Presentan querella y acusan al abogado Cristian Casco de intento de femicidio
ellitoral.com.ar

Miércoles 22de Mayo de 2019CORRIENTES17°Pronóstico Extendidoclima_nublado

Dolar Compra:$43,60

Dolar Venta:$45,60

Presentan querella y acusan al abogado Cristian Casco de intento de femicidio

La víctima, la abogada Gisela Dezorzi, también pidió declarar para dar detalles del violento ataque a golpes que sufrió el pasado 2 de marzo. La mujer recupera la movilidad de a poco tras las graves lesiones.
  

imagen_1

 La abogada Gisela Dezorzi presentó junto a su asesor legal la querella en contra de su ex pareja, el letrado Cristian Casco. Lo acusó de violación de domicilio e intento de femicidio. La causa estaba caratulada como supuestas lesiones graves mediando violencia de género.
En comunicación con El Litoral, el abogado querellante Pablo Fleitas informó que “se presentó la querella solicitando el cambio de carátula. Aquí existió un intento de femicidio”.
“También solicitamos que mi clienta pueda declarar en el juzgado para poder dar detalles del violento ataque. Casco creyó que la había matado y por eso se retiró. Cuando ella logra sobreponerse de la golpiza, se comunica con él y le dice ‘qué me hiciste’. La respuesta del agresor fueron unos audios por Whatsapp que ya serán incorporados a la causa. Son palabras muy duras y violentas”.
La mujer fue atacada el pasado 2 de marzo cuando llegaba a su domicilio. Sufrió lesiones en la cabeza, en distintas partes del cuerpo y, quizás lo más grave, la fractura de dos costillas.
“Tres días antes de que Dezorzi fuera atacada a golpes, decidió poner fin a la relación sentimental con Casco debido a que ya se había suscitado una serie de episodios de violencia y celos”.
“Hace dos días ella recuperó la movilidad, está trasladándose; se adjuntaron pruebas determinantes y contundentes y altamente demostrativo de que estamos ante un claro caso de  un intento de femicidio. Casco creyó que la mató y por eso se retiró. El día del ataque él la siguió con su camioneta y cuando ella llegó a su domicilio, la tomó del pelo y la arrojó al suelo. Allí se le subió encima para darle golpes de puño en la cara y todo el cuerpo”, precisó Fleitas.
“Ahora es importante que Dezorzi declare y pueda contar su verdad; cómo ocurrieron los hechos. Esperamos que el Juzgado fije una audiencia. Casco hasta el momento se abstuvo de declarar y permanece detenido”.
“Algo que nos llamó la atención es que estando detenido igual tiene acceso a equipos de comunicación. Le ha enviado mensajes de texto a mi defendida. Uno de ellos dice que estaba arrepentido. Pediremos que se extremen las medidas de seguridad. Ella no quiere tener ningún contacto con su ex pareja”.
Al ser consultado sobre el estado de la mujer, manifestó que “está intentado llevar una vida normal. Se encuentra viviendo junto a sus dos hijos, pero su madre tuvo que venir para estar a su lado, ya que aún tiene dificultades para manejarse sola”. Por el momento, Cristian Casco, que trabajaba como secretario del Concejo Deliberante de la Municipalidad de Colonia Carolina, está alojado en una celda de la Comisaría Primera ubicada en la esquina de las calles Colón y San Martín de Goya.

¿Te gustó la nota?
Comentarios
Logo

Presentan querella y acusan al abogado Cristian Casco de intento de femicidio

La víctima, la abogada Gisela Dezorzi, también pidió declarar para dar detalles del violento ataque a golpes que sufrió el pasado 2 de marzo. La mujer recupera la movilidad de a poco tras las graves lesiones.
  

<p>Preso. Casco dijo estar arrepentido.</p>

Preso. Casco dijo estar arrepentido.

 La abogada Gisela Dezorzi presentó junto a su asesor legal la querella en contra de su ex pareja, el letrado Cristian Casco. Lo acusó de violación de domicilio e intento de femicidio. La causa estaba caratulada como supuestas lesiones graves mediando violencia de género.
En comunicación con El Litoral, el abogado querellante Pablo Fleitas informó que “se presentó la querella solicitando el cambio de carátula. Aquí existió un intento de femicidio”.
“También solicitamos que mi clienta pueda declarar en el juzgado para poder dar detalles del violento ataque. Casco creyó que la había matado y por eso se retiró. Cuando ella logra sobreponerse de la golpiza, se comunica con él y le dice ‘qué me hiciste’. La respuesta del agresor fueron unos audios por Whatsapp que ya serán incorporados a la causa. Son palabras muy duras y violentas”.
La mujer fue atacada el pasado 2 de marzo cuando llegaba a su domicilio. Sufrió lesiones en la cabeza, en distintas partes del cuerpo y, quizás lo más grave, la fractura de dos costillas.
“Tres días antes de que Dezorzi fuera atacada a golpes, decidió poner fin a la relación sentimental con Casco debido a que ya se había suscitado una serie de episodios de violencia y celos”.
“Hace dos días ella recuperó la movilidad, está trasladándose; se adjuntaron pruebas determinantes y contundentes y altamente demostrativo de que estamos ante un claro caso de  un intento de femicidio. Casco creyó que la mató y por eso se retiró. El día del ataque él la siguió con su camioneta y cuando ella llegó a su domicilio, la tomó del pelo y la arrojó al suelo. Allí se le subió encima para darle golpes de puño en la cara y todo el cuerpo”, precisó Fleitas.
“Ahora es importante que Dezorzi declare y pueda contar su verdad; cómo ocurrieron los hechos. Esperamos que el Juzgado fije una audiencia. Casco hasta el momento se abstuvo de declarar y permanece detenido”.
“Algo que nos llamó la atención es que estando detenido igual tiene acceso a equipos de comunicación. Le ha enviado mensajes de texto a mi defendida. Uno de ellos dice que estaba arrepentido. Pediremos que se extremen las medidas de seguridad. Ella no quiere tener ningún contacto con su ex pareja”.
Al ser consultado sobre el estado de la mujer, manifestó que “está intentado llevar una vida normal. Se encuentra viviendo junto a sus dos hijos, pero su madre tuvo que venir para estar a su lado, ya que aún tiene dificultades para manejarse sola”. Por el momento, Cristian Casco, que trabajaba como secretario del Concejo Deliberante de la Municipalidad de Colonia Carolina, está alojado en una celda de la Comisaría Primera ubicada en la esquina de las calles Colón y San Martín de Goya.