ellitoral.com.ar

Domingo 20 de Octubre de 2019 CORRIENTES19°Pronóstico Extendido clima_nublado

Dolar Compra: $56,50

Dolar Venta: $60,00

“Nunca vi algo como esto”

La muerte de Diego Román, el niño de 12 años cuyo cuerpo fue encontrado en un descampado de la ciudad de Recreo, Santa Fe, hace una semana, todavía genera conmoción en toda la provincia. Apareció ayer la palabra del médico forense que realizó la autopsia, quien no dudó en calificar este caso como “único” debido al altísimo grado de violencia que sufrió el cuerpo del pequeño.
“Yo tengo más de tres mil autopsias en mi carrera y no he observado ningún caso como este”, afirmó Pascual Pimpinela, el responsable de la autopsia, en declaraciones a la radio Aire de Santa Fe. “En mis más de 20 años de carrera, no tengo casos registrados así. Para mí es un caso único que merece toda la investigación científica del tema, más allá del hecho criminal”, agregó. Según Pimpinela, el cuerpo de Diego Román presentaba al menos 30 heridas de arma blanca y algunas partes del cuerpo mutiladas. Uno de esos cortes fueron en los genitales, dato que fue divulgado por la prensa santafesina a lo largo de la última semana.
“Como soy el titular de la cátedra de Medicina Legal, he buscado en la documentación desde el punto de vista científico, en la teoría. Solamente estos casos se observan en esas guerras de los cárteles de Centroamérica, en México”, dijo el profesional.

¿Te gustó la nota?
Comentarios
Logo

“Nunca vi algo como esto”

La muerte de Diego Román, el niño de 12 años cuyo cuerpo fue encontrado en un descampado de la ciudad de Recreo, Santa Fe, hace una semana, todavía genera conmoción en toda la provincia. Apareció ayer la palabra del médico forense que realizó la autopsia, quien no dudó en calificar este caso como “único” debido al altísimo grado de violencia que sufrió el cuerpo del pequeño.
“Yo tengo más de tres mil autopsias en mi carrera y no he observado ningún caso como este”, afirmó Pascual Pimpinela, el responsable de la autopsia, en declaraciones a la radio Aire de Santa Fe. “En mis más de 20 años de carrera, no tengo casos registrados así. Para mí es un caso único que merece toda la investigación científica del tema, más allá del hecho criminal”, agregó. Según Pimpinela, el cuerpo de Diego Román presentaba al menos 30 heridas de arma blanca y algunas partes del cuerpo mutiladas. Uno de esos cortes fueron en los genitales, dato que fue divulgado por la prensa santafesina a lo largo de la última semana.
“Como soy el titular de la cátedra de Medicina Legal, he buscado en la documentación desde el punto de vista científico, en la teoría. Solamente estos casos se observan en esas guerras de los cárteles de Centroamérica, en México”, dijo el profesional.