Ministro de Educación habló del desafío de mejorar las bases y adaptarse a la era digital
ellitoral.com.ar

Miércoles 22de Mayo de 2019CORRIENTES17°Pronóstico Extendidoclima_nublado

Dolar Compra:$43,60

Dolar Venta:$45,60

Ministro de Educación habló del desafío de mejorar las bases y adaptarse a la era digital

El titular de la cartera educativa nacional, Alejandro Finocchiaro, en una entrevista con El Litoral mencionó las políticas trazadas con el fin de mejorar la enseñanza en lengua y matemáticas. Además, destacó los planes que se llevan a cabo para actualizar el sistema pedagógico.
 

imagen_1

n Las nuevas tecnologías revolucionaron las formas de ver el mundo y las pantallas digitales abrieron las puertas al conocimiento. Mientras estos cambios sucedían a un ritmo vertiginoso, en las escuelas la metodología de enseñanza se mantenía inalterable e incluso la calidad educativa comenzaba a dar signos de involución, según los resultados de la evaluación Aprender. Sobre estos temas habló el ministro de Educación de la Nación, Alejandro Finocchiaro, con El Litoral, marco en el cual delineó las nuevas políticas tendientes a mejorar las bases pedagógicas y adaptarlas a la era digital.
“El sistema educativo argentino en los últimos años era noticia por los paros y por lo mal que nos iba en las evaluaciones internacionales. El mayor desafío fue recuperar para el Estado el dictado de políticas públicas en educación y comenzar a reconstruir un sistema cuyo tejido estaba roto, no sólo desde lo material sino también desde lo moral”, expresó el ministro de Educación de la Nación durante la entrevista telefónica. 
La puesta en marcha de la “Evaluación Aprender”  y sus resultados fueron el diagnóstico que dio las pautas para organizar políticas públicas acordes al contexto. “La verdad es que estábamos en el subsuelo formativo, y por eso decidimos concentrarnos en solucionar primero las cuestiones básicas (lengua y matemáticas). Los últimos resultados de ‘Aprender’ fueron de gran alegría para todos los ministros ya que notamos una mejora importante en lengua, esto da cuenta de que el esfuerzo de cada maestro o maestra valió la pena. El aprendizaje en nuestro país empezó a mejorar”, comentó Alejandro Finocchiaro.
De todas maneras,  los últimos resultados de la evaluación todavía revelan grandes dificultades en el aprendizaje de matemáticas, ya que el 43% de los alumnos tuvo desempeños muy bajos. Al respecto el ministro señaló: “Junto con representantes de las 24 provincias empezamos a trabajar, con los instrucciones de expertos de varios países, para conformar un plan estrictamente argentino y esperamos en dos o tres años empezar a tener mejores indicadores”.

Conocimiento
La educación del siglo XXI enfrenta nuevos retos. “Antes las seños entraban al aula, miraban el retazo de cielo desde la ventana y escribían en el pizarrón: ‘Hoy es lunes día soleado’. Sin embargo, hoy el alumno desde el asiento le puede decir que hay sol, pero que hay pronóstico de lluvias intermitentes para toda la semana, porque tiene en sus manos un celular con Google Channel. Siempre utilizo ese ejemplo para graficar que la escuela tiene que adaptarse a las nuevas tecnologías”, ilustró el ministro.
Con el objetivo de que la educación se adapte a la era del conocimiento, Alejandro Finocchiaro, destacó que avanza la implementación de robótica y programación como asignaturas, y paralelamente precisó que en un 60% de los establecimientos educativos empezaron a instalar redes de acceso a internet.
Además, no duda en afirmar que “la escuela perdió la batalla contra el celular”, y de hecho surgió una visión superadora. Se trata de la política educativa denominada “Secundaria 2030”, un nuevo modelo de enseñanza que pretende adaptarse a las capacidades de cada estudiante e introduce las nuevas tecnologías. En Corrientes empezó a implementarse en cinco colegios.
“Secundaria 2030 comenzó a implementarse este año en todas las provincias. Era un cambio necesario, porque desde hace cientos de años que se estudiaba con el mismo sistema y currícula, donde el alumno era un sujeto completamente pasivo. Sin embargo, hoy con las nuevas tecnologías tenemos estudiantes informados y capaces de realizar observaciones”, precisó.
Con dicho plan se modifica la base disciplinar con tres objetivos en mira: evitar los fracasos escolares, lograr aprendizajes relevantes y vincular la educación secundaria con el mundo universitario y laboral. 

Corrientes
Al brindar un panorama del sistema educativo de la provincia, el ministro de Educación de la Nación señaló: “Avanza muy bien. Nosotros la verdad es que con Susana Benítez hemos trabajado codo a codo. Siempre nos han apoyado muchísimo en las iniciativas que llevaban al progreso”.
Dicho esto, al hablar de las perspectivas a futuro sintetizó: “En educación hay que trabajar mucho, hay que ser muy perseverantes  y seguir teniendo fe. A diferencia de otras áreas de gobierno la educación no se construye con ladrillos o cementos, sino que es un trabajo silencioso, invisible y hasta ingrato, sin embargo, trabajamos con la convicción de que tendremos buenos resultados y eso ya se empieza a ver. Sentimos que cambió el clima en las comunidades, gracias al esfuerzo de todos”.

