La derecha española se moviliza contra el presidente Sánchez
ellitoral.com.ar

Jueves 21de Febrero de 2019CORRIENTES33°Pronóstico Extendidoclima_sol

Dolar Compra:$38,90

Dolar Venta:$40,70

La derecha española se moviliza contra el presidente Sánchez

El conservadurismo ibérico marchará hoy por las calles de Madrid, en disidencia con la gestión de la crisis desatada por la búsqueda de independencia de Cataluña. Intentan destituir al mandatario socialista.
 

imagen_1

Con el lema "Por una España unida, elecciones ya", la derecha española saldrá hoy a las calles de Madrid en una inédita manifestación contra el presidente del gobierno español, el socialista Pedro Sánchez, al que acusan de “traidor” por su gestión de la crisis secesionista de Cataluña en un momento en el que su continuidad en el poder peligra.
El conservador Partido Popular (PP), los liberales de Ciudadanos y el partido ultraderechista Vox, quienes convocan a los españoles a concentrarse al mediodía en la céntrica Plaza Colón de Madrid, pactaron no llevar banderas ni insignias partidarias para que la única protagonista de la protesta “patriótica” sea la bandera española. 
Sánchez se encuentra en la cuerda floja tras dar por roto el diálogo con los partidos secesionistas catalanes, cuyo apoyo necesita para sacar adelante los presupuestos del Estado y, en consecuencia, mantenerse a flote, luego de un hacer un sorpresivo gesto que no convenció a sus interlocutores de Cataluña y, por el contrario, unió a los sectores de la derecha y ultraderecha nacionalista en su contra. 
La tormenta que planea sobre el Ejecutivo socialista comenzó esta semana cuando Sánchez aceptó un "relator" en el diálogo entre partidos sobre la crisis territorial de Cataluña, una medida que fue calificada de insuficiente por los secesionistas, mientras el PP, Ciudadanos y Vox la consideraron una cesión “humillante" y una “traición a España”. 
La iniciativa también generó malestar en las propias filas socialistas, especialmente entre los líderes regionales que ven peligrar su poder en las próximas elecciones de mayo en un clima de polarización creciente. 
Consciente del contexto de debilidad en el que se encuentra el presidente del gobierno, el líder del PP, Pablo Casado, planteó la manifestación como "la mejor moción de censura contra Sánchez”. 
“Hay que salir a la calle, pasar de las ventanas a plazas y de las plazas a las urnas”, dijo el político conservador, quien previamente había amagado con una moción de censura para tumbar al líder socialista, aunque ni Ciudadanos lo respaldó, por ser una opción destinada a fracasar ante la ausencia de una mayoría de derecha. 
El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, fue quien precisamente abogó por trasladar la ofensiva a las calles, donde mañana la derecha española espera reunir a una multitud "indignada" con Sánchez. 
La apuesta del político liberal, a la que se sumaron rápidamente PP y Vox, puede tener un efecto bumerán sobre todo para conservadores y liberales, debido a que grupos neonazis, como Hogar Social, España 2000 y Falange Española de las Jons, confirmaron su presencia. 
En un intento por desmarcarse, PP y Ciudadanos rechazaron la presencia de "aquellos grupos que no defiendan los valores democráticos y de convivencia" por medio de un comunicado conjunto. 
Rivera, además, quiere evitar compartir foto y escenario con el líder de Vox, Santiago Abascal, de ahí que los tres partidos están negociando un manifiesto y que sean personalidades de la "sociedad civil" quienes lo lean. 
"Esta no es una cuestión de izquierda, centro o derecha, es una defensa de unos valores constitucionales", remarcó el político liberal, quien consiguió sumar a la protesta al ex primer ministro francés y candidato a la Alcaldía de Barcelona, Manuel Valls. 
La manifestación de la derecha junto con elemento de la extrema derecha tendrá lugar en plena tensión política a solo dos días de que comience el histórico juicio por rebelión contra los líderes secesionistas catalanes, por el frustrado proceso de ruptura con España de octubre de 2017. 

