ellitoral.com.ar

Domingo 17 de Noviembre de 2019 CORRIENTES23°Pronóstico Extendido clima_parcial_noche

Dolar Compra: $57,50

Dolar Venta: $62,50

Los fantasmas de Normandía

Segunda Guerra Mundial. Tropas americanas desembarcan en las playas de Normandía, en Francia.
Muerte. Miles de soldados fallecieron durante el desembarco de los Aliados.

Por Francisco Villagrán
villagranmail@gmail.com
Especial para El Litoral

Es común en el campo de los fenómenos paranormales que en un lugar donde murieron personas de forma trágica y sufriendo, sus espíritus permanezcan mucho tiempo, manifestándose de diferentes maneras,  como en el caso de Normandía. El alma de una persona que muere en estas circunstancias no se eleva al nivel que le corresponde y queda como atada al mundo físico hasta que pueda ir al lugar que le toca. La historia está llena de casos similares en sangrientas batallas durante las cuales mueren muchas personas y hay mucho sufrimiento, como en el caso de Pago Largo y Laguna Brava en nuestra provincia, donde suelen escucharse ruidos de combate, de caballos galopando, gritos, etc. Incluso se ha logrado grabar psicofonías y tomar fotografías donde se ven figuras de apariencia humana. En el caso de las playas de Normandía, aún hasta nuestros días subsisten los ecos de los combates, el tronar de los cañones, los gritos de dolor de los soldados, como así también se ven en determinadas circunstancias las figuras de grupos de soldados caminando y desplazándose por las playas de noche o al atardecer. Esto fue percibido por gente común, habitantes de la zona, incluso por turistas que circunstancialmente estaban allí y que pudieron grabar en sus teléfonos o tomar fotos de estas figuras  fantasmales, como un contundente testimonio.
En Normandía se produjo la más grande operación de invasión bélica de la historia, en la que a lo largo de 80 kilómetros, tras el desembarcaron, se libraron sangrientos combates con el firme objetivo de liberar a Francia de la ocupación de los nazis. El ataque aliado se produjo en la madrugada del 6 de junio de 1944, cuando 150.000 hombres, combatientes de Estados Unidos, Canadá y Gran Bretaña, se lanzaron a la gigantesca ofensiva por distintos frentes de las playas normandas que fueron denominadas “Utah”, “Omaha”, “Gold”, “Juno” y “Sord”. Participó en el gran desembarco el mítico tanque Sherman, con su cañón de 75 mm, tres ametralladoras y un lanzagranadas.
Detalles
El gigantesco despliegue marino se denominó “Operación Neptuno” y puso en fila nada menos que a 6.939 naves distribuidas en 47 convoyes.
A partir de 1943, Estados Unidos comenzó a construir en cadena los llamados Liberty Ships, enormes barcos cargueros de 10.000 toneladas y 150 metros de largo, que estaban encargados de suministrar víveres, armamentos y municiones a las tropas beligerantes. Los aliados tuvieron una superioridad absoluta en el aire, con unos 6.000 aparatos de distintos tipos, en lo que fue llamado y se hizo conocido como el famoso “Día D” o “el día más largo del siglo”.
Los aparatos tenían pintada una señal de rayas blancas y negras en las carlingas que permitía reconocerlos. Antes del desembarco se arrojaron miles de trozos de metal desde aviones para engañar a los radares alemanes. Tres mil quinientos planeadores lanzaron más de 50.000 paracaidistas sobre las costas. En el primer día de la operación, 58.000 soldados norteamericanos y 75.000 británicos y canadienses arribaron a las playas de Normandía. A las tropas aliadas la invasión no le fue tan sencilla: tuvieron en todo su desarrollo unos 10.000 muertos en el desembarco. Cada año un múltiple ejército representante de los aliados se congrega nuevamente en las colinas que dominan las playas de Normandía, tomadas por asalto hace 76 años. En las playas se encuentran todavía como fantasmas del pasado los obsoletos tanques Sherman, restos de transportes blindados semioruga, jeeps anfibios y vehículos de distinto porte, que se esparcen actualmente en las costas normandas como testimonio de la “Operación Overlord”. Allí ondean las banderas de más de una docena de naciones como Nueva Zelanda, Australia, Sudáfrica, Canadá, Estados Unidos, Noruega, Irlanda, Dinamarca, Bélgica, Francia, Holanda y Gran Bretaña. Y también entre los restos de la maquinaria bélica aparecen cada tanto los fantasmas de los soldados, especialmente en los días previos a cumplirse el aniversario.