¿Te gustó la nota?
Comentarios
Logo

Ministro de Educación habló del desafío de mejorar las bases y adaptarse a la era digital

El titular de la cartera educativa nacional, Alejandro Finocchiaro, en una entrevista con El Litoral mencionó las políticas trazadas con el fin de mejorar la enseñanza en lengua y matemáticas. Además, destacó los planes que se llevan a cabo para actualizar el sistema pedagógico.
 

<p>Ministro. Describió los principales desafíos y señaló que Corrientes “avanza muy bien”.</p>

Ministro. Describió los principales desafíos y señaló que Corrientes “avanza muy bien”.

n Las nuevas tecnologías revolucionaron las formas de ver el mundo y las pantallas digitales abrieron las puertas al conocimiento. Mientras estos cambios sucedían a un ritmo vertiginoso, en las escuelas la metodología de enseñanza se mantenía inalterable e incluso la calidad educativa comenzaba a dar signos de involución, según los resultados de la evaluación Aprender. Sobre estos temas habló el ministro de Educación de la Nación, Alejandro Finocchiaro, con El Litoral, marco en el cual delineó las nuevas políticas tendientes a mejorar las bases pedagógicas y adaptarlas a la era digital.
“El sistema educativo argentino en los últimos años era noticia por los paros y por lo mal que nos iba en las evaluaciones internacionales. El mayor desafío fue recuperar para el Estado el dictado de políticas públicas en educación y comenzar a reconstruir un sistema cuyo tejido estaba roto, no sólo desde lo material sino también desde lo moral”, expresó el ministro de Educación de la Nación durante la entrevista telefónica. 
La puesta en marcha de la “Evaluación Aprender”  y sus resultados fueron el diagnóstico que dio las pautas para organizar políticas públicas acordes al contexto. “La verdad es que estábamos en el subsuelo formativo, y por eso decidimos concentrarnos en solucionar primero las cuestiones básicas (lengua y matemáticas). Los últimos resultados de ‘Aprender’ fueron de gran alegría para todos los ministros ya que notamos una mejora importante en lengua, esto da cuenta de que el esfuerzo de cada maestro o maestra valió la pena. El aprendizaje en nuestro país empezó a mejorar”, comentó Alejandro Finocchiaro.
De todas maneras,  los últimos resultados de la evaluación todavía revelan grandes dificultades en el aprendizaje de matemáticas, ya que el 43% de los alumnos tuvo desempeños muy bajos. Al respecto el ministro señaló: “Junto con representantes de las 24 provincias empezamos a trabajar, con los instrucciones de expertos de varios países, para conformar un plan estrictamente argentino y esperamos en dos o tres años empezar a tener mejores indicadores”.

Conocimiento
La educación del siglo XXI enfrenta nuevos retos. “Antes las seños entraban al aula, miraban el retazo de cielo desde la ventana y escribían en el pizarrón: ‘Hoy es lunes día soleado’. Sin embargo, hoy el alumno desde el asiento le puede decir que hay sol, pero que hay pronóstico de lluvias intermitentes para toda la semana, porque tiene en sus manos un celular con Google Channel. Siempre utilizo ese ejemplo para graficar que la escuela tiene que adaptarse a las nuevas tecnologías”, ilustró el ministro.
Con el objetivo de que la educación se adapte a la era del conocimiento, Alejandro Finocchiaro, destacó que avanza la implementación de robótica y programación como asignaturas, y paralelamente precisó que en un 60% de los establecimientos educativos empezaron a instalar redes de acceso a internet.
Además, no duda en afirmar que “la escuela perdió la batalla contra el celular”, y de hecho surgió una visión superadora. Se trata de la política educativa denominada “Secundaria 2030”, un nuevo modelo de enseñanza que pretende adaptarse a las capacidades de cada estudiante e introduce las nuevas tecnologías. En Corrientes empezó a implementarse en cinco colegios.
“Secundaria 2030 comenzó a implementarse este año en todas las provincias. Era un cambio necesario, porque desde hace cientos de años que se estudiaba con el mismo sistema y currícula, donde el alumno era un sujeto completamente pasivo. Sin embargo, hoy con las nuevas tecnologías tenemos estudiantes informados y capaces de realizar observaciones”, precisó.
Con dicho plan se modifica la base disciplinar con tres objetivos en mira: evitar los fracasos escolares, lograr aprendizajes relevantes y vincular la educación secundaria con el mundo universitario y laboral. 

Corrientes
Al brindar un panorama del sistema educativo de la provincia, el ministro de Educación de la Nación señaló: “Avanza muy bien. Nosotros la verdad es que con Susana Benítez hemos trabajado codo a codo. Siempre nos han apoyado muchísimo en las iniciativas que llevaban al progreso”.
Dicho esto, al hablar de las perspectivas a futuro sintetizó: “En educación hay que trabajar mucho, hay que ser muy perseverantes  y seguir teniendo fe. A diferencia de otras áreas de gobierno la educación no se construye con ladrillos o cementos, sino que es un trabajo silencioso, invisible y hasta ingrato, sin embargo, trabajamos con la convicción de que tendremos buenos resultados y eso ya se empieza a ver. Sentimos que cambió el clima en las comunidades, gracias al esfuerzo de todos”.