¿Te gustó la nota?
Comentarios
Logo

La derecha española se moviliza contra el presidente Sánchez

El conservadurismo ibérico marchará hoy por las calles de Madrid, en disidencia con la gestión de la crisis desatada por la búsqueda de independencia de Cataluña. Intentan destituir al mandatario socialista.
 

Con el lema "Por una España unida, elecciones ya", la derecha española saldrá hoy a las calles de Madrid en una inédita manifestación contra el presidente del gobierno español, el socialista Pedro Sánchez, al que acusan de “traidor” por su gestión de la crisis secesionista de Cataluña en un momento en el que su continuidad en el poder peligra.
El conservador Partido Popular (PP), los liberales de Ciudadanos y el partido ultraderechista Vox, quienes convocan a los españoles a concentrarse al mediodía en la céntrica Plaza Colón de Madrid, pactaron no llevar banderas ni insignias partidarias para que la única protagonista de la protesta “patriótica” sea la bandera española. 
Sánchez se encuentra en la cuerda floja tras dar por roto el diálogo con los partidos secesionistas catalanes, cuyo apoyo necesita para sacar adelante los presupuestos del Estado y, en consecuencia, mantenerse a flote, luego de un hacer un sorpresivo gesto que no convenció a sus interlocutores de Cataluña y, por el contrario, unió a los sectores de la derecha y ultraderecha nacionalista en su contra. 
La tormenta que planea sobre el Ejecutivo socialista comenzó esta semana cuando Sánchez aceptó un "relator" en el diálogo entre partidos sobre la crisis territorial de Cataluña, una medida que fue calificada de insuficiente por los secesionistas, mientras el PP, Ciudadanos y Vox la consideraron una cesión “humillante" y una “traición a España”. 
La iniciativa también generó malestar en las propias filas socialistas, especialmente entre los líderes regionales que ven peligrar su poder en las próximas elecciones de mayo en un clima de polarización creciente. 
Consciente del contexto de debilidad en el que se encuentra el presidente del gobierno, el líder del PP, Pablo Casado, planteó la manifestación como "la mejor moción de censura contra Sánchez”. 
“Hay que salir a la calle, pasar de las ventanas a plazas y de las plazas a las urnas”, dijo el político conservador, quien previamente había amagado con una moción de censura para tumbar al líder socialista, aunque ni Ciudadanos lo respaldó, por ser una opción destinada a fracasar ante la ausencia de una mayoría de derecha. 
El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, fue quien precisamente abogó por trasladar la ofensiva a las calles, donde mañana la derecha española espera reunir a una multitud "indignada" con Sánchez. 
La apuesta del político liberal, a la que se sumaron rápidamente PP y Vox, puede tener un efecto bumerán sobre todo para conservadores y liberales, debido a que grupos neonazis, como Hogar Social, España 2000 y Falange Española de las Jons, confirmaron su presencia. 
En un intento por desmarcarse, PP y Ciudadanos rechazaron la presencia de "aquellos grupos que no defiendan los valores democráticos y de convivencia" por medio de un comunicado conjunto. 
Rivera, además, quiere evitar compartir foto y escenario con el líder de Vox, Santiago Abascal, de ahí que los tres partidos están negociando un manifiesto y que sean personalidades de la "sociedad civil" quienes lo lean. 
"Esta no es una cuestión de izquierda, centro o derecha, es una defensa de unos valores constitucionales", remarcó el político liberal, quien consiguió sumar a la protesta al ex primer ministro francés y candidato a la Alcaldía de Barcelona, Manuel Valls. 
La manifestación de la derecha junto con elemento de la extrema derecha tendrá lugar en plena tensión política a solo dos días de que comience el histórico juicio por rebelión contra los líderes secesionistas catalanes, por el frustrado proceso de ruptura con España de octubre de 2017.