Jueves 22de Febrero de 2024CORRIENTES29°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$817,0

Dolar Venta:$857,0

Jueves 22de Febrero de 2024CORRIENTES29°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$817,0

Dolar Venta:$857,0

/Ellitoral.com.ar/ Nacional

Asesinó de 24 puñaladas a su pareja y avisó a la policía

María Luisa Belén Muñoz tenía 34 años y cuatro hijos. Por el caso detuvieron a su concubino y padre de un menor de tres años. Será indagado por el fiscal Daniel Ichazo 

n Una mujer de 34 años y madre de cuatro hijos fue asesinada a puñaladas en su casa del partido bonaerense de Berazategui. Por el femicidio detuvieron a su concubino, quien llamó a la policía para alertar sobre lo ocurrido.

El femicidio se produjo el domingo a la madrugada, alrededor de las 4, en una vivienda situada en calles 115 y 12, donde la víctima —identificada como María Luisa Belén Muñoz— residía junto al ahora imputado y padre de un niño de tres años en común, Alejandro Albornoz.

De acuerdo a la reconstrucción efectuada por los investigadores, todo comenzó cuando la víctima regresó de la casa de una prima, donde se habían juntado a jugar al bingo con su hermana, quien vive en el mismo terreno que ella, pero en la parte delantera. “Me voy a bañar y me acuesto”, le dijo María Luisa antes de despedirse.

Minutos después, la hermana de la víctima comenzó a escuchar gritos de auxilio y alaridos provenientes de su domicilio. “¡Ale, no!”, imploraban.

De inmediato, la mujer fue hasta la casa del fondo para ver qué pasaba. Como no pudo entrar, intentó contactar a María Luisa por teléfono. Ante la no respuesta con su hermana, decidió establecer comunicación con su cuñado. “Ahora no puedo atenderte, se me acabó el tiempo”, le escribió Albornoz quien, finalmente, terminó llamando al 911 para confesar el crimen.

Al ingresar al domicilio, donde se encontraba la hija de 12 años de la mujer, la policía fue hasta el baño y encontró una escena “terrorífica”, según describieron  fuentes con acceso al expediente.

“La víctima estaba muerta en la bañera y con múltiples heridas de arma blanca”, dijeron. Tras entrevistarse con Albornoz, los efectivos detectaron que el hombre se había cambiado la ropa ensangrentada y la había escondido, junto a la navaja utilizada para matar a la mujer, en un cuarto del fondo, donde acumulaba distintos objetos.

“Hubo que revolver bastante para encontrar todo”, agregaron las mismas fuentes. Más tarde, la autopsia al cuerpo de la víctima determinó que presentaba 24 heridas de arma blanca, la mayoría en la zona del tórax e, incluso, defensivas, en los miembros superiores.

¿Te gustó la nota?

Ocurrió un error