ellitoral.com.ar

Miércoles 29de Enero de 2020CORRIENTES32°Pronóstico Extendidoclima_parcial

Dolar Compra:$58,00

Dolar Venta:$63,00

Julio Verne, ¿visionario o viajero del tiempo?

Sin duda quienes conocen la historia real del famoso novelista coincidirán en que en muchas de sus novelas se adelantó al tiempo. Además, describió con increíble exactitud inventos y hechos que en la época en que fueron realizados era imposible que alguien detallara, con tanta minuciosidad, cosas que aún no sucedían.

Escritor. Julio Verne, el eximio novelista indiscutido.
Obra. Una novela emblemática: De la Tierra a la Luna.

Por Francisco Villagrán
villagranmail@gmail.com
Especial para El Litoral

Es evidente que Julio Verne, el escritor francés que se adelantó al tiempo, debió tener algún tipo de contacto con alguien que le detallaba tan minuciosamente hechos e inventos que luego efectivamente ocurrían. “Todo lo que alguien pueda imaginar, otros lo podrán hacer realidad”, solía decir a menudo Verne, quien estaba muy seguro de sus afirmaciones y hechos descriptos al detalle en sus novelas. 
Verne predijo o describió con asombrosa exactitud muchos de los descubrimientos y logros científicos del siglo XX, habló de viajes espaciales en De la Tierra a la luna y Alrededor de la Luna, mencionó viajes interplanetarios, de satélites artificiales, de viajes en globo, en submarino y en helicóptero (en Cinco semanas en globo y Veinte mil leguas de viaje submarino, de grandes descubrimientos y hechos increíbles nunca imaginados por el hombre. El acierto de Verne fue la perfecta conjunción de elementos fantásticos con otros estrictamente científicos, que dio como resultado un nuevo género literario de irresistible atractivo. 
El gran novelista de ciencia ficción Arthur C. Clarke, autor de 2001, odisea del espacio, escribió en la introducción a De la Tierra a la Luna que “Nunca podrá existir otro Julio Verne, pues nació en un momento irrepetible de la historia. Creció en los años en que la máquina de vapor estaba cambiando el mundo material y los descubrimientos científicos el mundo de la mente. Fue el primer escritor que recibió esos cambios con los brazos abiertos y proclamó que la investigación científica podía ser la más maravillosa aventura. Y por ello, no pasará nunca de moda. 
  
