Viernes 26de Febrero de 2021CORRIENTES23°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$88,50

Dolar Venta:$94,50

Viernes 26de Febrero de 2021CORRIENTES23°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$88,50

Dolar Venta:$94,50

CORRIENTES :

CORONAVIRUS: 1.009 CASOS ACTIVOS (24.580 ACUMULADOS) MUERTES: 431

/Ellitoral.com.ar/ Vivir Bien

Transformando la carencia

En los tiempos que vivimos, necesitamos imperiosamente soltar nuestra creatividad. “Pero, Bernardo, a mí nunca se me ocurre nada bueno”, tal vez pienses. Todos, ya sea que lo sepamos o no, somos creativos. Los que saben aconsejan, cuando debemos pensar en un tema específico, analizar toda la información con la que contamos y, una vez que ya lo hicimos, soltarlo y no volver a pensar en ello. 

Por Bernardo Stamateas

Colaboración especial

Lo mismo sucede en la pareja y en la familia. En épocas de convivencia cercana, como la que vivimos el año que acabamos de dejar, muchos se quejan de que el otro, llámese pareja, padre, hijo o hermano, no hace lo que esperan. Lo cierto es que quien está a nuestro lado es solo un espejo de nosotros mismos. Esa persona nos está entregando el siguiente mensaje: “Necesitás prestarte un poco más de atención”. Después de todo, nadie puede dar lo que no tiene. 

Aquellos que se aman a sí mismos de manera equilibrada, por lo general, satisfacen sus propias necesidades y se sienten libres para pedirles a otros lo que desean y/o precisan. Si los demás reaccionan de manera positiva, lo disfrutan. Pero si no lo hacen, no se ofenden ni se enojan ni se deprimen. Porque saben proveerse de todo aquello que necesitan. 

Aun cuando hayamos sufrido carencias de diversa índole de chicos, ya adultos somos nosotros quienes tenemos que ocuparnos de llenar nuestros vacíos, y no quienes nos rodean. Quien espera todo de otros, e incluso se molesta cuando no recibe nada, debe tener la valentía de mirar hacia adentro para comprobar cómo se ha estado tratando últimamente. Cuando somos nuestros principales proveedores de todo lo que necesitamos, jamás realizaremos demandas excesivas hacia los demás.

Nadie tiene absolutamente todo, durante toda la vida. Algunos tienen carencias económicas; otros, carencias físicas; y otros, carencias emocionales. Pero todos tenemos un potencial ilimitado para transformar cualquier situación negativa en crecimiento y avance. Todos somos capaces de llegar a suplirnos todo lo que nos falta y de fortalecernos en el camino. Aunque alguna vez alguien te haya dicho lo contrario, vos podés lograr todo lo que te propongas en la vida, incluso en tiempos de crisis.

En este mundo en el que nos hemos acostumbrado tanto a tenerlo todo, algunos esperan conseguir algo para sentirse felices. Aquellos que saben quiénes son y cuánto valen, deciden por la felicidad tanto en circunstancias de carencia como de abundancia. ¿Alguien te hizo creer en el pasado que nos sos merecedor, merecedora, de nada bueno? Esto es erróneo. Tenés el poder interior de convertir cualquier “no” en un “sí” y el derecho de disfrutar todo lo que la vida te ofrece. 

En este tiempo especial, te animo a no permitir que ninguna carencia o situación adversa te limite. Si sentís que necesitas ayuda, búscala. Pero que nada ni nadie te impida convertirte en un árbol plantado junto a un río que da fruto todo el tiempo. ¡Lo mejor está por venir!

¿Te gustó la nota?

Ocurrió un error