Estudiantes instalaron una sala de estimulación para disminuidos visuales
ellitoral.com.ar

Estudiantes instalaron una sala de estimulación para disminuidos visuales

Un grupo de alumnos de Ingeniería en Electrónica fabricaron dispositivos tecnológicos para implementar un espacio que era necesario para la labor en la Escuela Especial Nº 26.
 

imagen_1

Estudiantes de Ingeniería en Electrónica de la Universidad Nacional del Nordeste (Unne) diseñaron una “sala de estimulación visual”, para luego instalarla en la Escuela Especial Nº 26 “Petrona Elida Ignatoff”. La institución ahora cuenta con dispositivos tecnológicos que se adaptan a las tareas terapéuticas y educativas que los docentes emplean con los chicos y chicas.
En la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales y Agrimensura (Facena) de la Unne existe el Grupo de Ingeniería en Rehabilitación (Grier), del cual forman parte estudiantes del último año de la carrera de Ingeniería en Electrónica. Junto con docentes e investigadores, el objetivo de este conjunto es conocer la realidad de las instituciones que trabajan en el tema de la discapacidad, para identificar sus necesidades y problemáticas en materia de equipos  o tecnología.
Es así que los alumnos y alumnas decidieron trabajar en un proyecto para ayudar a la Escuela Especial Nº 26, una institución correntina dedicada a la educación de niños y niñas ciegos y disminuidos visuales. El colegio tenía la necesidad de instrumentar nuevas actividades de estimulación apoyadas en innovaciones tecnológicas, por lo que los estudiantes, previo a un análisis de la situación, propusieron y diseñaron equipos que permitan conformar una sala de estimulación visual.
De esta manera, crearon un espacio equipado por fabricaciones propias, consistentes en un tubo de burbujas con luces multicolores, un manojo de fibra óptica de colores que varían cíclicamente, una pizarra de foto estimulación, y una mesa retro luminiscente, entre otros dispositivos tecnológicos de uso sencillo, que se adaptan a las tareas terapéuticas y educativas.
Desde la escuela destacaron que la instalación de una sala de estimulación tiene un costo muy elevado, pero que gracias al trabajo del Grier se pudo concretar el diseño e instalación de equipos a bajo costo. Los estudiantes que participaron activamente en el proyecto fueron Lucas Diéguez, Hugo Flores y María José Porta.

¿Te gustó la nota?
Comentarios
Logo

Estudiantes instalaron una sala de estimulación para disminuidos visuales

Un grupo de alumnos de Ingeniería en Electrónica fabricaron dispositivos tecnológicos para implementar un espacio que era necesario para la labor en la Escuela Especial Nº 26.
 

Estudiantes de Ingeniería en Electrónica de la Universidad Nacional del Nordeste (Unne) diseñaron una “sala de estimulación visual”, para luego instalarla en la Escuela Especial Nº 26 “Petrona Elida Ignatoff”. La institución ahora cuenta con dispositivos tecnológicos que se adaptan a las tareas terapéuticas y educativas que los docentes emplean con los chicos y chicas.
En la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales y Agrimensura (Facena) de la Unne existe el Grupo de Ingeniería en Rehabilitación (Grier), del cual forman parte estudiantes del último año de la carrera de Ingeniería en Electrónica. Junto con docentes e investigadores, el objetivo de este conjunto es conocer la realidad de las instituciones que trabajan en el tema de la discapacidad, para identificar sus necesidades y problemáticas en materia de equipos  o tecnología.
Es así que los alumnos y alumnas decidieron trabajar en un proyecto para ayudar a la Escuela Especial Nº 26, una institución correntina dedicada a la educación de niños y niñas ciegos y disminuidos visuales. El colegio tenía la necesidad de instrumentar nuevas actividades de estimulación apoyadas en innovaciones tecnológicas, por lo que los estudiantes, previo a un análisis de la situación, propusieron y diseñaron equipos que permitan conformar una sala de estimulación visual.
De esta manera, crearon un espacio equipado por fabricaciones propias, consistentes en un tubo de burbujas con luces multicolores, un manojo de fibra óptica de colores que varían cíclicamente, una pizarra de foto estimulación, y una mesa retro luminiscente, entre otros dispositivos tecnológicos de uso sencillo, que se adaptan a las tareas terapéuticas y educativas.
Desde la escuela destacaron que la instalación de una sala de estimulación tiene un costo muy elevado, pero que gracias al trabajo del Grier se pudo concretar el diseño e instalación de equipos a bajo costo. Los estudiantes que participaron activamente en el proyecto fueron Lucas Diéguez, Hugo Flores y María José Porta.