Lunes 05de Diciembre de 2022CORRIENTES30°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$167,7

Dolar Venta:$175,7

Lunes 05de Diciembre de 2022CORRIENTES30°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$167,7

Dolar Venta:$175,7

/Ellitoral.com.ar/ Sociedad

Arqueología: hallaron antiguas cerámicas magnéticas en la costa de Corrientes

Un equipo de investigación publicó los resultados preliminares del análisis de más de 500 piezas recuperadas en el mismo lugar donde se habría dado el asiento de la primera misión franciscana en la zona, que en 1615 se reinstalaría, y daría inicio al desarrollo de la actual ciudad de Itatí. 

Una investigación arqueológica en la provincia de Corrientes observó que ciertos fragmentos poseían propiedades magnéticas evidentes macroscópicamente. Este hallazgo permite al equipo arqueológico presentar un indicio de una aldea guaraní, posiblemente la del propio Yaguarón, un legendario cacique de la zona. 

Su pueblo fue descripto en las crónicas históricas como consumidor de carne humana (antropófagos). 

La investigación preliminar la elaboraron por Fabián Bognanni y María T. de Haro (del Programa de Arqueología Histórica y Estudios Pluridisciplinarios, del Departamento de Ciencias Sociales de la Universidad Nacional de Luján, Buenos Aires). Explicaron que la alta temperatura que se genera para cocer la arcilla y transformarla en cerámica es un generador y potenciador de una magnetización remanente, que aumenta la propiedad magnética natural de las arcillas utilizadas. 

La identificación de dichas propiedades en los restos cerámicos se realizó de manera expeditiva, acercando un simple imán cerámico de uso cotidiano a la pieza y observando si era afectada por el campo magnético. Por esto, consideraron que la frecuencia de piezas con propiedades magnéticas puede ser mucho mayor que las plasmadas hasta el momento. 

Pudieron identificar con un simple imán cerámico la existencia de propiedades magnéticas en el 6,54 % del total los restos en estudio (es decir, 33 piezas sobre un total de 504). Particularmente, esta propiedad se logró registrar en 16 restos en Tabacué (1 en excavación, 11 en la senda que conduce a la virgen y la cruz, y 4 en la playa), 10 restos en Tres Marías, 4 en Yaguarí y 3 en la playa de Itatí. 

Si bien el número de piezas con propiedades magnéticas es relativamente bajo, para este equipo de investigación cabe destacar que la metodología de detección empleada fue particularmente expeditiva. “Es posible que el conjunto cerámico con propiedades magnéticas sea mayor si utilizamos imanes más potentes (por ejemplo, de neodimio) u otros métodos de medición más precisos. A pesar de esto, logramos identificar porcentajes altos en varios sitios, por ejemplo: en la playa de Itatí, el 33 % de los restos cerámicos presentan estas propiedades (aunque cabe aclarar que la cantidad total es de apenas 9 fragmentos). Sin embargo, en otros sitios que presentan mayor cantidad de hallazgos, como Tres Marías y Yaguarí, el porcentaje de restos con propiedades magnéticas alcanza al 9,43 % y 8,88 % respectivamente”, detallaron.

A pesar de que Fabián Bognanni y María T. de Haro  reconocieron que hacen falta estudios más acabados sobre la posibilidad de analizar las propiedades magnéticas presentes en varios fragmentos de restos cerámicos, resaltaron algunas características del suelo de la región que pueden estar asociadas con estas propiedades. 

Estos suelos poseen características principalmente ácidas y son franco-arenosos a franco arcillolimosos y con drenaje imperfecto. En algunas zonas hay suelos salino-sódicos de pH elevado, aunque en general, se caracterizan por la deficiencia de fósforo y sodio. Estos suelos se destacan por su color rojizo, a causa de que la tierra está constituida por un mineral denominado laterita, compuesto por aluminio, sílice y gran cantidad de óxido de hierro, que le otorga estas distintivas tonalidades. 

Restos

Respecto del evidente magnetismo en muchos restos cerámicos, para los autores de este trabajo sería importante identificar, en un futuro, si las propiedades físico-químicas de las arcillas presentes en los suelos de la zona son las responsables de transferir las propiedades magnéticas a las piezas, o si lo adquieren durante el proceso de manufactura (principalmente la cocción). También sería significativa la posibilidad de reconocer con precisión las zonas donde se hallan estas arcillas que, supuestamente, les otorgan las propiedades magnéticas a las cerámicas y así poder ubicar las fuentes de materias prima utilizadas por las poblaciones locales. 