Su verdadera historia 
Pero veamos quien fue en realidad Julio Verne. Jules Gabriel Verne, tal su verdadero nombre, nació en 1828 en la isla de Feydeau, en el puerto francés de Nantes. Fue el primero de los cinco hijos de Pierre Verne, su padre, un joven abogado y de su madre, Sophie Allotte de la Fuye. Obligado por sus padres a estudiar derecho en París, el contacto con los salones literarios de la capital despertó en él una intensa y genuina vocación por las letras. En 1856 conoció a Honorine Deviane, una joven viuda de Amiens, con la que se casó e instaló en París, donde en 1861, nació su único hijo, Michel.  
En 1863, Pierre Jules Hertzel, uno de los editores más importantes de la época, le aceptó publicar su novela Cinco semanas en globo, que fue recibida con mucho entusiasmo por el público. Esta obra fue la primera de una serie de más de 60 novelas y de historias cortas, que autor y editor reunieron en una fantástica colección titulada Viajes extraordinarios. 
A partir de ese momento, Verne se hizo mundialmente famoso como uno de los escritores más imaginativos y fecundos de todos los tiempos. Según Hertzel, el propósito de la colección era resumir todos los conocimientos geográficos, geológicos, físicos y astronómicos elaborados por la ciencia moderna y rehacer, bajo la atractiva forma que le es propia, la historia del universo. Durante años, Verne combinó la faceta de escritor con el placer de viajar y con intensas actividades municipales en Amiens, donde vivió desde 1871. En 1892 fue nombrado Oficial de la Legión de Honor. Con la salud muy debilitada, murió a consecuencia de una crisis diabética en 1905. 
La historia de Verne está íntimamente ligada a Pierre Jules Hertzel, quien le dio la oportunidad de publicar sus obras y ser conocido mundialmente. La audacia y profesionalidad de Hertzel, sumados a sus consejos, fueron factores fundamentales del éxito que logró, al punto que, sin su ayuda, sus libros no habrían visto la luz. 
Los libros de Hertzel se destacaban no sólo por la belleza de sus encuadernaciones, sino también por su destacada edición de interior. Frontispicios y portadas se convirtieron así en elementos decorativos de gran valor, además de cumplir con su misión. 
Por tomar sólo uno de los muchos, por ejemplo, en su novela De la Tierra a la Luna, Verne sitúa exactamente el lugar del lanzamiento del cohete en un lugar de La Florida, en lo que era Cabo Cañaveral, y también el punto de alunizaje, donde finalmente cayó el cohete 
Algunos de los títulos más famosos de sus novelas fueron: 
Viaje al centro de la Tierra: una inscripción escrita por un alquimista islandés revela el camino para llegar al centro de la tierra. Una expedición sale hacia las entrañas del planeta y allí encuentran una serie de aventuras, hasta que salen al exterior por un volcán en Finlandia. 
La vuelta al mundo en 80 días: un caballero inglés apuesta con sus colegas de club que es capaz de dar la vuelta al mundo en 80 días y parte de Londres con su mayordomo en una increíble que lo llevará por Europa, Asia, América y Africa con increíbles aventuras. 
Veinte mil leguas de viaje submarino: el gobierno norteamericano envía una expedición para averiguar la desaparición de barcos atribuidas a un gran monstruo marino, Se viven increíbles aventuras inesperadas. Es una de las novelas más famosas del género de aventuras, en la que Verne dio vida a uno de sus personajes inolvidables: el capitán Nemo. 
Además de Cinco semanas en globo; De la Tierra a la Luna; Miguel Strogoff, el correo secreto del Zar; Los Hijos del Capitán Grant; Viaje alrededor de la Luna; Escuela de robinsones; Un capitán de quince años; El país de las pieles; Aventuras de tres rusos y tres ingleses en Africa austral. 
Estas son sólo algunas de las exitosas novelas que escribió este genio de la literatura, para muchos colegas y científicos de la época. Julio Verne tenía condiciones paranormales, incluso hay quienes se animaron a decir que era una especie de viajero del tiempo, que viajando hacia el futuro pudo ver hechos y acontecimientos históricos imposibles de predecir de manera tan exacta. Como en muchos casos, la polémica está instalada, lo único cierto y concreto es que el gran Julio Verne dejó para la posteridad una serie de novelas difícil de igualar.

¿Te gustó la nota?
Comentarios
Logo

Julio Verne, ¿visionario o viajero del tiempo?

Sin duda quienes conocen la historia real del famoso novelista coincidirán en que en muchas de sus novelas se adelantó al tiempo. Además, describió con increíble exactitud inventos y hechos que en la época en que fueron realizados era imposible que alguien detallara, con tanta minuciosidad, cosas que aún no sucedían.

Por Francisco Villagrán
villagranmail@gmail.com
Especial para El Litoral

Es evidente que Julio Verne, el escritor francés que se adelantó al tiempo, debió tener algún tipo de contacto con alguien que le detallaba tan minuciosamente hechos e inventos que luego efectivamente ocurrían. “Todo lo que alguien pueda imaginar, otros lo podrán hacer realidad”, solía decir a menudo Verne, quien estaba muy seguro de sus afirmaciones y hechos descriptos al detalle en sus novelas. 
Verne predijo o describió con asombrosa exactitud muchos de los descubrimientos y logros científicos del siglo XX, habló de viajes espaciales en De la Tierra a la luna y Alrededor de la Luna, mencionó viajes interplanetarios, de satélites artificiales, de viajes en globo, en submarino y en helicóptero (en Cinco semanas en globo y Veinte mil leguas de viaje submarino, de grandes descubrimientos y hechos increíbles nunca imaginados por el hombre. El acierto de Verne fue la perfecta conjunción de elementos fantásticos con otros estrictamente científicos, que dio como resultado un nuevo género literario de irresistible atractivo. 
El gran novelista de ciencia ficción Arthur C. Clarke, autor de 2001, odisea del espacio, escribió en la introducción a De la Tierra a la Luna que “Nunca podrá existir otro Julio Verne, pues nació en un momento irrepetible de la historia. Creció en los años en que la máquina de vapor estaba cambiando el mundo material y los descubrimientos científicos el mundo de la mente. Fue el primer escritor que recibió esos cambios con los brazos abiertos y proclamó que la investigación científica podía ser la más maravillosa aventura. Y por ello, no pasará nunca de moda. 
  
