Largas filas para comprar uniformes y útiles en la cuenta regresiva para volver al colegio
ellitoral.com.ar

Largas filas para comprar uniformes y útiles en la cuenta regresiva para volver al colegio

Las casas de venta de ropa escolar y algunas librerías estaban ayer desbordadas de clientes. Muy pocos son los negocios que extenderán su horario de atención entre hoy y mañana.

 

imagen_0

En la zona comercial del microcentro crece la concurrencia de transeúntes, fundamentalmente en las librerías y casas de uniformes, donde reciben una gran afluencia de clientes por las compras que se realizan a sólo tres días del regreso a clases.
La elevada demanda llegó a desbordar la capacidad de algunas tiendas, tanto es así que afuera de varios negocios se forman extensas filas de clientes que esperan hasta más de 15 minutos para ingresar al local y ser atendidos.
“Desde hace tiempo que vengo comprando todos lo que mi nena necesita para el colegio, y sólo me faltaba conseguir el pulóver y las medias. Me sorprendió la fila, porque es la primera vez que vengo con tan poco tiempo, pero prefiero esperar y comprar todo ahora”, expresó aEl LitoralWilda mientras aguardaba frente a una casa de uniformes.
A la vez, en la fila que se formó dentro de otro negocio, Marcela una mamá comentó aEl Litoralque “ya tengo la lista completa de útiles escolares, y estuve juntando el dinero para terminar con el uniforme. Vinimos a ver cómo le quedaban la chomba y la campera del colegio, prefiero esperar a que me atiendan porque aquí vi los precios más baratos”.
Las compras fraccionadas, es decir, las que se realizan en diferentes negocios donde se encuentran los precios más económicos, es una de las razones por las cuales todavía muchas familias recorren varios negocios para equipar a los estudiantes de cara al regreso a las aulas.
Por su parte, los mercantiles se encuentran satisfechos con el crecimiento de las ventas y  esperan un repunte con las compras de última hora. Por ese motivo, algunas tiendas se preparan para extender su horario de atención entre hoy y mañana.
Al respecto, el gerente de una casa de indumentaria, Marcelo Alcaraz, dijo aEl Litoral: “Desde hace varios días que venimos con una mayor demanda, pero la última semana es cuando empezamos a recibir un mayor ingreso de clientes. Por eso el viernes (por hoy) extenderemos nuestro horario de la noche; y el día sábado vamos a abrir un poco antes, a las 8.30, y vamos a cerrar también más tarde”.
Al mismo tiempo, algunas casas de bazar que ofrecen productos colegiales, también se preparan para extender su horario de cierre.
De todos modos, algunos negocios mantendrán sus horarios fijos. Por lo tanto, quienes todavía necesiten  comprar elementos para el inicio del ciclo lectivo deberán hacerlo en el horario de apertura, para evitarse las filas.
Sergio, desde una casa de uniformes que se encontraba repleta de personas, dijo aEl Litoral: “Como en otros años, tenemos muchísimos clientes y con un mismo horario de 8.30 a 12.30 y de 17 a 21. Cuando se cumple la hora, cerramos”.
Del mismo modo, Julieta desde una librería señaló: “Esta semana estuvimos colmados de gente con demandas de todo tipo. Muchas listas completas y gente que viene a completar con lo que le falta. Nuestros horarios se mantienen”.
Este es el panorama comercial a días del regreso a clases y algunos mercantiles vaticinan una elevada demanda e incluso mejores ventas que otros años.

 

¿Te gustó la nota?
Comentarios
Logo

Largas filas para comprar uniformes y útiles en la cuenta regresiva para volver al colegio

Las casas de venta de ropa escolar y algunas librerías estaban ayer desbordadas de clientes. Muy pocos son los negocios que extenderán su horario de atención entre hoy y mañana.

 

<p>Clases. Las filas en el ingreso de los negocios escolares es una postal que se repite en varias tiendas.</p>

Clases. Las filas en el ingreso de los negocios escolares es una postal que se repite en varias tiendas.

En la zona comercial del microcentro crece la concurrencia de transeúntes, fundamentalmente en las librerías y casas de uniformes, donde reciben una gran afluencia de clientes por las compras que se realizan a sólo tres días del regreso a clases.
La elevada demanda llegó a desbordar la capacidad de algunas tiendas, tanto es así que afuera de varios negocios se forman extensas filas de clientes que esperan hasta más de 15 minutos para ingresar al local y ser atendidos.
“Desde hace tiempo que vengo comprando todos lo que mi nena necesita para el colegio, y sólo me faltaba conseguir el pulóver y las medias. Me sorprendió la fila, porque es la primera vez que vengo con tan poco tiempo, pero prefiero esperar y comprar todo ahora”, expresó aEl LitoralWilda mientras aguardaba frente a una casa de uniformes.
A la vez, en la fila que se formó dentro de otro negocio, Marcela una mamá comentó aEl Litoralque “ya tengo la lista completa de útiles escolares, y estuve juntando el dinero para terminar con el uniforme. Vinimos a ver cómo le quedaban la chomba y la campera del colegio, prefiero esperar a que me atiendan porque aquí vi los precios más baratos”.
Las compras fraccionadas, es decir, las que se realizan en diferentes negocios donde se encuentran los precios más económicos, es una de las razones por las cuales todavía muchas familias recorren varios negocios para equipar a los estudiantes de cara al regreso a las aulas.
Por su parte, los mercantiles se encuentran satisfechos con el crecimiento de las ventas y  esperan un repunte con las compras de última hora. Por ese motivo, algunas tiendas se preparan para extender su horario de atención entre hoy y mañana.
Al respecto, el gerente de una casa de indumentaria, Marcelo Alcaraz, dijo aEl Litoral: “Desde hace varios días que venimos con una mayor demanda, pero la última semana es cuando empezamos a recibir un mayor ingreso de clientes. Por eso el viernes (por hoy) extenderemos nuestro horario de la noche; y el día sábado vamos a abrir un poco antes, a las 8.30, y vamos a cerrar también más tarde”.
Al mismo tiempo, algunas casas de bazar que ofrecen productos colegiales, también se preparan para extender su horario de cierre.
De todos modos, algunos negocios mantendrán sus horarios fijos. Por lo tanto, quienes todavía necesiten  comprar elementos para el inicio del ciclo lectivo deberán hacerlo en el horario de apertura, para evitarse las filas.
Sergio, desde una casa de uniformes que se encontraba repleta de personas, dijo aEl Litoral: “Como en otros años, tenemos muchísimos clientes y con un mismo horario de 8.30 a 12.30 y de 17 a 21. Cuando se cumple la hora, cerramos”.
Del mismo modo, Julieta desde una librería señaló: “Esta semana estuvimos colmados de gente con demandas de todo tipo. Muchas listas completas y gente que viene a completar con lo que le falta. Nuestros horarios se mantienen”.
Este es el panorama comercial a días del regreso a clases y algunos mercantiles vaticinan una elevada demanda e incluso mejores ventas que otros años.