Teniendo en cuenta que las propiedades magnéticas podrían deberse a las características físicoquímicas de las arcillas usadas, a los procesos técnicos llevados a cabo para la confección de las piezas o a ambos, este método expeditivo de caracterización cerámica podría constituir un interesante elemento diagnóstico para su identificación. Estudios más profundos podrían contribuir tanto a la identificación de las fuentes de materias prima para la confección de la alfarería (principalmente arcillas y desgrasantes), así como para la realización de dataciones basadas en técnicas arqueomagnéticas. 

Destacaron que la evidencia macroscópica de magnetismo en algunas piezas de alfarería, incluso de gran tamaño, recuperadas en varios de los sitios investigados parece ser un hallazgo novedoso, ya que hasta el momento no se encontraron referencias de este fenómeno en la bibliografía especializada consultada.

Paraná

El “Estudio preliminar de la cerámica hallada en la costa de Itatí, Corrientes (Argentina). Caracterización y principales discusiones” fue publicado recientemente en la revista científica Nailos, Estudios Interdisciplinares de Arqueología.  Allí exponen una caracterización general y preliminar del material cerámico hallado en varias zonas de la margen izquierda del río Paraná, en el departamento de Itatí, provincia de Corrientes (Argentina). 

Cada una de estas zonas, con diferente concentración de restos arqueológicos, se denominaron operativamente como «sitios», de este a oeste: Itatí, Yaguarí, Tres Marías, María de los Ángeles de Yaguarí 1, María de los Ángeles de Yaguarí 2 y Tabacué. En estos sitios se hallaron materiales cerámicos diversos, muchos de los cuales podrían ser asociados funcionalmente con vasijas. 

A pesar de que en todos los sitios se hallaron restos de materiales cerámicos similares, las proporciones indican diferencias estadísticas significativas, así como estados de preservación distintos. Si bien todavía existen algunas controversias, en términos generales, la presencia de tres estilos decorativos característicos: corrugado, unguiculado y pintado con motivos geométricos, pueden ser utilizados como una unidad arqueológica reconocible, vinculada con los grupos guaraníes históricos. 

La atribución cultural del pueblo de Yaguarón con grupos guaraníes, en principio, resulta posible sobre la base de la información etnohistórica plasmada por Luis Ramírez, partícipe de la expedición de Caboto. Sin embargo, el registro material no es concluyente en relación con el desafío de poder asociar a los restos de estos pueblos originarios locales con la presencia de los primeros europeos que llegaron a la región. 

El hallazgo de restos de posibles tejas musleras, sumado a los dos supuestos proyectiles de piedra o bolaños encontrados en una arrocera del campo Tabacué, podrían ser una evidencia en favor a la mencionada hipótesis de trabajo, aunque aún insuficiente para poder confirmarla. Incluso, las épocas de manufactura de las tejas (fines de siglo XVI y principio de XVII) atribuidas para otras regiones de la actual Argentina y zonas cercanas a Itatí como Brasil, es coherente con los momentos de contacto hispanoindígena temprano, vinculado con el proceso evangelizador franciscano. 

Yaguarón

El cacique Yaguarón aparece en crónicas de diversos y distantes lugares, como durante la fundación de Asunción del Paraguay en 1536, donde el «solar de Yaguarón» era famoso por la comunicación tanto por tierra como por agua, e incluso, si bien no lo explicita claramente, Ramírez, en su carta de 1528, establece que el pueblo que forma parte de las «caserías» del cacique Yaguarón son de la misma nación de otros grupos que se encuentran río arriba y que están en guerra con estos. 

El mismo cronista resaltó la antropofagia como característica de este pueblo y los señaló como traidores.

Preservación

Respecto del estado de preservación que presentan las cerámicas, los restos hallados en Tabacué (tanto en la zona sobre el talud como en la playa) son los que evidencian mejores aspectos. “Esto nos hace pensar en la posibilidad que formen parte de un contexto primario o, al menos, que estén cercanos a este. En cambio, las piezas halladas en los demás sitios, todos costeros, presentan frecuencias elevadas de desgaste, lo que podría vincularse con un mayor desplazamiento y erosión, posiblemente producto de la acción de agentes postdeposicionales, principalmente el río Paraná”, indicaron en la investigación. 

De todas formas, resaltaron la relevancia del paraje Yaguarí expresada en estudios etnohistóricos y sobre todo en documentos primarios, por ejemplo, en relación a su ubicación y algunas características geomorfológicas descriptas por Diego de Góngora en 1622. Por otra parte, el reconocimiento de propiedades magnéticas en fragmentos cerámicos hallados en algunos de los sitios es una línea de investigación novedosa y prometedora para el campo de la arqueometría. 

 

¿Te gustó la nota?

Ocurrió un error