere a una línea pública, es decir, “un número de celular por cada colectiva que hacemos público y difundimos, y pueden encontrar en la página web socorristasenred.org”. El segundo trata de encuentros personales, “hacemos encuentros cuerpo a cuerpo, para romper con el aislamiento, el tabú, y en esos encuentros poder poner en acción una escucha desprejuiciada, permitir a las mujeres expresar sus pensamientos y sentimientos, y en eso charlar; intentamos desarmar la red de prejuicios, miedos y culpas que nos imponen”.
El tercer paso es el acompañamiento; “en principio el acuerdo de toda la red es hacer acompañamientos telefónicos durante los procesos de aborto, pero también en esto la experiencia nos empuja y en casos que son necesarios hacemos acompañamientos en persona, in situs como le decimos nosotras”.
El último paso es el control post aborto, “tenemos la pretensión y el compromiso de lograr articulaciones con el sistema de salud para lograr que las mujeres lleguen a sus controles post aborto de manera segura y tranquila, que les aseguremos controles “amigables” como les decimos, que significan no ser maltratadas ni criminalizadas. En algunos lugares los hemos logrado y las mujeres pueden decir que van por parte de socorristas, o que han abortado junto con socorristas”.
 “Sobre las estadísticas que generamos, año a año nos entrevistamos con un número de mujeres, no todas ellas deciden abortar, la mayoría sí; a algunas de las entrevistadas acompañamos al sistema de salud si es que cumplen con la causal legal y si la provincia adhiere al protocolo de interrupción legal del embarazo (ILE)”, dijo la referente.

Datos 
Socorristas en Red entrevistó en los últimos cuatro años a 14.752 mujeres en el país, acompañó a 12.081, y 379 fueron acompañadas para el acceso a una ILE. En 2017 entrevistaron a 5.871 mujeres, y acompañaron a 4.783 en sus abortos autogestionados con medicamentos. Socorros Rosas acompañó a más de 50, de ellas principalmente de Chaco y Corrientes, algunas de Tucumán, Salta, Formosa y Paraguay.
De estas 4.781 mujeres, “96,1% abortó con el primer tratamiento; el 88,1% de ellas no necesitaron ir a guardia, es decir, sólo el 11,9% sí necesito ir a guardia”. “De las que acuden a controles post aborto, 56% se retira con anticonceptivos; aquí se ve la importancia de articular con el sistema de salud para los controles, para que además puedan aconsejarlas sobre métodos anticonceptivos”, expresaron desde la colectiva.
Las estadísticas del año 2017 también indicaron que “contra el mito de que las mujeres religiosas no abortan: 58,3% de las entrevistadas dijeron ser creyentes de alguna religión según rango etario, el porcentaje más alto se da en mujeres entre 20 y 24 años (30%) seguida de las mujeres entre 25 y 29 (26%)”. “Le siguen con un 15.5% mujeres entre 30 y 34, contra el mito de que las jóvenes son las que más abortan, mujeres que abortaron entre los 15 y 19 años alcanza el 13,3% el 62,2% de todas las entrevistadas dijeron haber sufrido algún tipo de violencia machista (sexual, física, emocional, psicológica, patrimonial, acoso callejero)”, agregó.
A la vez sostuvieron que “del total de entrevistadas, sólo el 58,5% tiene trabajo, y de este porcentaje, el 55,8% percibe menos del salario mínimo vital y móvil”. “Contra el mito de quien aborta es quien no sabe qué es ser madre, y qué es el amor de un hijo: el 57,2% de las mujeres entrevistadas ya tenían hijos, y el 18,4% ya había abortado anteriormente de manera voluntaria (contra el mito del trauma)”, indicaron.
“Las actividades que nuestra colectiva en particular realiza, es lo que va surgiendo y los espacios que nos van proponiendo ya que socialmente es difícil. Este martes 15 (por ayer) expondrán tres compañeras socorristas en el Congreso de la Nación, y el jueves 17 (mañana) expondrá nuestra compañera socorrista de nuestro grupo. El próximo sábado 19 estaremos en un foro-debate organizado por estudiantes de medicina, dirigida a estudiantes de medicina, enfermería y la comunidad universitaria en general”, precisó la referente.
Por otra parte, dijo que “cabe aclarar que Corrientes es una de las provincias que no adhiere al protocolo de interrupción legal del embarazo, aunque tengan causales legales, las mujeres no pueden pedir una interrupción legal en los hospitales de Corrientes. Chaco adhiere pero a su vez no es eficiente; nosotras tuvimos que acompañar casos de mujeres abusadas porque en el hospital no lo hicieron, además realizaron sólo 6 ILE el año pasado, frente a 600 por ejemplo que realizó un hospital de Santa Fe”, señaló.
En cuanto a cómo afecta la no adhesión al protocolo, sostuvo que “ellas no pueden recurrir al hospital para una interrupción en condiciones seguras, hayan sido violadas, haya una mal formación fetal incompatible con la vida, o por salud de ellas, por ejemplo si tienen cáncer o una enfermedad crónica que complicaría mucho su salud”. 

Aspecto legal
De acuerdo a la legislación actual en el país, el aborto es legal si pone en riesgo la vida o la salud de la mujer o en caso de violación. El protocolo establece que el riesgo de salud para la mujer debe entenderse dentro del concepto de Salud Integral, que incluye el aspecto físico, mental, emocional y social, tal como lo define la Organización Mundial de la Salud (OMS).
Esto implica que cuando una mujer solicita un aborto no punible porque ese embarazo pone en riesgo su salud, no se considera que el peligro sea únicamente físico, sino que también puede alegar que ese embarazo afecta su salud mental y equilibrio psicológico.
Cabe recordar que en Corrientes desde el 2011 rige un decreto que declaró como política de Estado el derecho a la vida “desde la concepción”. A partir de esa fecha en centros de salud  no se garantiza el derecho a la práctica, ni siquiera en los casos habilitados por el Código Penal de acuerdo a información brindada por organizaciones de género.
 (C.S.S).