Su verdadera historia 
Pero veamos quien fue en realidad Julio Verne. Jules Gabriel Verne, tal su verdadero nombre, nació en 1828 en la isla de Feydeau, en el puerto francés de Nantes. Fue el primero de los cinco hijos de Pierre Verne, su padre, un joven abogado y de su madre, Sophie Allotte de la Fuye. Obligado por sus padres a estudiar derecho en París, el contacto con los salones literarios de la capital despertó en él una intensa y genuina vocación por las letras. En 1856 conoció a Honorine Deviane, una joven viuda de Amiens, con la que se casó e instaló en París, donde en 1861, nació su único hijo, Michel.  
En 1863, Pierre Jules Hertzel, uno de los editores más importantes de la época, le aceptó publicar su novela Cinco semanas en globo, que fue recibida con mucho entusiasmo por el público. Esta obra fue la primera de una serie de más de 60 novelas y de historias cortas, que autor y editor reunieron en una fantástica colección titulada Viajes extraordinarios. 
A partir de ese momento, Verne se hizo mundialmente famoso como uno de los escritores más imaginativos y fecundos de todos los tiempos. Según Hertzel, el propósito de la colección era resumir todos los conocimientos geográficos, geológicos, físicos y astronómicos elaborados por la ciencia moderna y rehacer, bajo la atractiva forma que le es propia, la historia del universo. Durante años, Verne combinó la faceta de escritor con el placer de viajar y con intensas actividades municipales en Amiens, donde vivió desde 1871. En 1892 fue nombrado Oficial de la Legión de Honor. Con la salud muy debilitada, murió a consecuencia de una crisis diabética en 1905. 
La historia de Verne está íntimamente ligada a Pierre Jules Hertzel, quien le dio la oportunidad de publicar sus obras y ser conocido mundialmente. La audacia y profesionalidad de Hertzel, sumados a sus consejos, fueron factores fundamentales del éxito que logró, al punto que, sin su ayuda, sus libros no habrían visto la luz. 
Los libros de Hertzel se destacaban no sólo por la belleza de sus encuadernaciones, sino también por su destacada edición de interior. Frontispicios y portadas se convirtieron así en elementos decorativos de gran valor, además de cumplir con su misión. 
Por tomar sólo uno de los muchos, por ejemplo, en su novela De la Tierra a la Luna, Verne sitúa exactamente el lugar del lanzamiento del cohete en un lugar de La Florida, en lo que era Cabo Cañaveral, y también el punto de alunizaje, donde finalmente cayó el cohete 
Algunos de los títulos más famosos de sus novelas fueron: 
Viaje al centro de la Tierra: una inscripción escrita por un alquimista islandés revela el camino para llegar al centro de la tierra. Una expedición sale hacia las entrañas del planeta y allí encuentran una serie de aventuras, hasta que salen al exterior por un volcán en Finlandia. 
La vuelta al mundo en 80 días: un caballero inglés apuesta con sus colegas de club que es capaz de dar la vuelta al mundo en 80 días y parte de Londres con su mayordomo en una increíble que lo llevará por Europa, Asia, América y Africa con increíbles aventuras. 
Veinte mil leguas de viaje submarino: el gobierno norteamericano envía una expedición para averiguar la desaparición de barcos atribuidas a un gran monstruo marino, Se viven increíbles aventuras inesperadas. Es una de las novelas más famosas del género de aventuras, en la que Verne dio vida a uno de sus personajes inolvidables: el capitán Nemo. 
Además de Cinco semanas en globo; De la Tierra a la Luna; Miguel Strogoff, el correo secreto del Zar; Los Hijos del Capitán Grant; Viaje alrededor de la Luna; Escuela de robinsones; Un capitán de quince años; El país de las pieles; Aventuras de tres rusos y tres ingleses en Africa austral. 
Estas son sólo algunas de las exitosas novelas que escribió este genio de la literatura, para muchos colegas y científicos de la época. Julio Verne tenía condiciones paranormales, incluso hay quienes se animaron a decir que era una especie de viajero del tiempo, que viajando hacia el futuro pudo ver hechos y acontecimientos históricos imposibles de predecir de manera tan exacta. Como en muchos casos, la polémica está instalada, lo único cierto y concreto es que el gran Julio Verne dejó para la posteridad una serie de novelas difícil de igualar.