Lunes 14de Junio de 2021CORRIENTES14°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$94,00

Dolar Venta:$100,0

Lunes 14de Junio de 2021CORRIENTES14°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$94,00

Dolar Venta:$100,0

CORRIENTES :

CORONAVIRUS: 4.700 CASOS ACTIVOS (66.247 ACUMULADOS) MUERTES: 931

/Ellitoral.com.ar/ Especiales

Los enigmas de la esfinge de Gizeh

Misterio. La gran esfinge en todo su esplendor.
Ciencia. Los científicos investigando la esfinge.

Por Francisco Villagrán

villagranmail@gmail.com

Especial para El Litoral.

La esfinge de Gizeh es la estatua más imponente que haya sido construida en el mundo por el hombre. Pero, ¿cómo pudo hacerlo? ¿Con qué herramientas trabajó esta piedra durísima? Es uno de los símbolos más emblemáticos de Egipto junto con las pirámides y está rodeada de un halo de misterio y misticismo. Según la teoría más arraigada en la comunidad científica mundial, la esfinge fue construida hacia el año 2.500 antes de Cristo por el faraón Kefrén. Pero en el año 1991 una serie de pruebas geológicas demostraron con certeza que fue construida por lo menos 6.000 años antes de Cristo, es decir 3.000 años antes de que comenzara la civilización egipcia. Pero entonces, ¿quién o quiénes la construyeron? El mundo de los egiptólogos se vio sacudido por esa noticia. En realidad, ya se sospechaba que la esfinge fue construida mucho antes que las pirámides, pero no había un fundamento científico suficiente. Muchos egiptólogos creían que la cara de la esfinge representaba al faraón, pero estudios comparativos realizados, demostraron que no era así.

Experimentos y observaciones posteriores advirtieron que no había coincidencia en la fecha original de la construcción de la esfinge y la Gran Pirámide. Algunos investigadores especularon que el faraón Kefrén encontró la esfinge sin terminar. La completó y restauró junto con los templos vecinos. Proporcionalmente, la cabeza es más pequeña que el resto del cuerpo, lo que hace pensar que el faraón Kefrén la hizo remodelar al estilo de la época. Pero posteriores investigaciones dejaron ver otro secreto: cinco metros por debajo de las patas delanteras de la esfinge, se abrían diversos túneles inexplorados y una amplia sala rectangular, que según las investigaciones, era obra del hombre.

A esto se añadió un elemento exótico, cuando se recordó una profecía de Edgar Cayce, el profeta americano, quien en estado de trance en 1935, con sus poderes sensitivos exploró las épocas anteriores del antiguo Egipto. Dijo que los sobrevivientes de la Atlántida habrían emigrado a Egipto y construyeron la Gran Pirámide y la esfinge, durante el primer siglo de su llegada. Otra teoría interesante que es digna de tener en cuenta.

Pero además Cayce predijo que a finales del siglo XX sería descubierta una sala antigua de documentación histórica, allí donde la línea de la sombra y de la luz cae entre las patas de la esfinge. Supuestamente, el interior de la sala habría cobijado una biblioteca llena de textos sobre la civilización de la Atlántida. En la opinión de muchos destacados científicos que investigaron exhaustivamente la esfinge, esta tendría por lo menos 12.000 años. En cualquier caso, la ciencia tiende a fijar la fecha de la construcción de la esfinge en una época mucho más antigua que la comúnmente aceptada. Y hasta ahora los egiptólogos no han sido capaces de exponer argumentos sólidos en contra. Pero falta responder la pregunta más importante: ¿Quién construyó la esfinge?  Un número creciente de investigadores, incluidos algunos escritores de fama como Graham Hancock, Robert Bauval y Collin Wilson, creen que el hecho de situar más atrás en el tiempo la fecha de construcción de la esfinge, es una prueba de que fue llevada a cabo por una civilización desaparecida. La de la Atlántida, desde luego. 

Investigaciones complicadas

A pesar de la negativa de las autoridades egipcias para no dejar realizar investigaciones científicas en torno a las pirámides y la esfinge, desde 1996 para acá, hubo un cambio de mentalidad de las autoridades y de a poco fueron permitiendo que equipos de científicos de distintos países realizaran expediciones de investigación en torno a la esfinge que tantas polémicas suscitó últimamente en la comunidad científica mundial. En fin, la polémica está instalada, los egiptólogos tradicionalistas no aceptan la “intromisión cultural” de investigadores foráneos, que mantienen la teoría de que la esfinge fue construida mucho antes que las pirámides y por el contrario, manifiestan que sus descubrimientos no tienen sustento. Pero, si es así, ¿por qué no permiten que se realicen estudios serios para comprobarlo?

Los investigadores que están a favor de la edad mayor de la esfinge se mantienen firmes en sus trece y afirman que en poco tiempo demostrarán al mundo que su posición es firme y tienen más que válidos fundamentos para demostrarlo. Según los últimos descubrimientos de los egiptólogos, los habitantes de la legendaria Atlántida habrían dejado una serie de conocimientos sellados en distintos lugares de la esfinge, que todavía no se han descubierto. Si se analizara correctamente la distribución de los distintos monumentos funerarios de Gizeh, se podría reproducir una especie de mapa del firmamento como se podría haber visto 11.000 años antes de Cristo.

Cientos de geólogos se mostraron sorprendidos por los descubrimientos y teorías esgrimidas y se ofrecieron a continuar con las investigaciones, pero las autoridades egipcias se negaron a otorgar permisos para las investigaciones. Los relatos que se transmitieron de generación en generación hablan de una gran civilización remota y de grandes conocimientos, que fue destruida por el diluvio universal, de allí la erosión que presenta la esfinge en sus costados. Se cree que en algún lugar de Gizeh o en la misma esfinge, quedaron guardados los milenarios conocimientos de esta antigua civilización. También se habla de una cámara descubierta debajo de la esfinge, que tiene conexión con tres pirámides. Pero esto no fue oficialmente confirmado.

En conclusión, la enigmática esfinge plantea en la actualidad un problema para los investigadores, que es muy posible que haya sido construida mucho antes que las pirámides, por una civilización desconocida, que posiblemente sea la atlante. Cada día es mayor el número de investigadores y egiptólogos que se inclinan por la teoría de que la esfinge fue construida mucho antes que las pirámides.

¿Te gustó la nota?

Ocurrió un error