Extraña coincidencia
En torno a la gigantesca invasión bélica hay una coincidencia más que sorprendente, que ocurrió poco tiempo antes. Todos los aspectos de esta gran operación sin precedentes eran estrictamente secretos y tenían nombres en clave. La operación en sí misma llevaba el nombre de “Overlord”. La punta de lanza naval se conocía como “Neptune” y dos de las playas francesas donde se realizaría el desembarco se bautizaron “Utah” y “Omaha”. Los puertos artificiales que iban a utilizarse para aprovisionar a las tropas en la cabeza de playa eran conocidos como “Mulberry”.
Aunque parezca increíble, en los 33 días previos al Día D, cada una de estas palabras secretas apareció en los crucigramas del diario londinense “Daily Telegraph”. La palabra clave “Overlord” apareció misteriosamente en el crucigrama cuatro días antes del desembarco. Agentes de seguridad se presentaron en las oficinas del Daily Telegraph esperando encontrar a un espía nazi o algo así. Pero hallaron al maestro de escuela Leonard Dawe, que preparaba el crucigrama para el diario desde hacía 20 años. Dawe quedó estupefacto y sorprendido, y necesitó mucho tiempo para convencer a los agentes de seguridad de que él no tenía nada que ver y que ignoraba por completo el significado de la palabra clave, que fue el anuncio del inicio de la invasión.
Las palabras clave salieron en los crucigramas de los días previos, para asombro de muchos.
¿Qué ocurrió realmente? ¿Casualidad, coincidencia? Vaya uno a saber… Lo único cierto y concreto hasta hoy es que la realidad indica que año tras año siguen produciéndose las apariciones fantasmales de figuras de soldados en el teatro de la operación bélica, como así también se producen ruidos y gritos de las batallas que son escuchados por todos en distintas ocasiones. Un enigma más de los tantos que hay en nuestro mundo.

