ellitoral.com.ar

Lunes 16 de Septiembre de 2019 CORRIENTES25°Pronóstico Extendido clima_parcial

Dolar Compra: $54,50

Dolar Venta: $58,00

Aguará sorprendió a Taragüy y lo dejó sin un lugar en la final

El conjunto formoseño se impuso 25 a 19 y destronó al campeón del certamen. El Cuervo estuvo en una tarde sin luces, cometió muchos errores y se quedó sin reacción frente al prolijo andar del rival que mostró como figura al veloz Agustín Espíndola, autor de tres tries.
 

imagen_1

Fernando Barreto
deportes@ellitoral.com.ar

En un momento inoportuno, Taragüy tuvo una de sus peores producciones de la temporada y se quedó sin la posibilidad de defender la corona que logró en el 2018. Ayer, en cancha de Aranduroga, Aguará de Formosa le ganó claramente por 25 a 19 en el marco de las semifinales del Torneo Regional NEA de rugby de primera división.
La definición del certamen la protagonizarán Curne y Aguará el sábado 27 en cancha de Aranduroga. Los dos finalistas consiguieron la clasificación al Torneo del Interior B de la Unión Argentina de Rugby. Por su parte, el clásico correntino:  Aranduroga y Taragüy, servirá para definir el tercer lugar del Regional.
Taragüy, que tuvo muchas bajas por suspensiones y lesionados, se vio sorprendido desde el inicio mismo del encuentro por un rival que se mostró ordenado y que asumió el protagonismo a partir de las pelotas que obtuvieron sus delanteros.
Instalado en campo contrario, Aguará presionó defensivamente, pero no se conformó con esa acción. Cada vez que pudo, bien comandado por su apertura Sebastián Ríos, lanzó los ataques.
A los cinco minutos, después de mover la pelota desde el centro de la cancha hacia la punta izquierda apareció Agustín Espíndola que a pura velocidad llegó al ingoal correntino.
Taragüy no terminó de asimilar esa acción, le costó recuperar la pelota para poder atacar, y a los 10 minutos Ríos aumentó el marcador  para los formoseños con un penal.
Aguará siguió fiel a su libreto. Presionó bien arriba, no le dio espacios a la tercera línea cuerva ni a sus backs. Mantuvo un pack firme, siempre jugando lejos de su propia zona defensiva.
A los 25 minutos, fueron los delanteros formoseños los que desnivelaron y Carlos Amaya logró al try, convertido por Ríos.
El marcador 15 a 0 sorprendió a todos. El campeón intentó reaccionar y sus delanteros entraron en acción. Lentamente ingresaron en zona de 22 metros y con el empuje provocaron varias infracciones que el árbitro Diego Colussi terminó por sancionar con un try penal.
Esa conquista alimentó la  ilusión de Taragüy que sufrió otro fuerte impacto al minuto del complemento. Otra vez la velocidad de Espíndola fue letal para la defensa correntina y el wing anotó su segundo try.
En una de las pocas veces que pudo hilvanar un juego asociado, Alejandro Gallardo le dio un try a Taragüy y Bruno Broll sumó la conversión. Sin embargo, nuevamente, Aguará respondió rápidamente (tres minutos más tarde) con otra gran aparición de Espíndola.
Allí terminó el partido, porque Taragüy cayó en la desesperación, cometió muchos errores y recién, en la última acción del partido llegó a una nueva conquista.
Aguará llegó en silencio y por primera vez se instaló  en la gran final.

¿Te gustó la nota?
Comentarios
Logo

Aguará sorprendió a Taragüy y lo dejó sin un lugar en la final

El conjunto formoseño se impuso 25 a 19 y destronó al campeón del certamen. El Cuervo estuvo en una tarde sin luces, cometió muchos errores y se quedó sin reacción frente al prolijo andar del rival que mostró como figura al veloz Agustín Espíndola, autor de tres tries.
 

Fernando Barreto
deportes@ellitoral.com.ar

En un momento inoportuno, Taragüy tuvo una de sus peores producciones de la temporada y se quedó sin la posibilidad de defender la corona que logró en el 2018. Ayer, en cancha de Aranduroga, Aguará de Formosa le ganó claramente por 25 a 19 en el marco de las semifinales del Torneo Regional NEA de rugby de primera división.
La definición del certamen la protagonizarán Curne y Aguará el sábado 27 en cancha de Aranduroga. Los dos finalistas consiguieron la clasificación al Torneo del Interior B de la Unión Argentina de Rugby. Por su parte, el clásico correntino:  Aranduroga y Taragüy, servirá para definir el tercer lugar del Regional.
Taragüy, que tuvo muchas bajas por suspensiones y lesionados, se vio sorprendido desde el inicio mismo del encuentro por un rival que se mostró ordenado y que asumió el protagonismo a partir de las pelotas que obtuvieron sus delanteros.
Instalado en campo contrario, Aguará presionó defensivamente, pero no se conformó con esa acción. Cada vez que pudo, bien comandado por su apertura Sebastián Ríos, lanzó los ataques.
A los cinco minutos, después de mover la pelota desde el centro de la cancha hacia la punta izquierda apareció Agustín Espíndola que a pura velocidad llegó al ingoal correntino.
Taragüy no terminó de asimilar esa acción, le costó recuperar la pelota para poder atacar, y a los 10 minutos Ríos aumentó el marcador  para los formoseños con un penal.
Aguará siguió fiel a su libreto. Presionó bien arriba, no le dio espacios a la tercera línea cuerva ni a sus backs. Mantuvo un pack firme, siempre jugando lejos de su propia zona defensiva.
A los 25 minutos, fueron los delanteros formoseños los que desnivelaron y Carlos Amaya logró al try, convertido por Ríos.
El marcador 15 a 0 sorprendió a todos. El campeón intentó reaccionar y sus delanteros entraron en acción. Lentamente ingresaron en zona de 22 metros y con el empuje provocaron varias infracciones que el árbitro Diego Colussi terminó por sancionar con un try penal.
Esa conquista alimentó la  ilusión de Taragüy que sufrió otro fuerte impacto al minuto del complemento. Otra vez la velocidad de Espíndola fue letal para la defensa correntina y el wing anotó su segundo try.
En una de las pocas veces que pudo hilvanar un juego asociado, Alejandro Gallardo le dio un try a Taragüy y Bruno Broll sumó la conversión. Sin embargo, nuevamente, Aguará respondió rápidamente (tres minutos más tarde) con otra gran aparición de Espíndola.
Allí terminó el partido, porque Taragüy cayó en la desesperación, cometió muchos errores y recién, en la última acción del partido llegó a una nueva conquista.
Aguará llegó en silencio y por primera vez se instaló  en la gran final.