¿Te gustó la nota?
Comentarios
Logo

Los fantasmas de Normandía

Por Francisco Villagrán
villagranmail@gmail.com
Especial para El Litoral

Es común en el campo de los fenómenos paranormales que en un lugar donde murieron personas de forma trágica y sufriendo, sus espíritus permanezcan mucho tiempo, manifestándose de diferentes maneras,  como en el caso de Normandía. El alma de una persona que muere en estas circunstancias no se eleva al nivel que le corresponde y queda como atada al mundo físico hasta que pueda ir al lugar que le toca. La historia está llena de casos similares en sangrientas batallas durante las cuales mueren muchas personas y hay mucho sufrimiento, como en el caso de Pago Largo y Laguna Brava en nuestra provincia, donde suelen escucharse ruidos de combate, de caballos galopando, gritos, etc. Incluso se ha logrado grabar psicofonías y tomar fotografías donde se ven figuras de apariencia humana. En el caso de las playas de Normandía, aún hasta nuestros días subsisten los ecos de los combates, el tronar de los cañones, los gritos de dolor de los soldados, como así también se ven en determinadas circunstancias las figuras de grupos de soldados caminando y desplazándose por las playas de noche o al atardecer. Esto fue percibido por gente común, habitantes de la zona, incluso por turistas que circunstancialmente estaban allí y que pudieron grabar en sus teléfonos o tomar fotos de estas figuras  fantasmales, como un contundente testimonio.
En Normandía se produjo la más grande operación de invasión bélica de la historia, en la que a lo largo de 80 kilómetros, tras el desembarcaron, se libraron sangrientos combates con el firme objetivo de liberar a Francia de la ocupación de los nazis. El ataque aliado se produjo en la madrugada del 6 de junio de 1944, cuando 150.000 hombres, combatientes de Estados Unidos, Canadá y Gran Bretaña, se lanzaron a la gigantesca ofensiva por distintos frentes de las playas normandas que fueron denominadas “Utah”, “Omaha”, “Gold”, “Juno” y “Sord”. Participó en el gran desembarco el mítico tanque Sherman, con su cañón de 75 mm, tres ametralladoras y un lanzagranadas.
Detalles
El gigantesco despliegue marino se denominó “Operación Neptuno” y puso en fila nada menos que a 6.939 naves distribuidas en 47 convoyes.
A partir de 1943, Estados Unidos comenzó a construir en cadena los llamados Liberty Ships, enormes barcos cargueros de 10.000 toneladas y 150 metros de largo, que estaban encargados de suministrar víveres, armamentos y municiones a las tropas beligerantes. Los aliados tuvieron una superioridad absoluta en el aire, con unos 6.000 aparatos de distintos tipos, en lo que fue llamado y se hizo conocido como el famoso “Día D” o “el día más largo del siglo”.
Los aparatos tenían pintada una señal de rayas blancas y negras en las carlingas que permitía reconocerlos. Antes del desembarco se arrojaron miles de trozos de metal desde aviones para engañar a los radares alemanes. Tres mil quinientos planeadores lanzaron más de 50.000 paracaidistas sobre las costas. En el primer día de la operación, 58.000 soldados norteamericanos y 75.000 británicos y canadienses arribaron a las playas de Normandía. A las tropas aliadas la invasión no le fue tan sencilla: tuvieron en todo su desarrollo unos 10.000 muertos en el desembarco. Cada año un múltiple ejército representante de los aliados se congrega nuevamente en las colinas que dominan las playas de Normandía, tomadas por asalto hace 76 años. En las playas se encuentran todavía como fantasmas del pasado los obsoletos tanques Sherman, restos de transportes blindados semioruga, jeeps anfibios y vehículos de distinto porte, que se esparcen actualmente en las costas normandas como testimonio de la “Operación Overlord”. Allí ondean las banderas de más de una docena de naciones como Nueva Zelanda, Australia, Sudáfrica, Canadá, Estados Unidos, Noruega, Irlanda, Dinamarca, Bélgica, Francia, Holanda y Gran Bretaña. Y también entre los restos de la maquinaria bélica aparecen cada tanto los fantasmas de los soldados, especialmente en los días previos a cumplirse el aniversario.

Extraña coincidencia
En torno a la gigantesca invasión bélica hay una coincidencia más que sorprendente, que ocurrió poco tiempo antes. Todos los aspectos de esta gran operación sin precedentes eran estrictamente secretos y tenían nombres en clave. La operación en sí misma llevaba el nombre de “Overlord”. La punta de lanza naval se conocía como “Neptune” y dos de las playas francesas donde se realizaría el desembarco se bautizaron “Utah” y “Omaha”. Los puertos artificiales que iban a utilizarse para aprovisionar a las tropas en la cabeza de playa eran conocidos como “Mulberry”.
Aunque parezca increíble, en los 33 días previos al Día D, cada una de estas palabras secretas apareció en los crucigramas del diario londinense “Daily Telegraph”. La palabra clave “Overlord” apareció misteriosamente en el crucigrama cuatro días antes del desembarco. Agentes de seguridad se presentaron en las oficinas del Daily Telegraph esperando encontrar a un espía nazi o algo así. Pero hallaron al maestro de escuela Leonard Dawe, que preparaba el crucigrama para el diario desde hacía 20 años. Dawe quedó estupefacto y sorprendido, y necesitó mucho tiempo para convencer a los agentes de seguridad de que él no tenía nada que ver y que ignoraba por completo el significado de la palabra clave, que fue el anuncio del inicio de la invasión.
Las palabras clave salieron en los crucigramas de los días previos, para asombro de muchos.
¿Qué ocurrió realmente? ¿Casualidad, coincidencia? Vaya uno a saber… Lo único cierto y concreto hasta hoy es que la realidad indica que año tras año siguen produciéndose las apariciones fantasmales de figuras de soldados en el teatro de la operación bélica, como así también se producen ruidos y gritos de las batallas que son escuchados por todos en distintas ocasiones. Un enigma más de los tantos que hay en nuestro mundo.