ellitoral.com.ar

Domingo 15de Septiembre de 2019CORRIENTES25°Pronóstico Extendidoclima_sol

Dolar Compra:$54,25

Dolar Venta:$57,50

En junio regirían las audiencias orales para agilizar procesos y democratizar el sistema

Después que 31 jueces participaran de la elaboración del protocolo, ahora sólo resta que los ministros del STJ rubriquen una acordada. Semhan explicó cómo se implementará la oralidad. También se refirió a la necesidad de contar con un nuevo Código Procesal Penal y la efectivización de la división del Ministerio Público.
 

imagen_1

Corrientes se sumará a las otras 15 provincias del país que ya están implementando las audiencias orales en los juicios civiles, comerciales, laborales y contenciosos administrativos. De esta forma, buscan agilizar los procesos y democratizar el sistema. Así lo expresó uno de los cinco ministros del Superior Tribunal de Justicia (STJ) Guillermo Horacio Semhan, quien precisamente es el coordinador del mencionado programa que comenzaría a regir a partir del 1 de junio. Ahora, sólo resta que todos los integrantes del citado órgano provincial rubriquen una acordada. 
El Litoral participó de una entrevista que el magistrado brindó a varios medios de prensa para, precisamente, dar detalles de cómo se incorporará la fase de oralidad. 
En primer término aclaró que la Provincia  no cuenta con Códigos Procesales orales, por lo que tuvieron que elaborar un esquema de trabajo que incorporará la exposición verbal sin que esto implique infringir alguna de las normas establecidas por escrito.
Y para definir detalles de cómo se implementará, semanas atrás, los 31 jueces de primera instancia que desempeñan sus tareas en el fuero Civil, Comercial, Laboral o Contencioso Administrativo de la Provincia, participaron de dos jornadas de trabajo.  Como consecuencia del sistema que acordaron, quedó elaborado un protocolo que se aplicará en los juicios civiles, comerciales, laborales y contenciosos administrativos. 
Su implementación ahora depende sólo de una reunión de los ministros del STJ que, tras consensuar los últimos detalles del texto del nuevo sistema, firmarán el correspondiente acuerdo. Semhan recordó en este punto que “el Superior Tribunal de Justicia tiene la facultad, por acordada, de interpretar el Código Procesal. Y lo que vamos a hacer es una reinterpretación a través de la cual expresaremos: a partir de la traba de la litis, son estas las reglas en los procesos civiles, comerciales, laborales y contenciosos administrativos”.
Luego, el ministro del STJ consideró que existe consenso con sus pares para avanzar con la incorporación de la oralidad, por lo que estimó que el 1 de junio ya comenzaría a regir.
Además de contar con el citado aval, el Poder Judicial tendrá que entregar videocámaras a los juzgados que aún no tienen ese equipamiento. Teniendo en cuenta que será esencial disponer de ellas ya que, tal como lo precisó el ministro, no se labrarán actas de las audiencias sino que éstas serán filmadas.

Procedimiento
Con respecto a cómo se desarrollarán los procesos a partir de la incorporación de la oralidad, Semhan explicó: “Se inicia la demanda por escrito y se contesta por la misma vía. Pero una vez trabada la litis, el juez recuperará su función esencial de director del proceso y establecerá las reglas. Dirá cuáles son los hechos, qué pruebas presentadas por las partes son admisibles y qué deberá probar el demandado”. Tras lo cual indicó “que dependiendo del tiempo que demande generar la o las pruebas requeridas, el magistrado fijará un plazo para cumplimentar esta etapa. Y en base a eso fijará cuándo cada una de las partes expondrá sus alegatos en forma oral. Finalizado esto, emitirá la sentencia”.
Al respecto, aclaró que “el período de producción de pruebas varía de acuerdo a la complejidad de estas. No es lo mismo obtener una pericia caligráfica que un análisis de ADN”.
No obstante, más allá de los días que pueda demandar disponer de esos elementos esenciales para las partes que protagonizan el litigio, el ministro consideró que la incorporación agilizará el proceso. Una cuestión que destacó como de gran relevancia ya que al acortar los plazos, se optimizará el uso de los recursos del Poder Judicial y el o los ciudadanos podrán obtener el servicio público de justicia sin dilaciones. 
“¿Cuál es la queja de la sociedad?”, preguntó el ministro Semhan, quien inmediatamente señaló: “Los juicios son largos, son escritos, que muchas veces las sentencias no son justas”.
Una situación que, estimó, muchas veces responde precisamente a la forma en que se desarrolla el proceso. Para graficar planteó: “Uno tiene un conflicto, acude a un abogado a quien le cuenta su versión de los hechos. El profesional plasma esos dichos en un escrito que luego lo presenta en la Justicia. Y cuando el demandado recibe el planteo, también va con su abogado, le cuenta su versión de los hechos y él lo  transforma en un texto escrito. Pero muchas veces las historias manifestadas por las partes no se corresponden con el hecho real”.
Situación que, con la incorporación de las audiencias orales, Semhan estimó se subsanará ya que cada una de las partes, junto con sus respectivos abogados, podrán expresarse ante el mismo juez que luego deberá dictar la sentencia.
Esto permitirá una “democratización del sistema”, tal como lo calificó el ministro, quien añadió: “La parte va a controlar a su abogado y este le debe rendir cuentas a su cliente”. Haciendo referencia a que la persona defendida podrá escuchar cuáles son los argumentos que esgrimió el letrado.
Porque, indicó, muchas veces “no es el juez, no es el Poder Judicial el responsable” de la forma en que termina un caso. Por eso, el hecho de que la parte pueda también expresarse y oir lo que el abogado dice en su defensa, contribuiría a transparentar aún más el proceso que, en este caso, deberán ser del fuero civil, comercial, laboral y contencioso administrativo.
“Trabajamos para brindar el mejor servicio público de justicia con las leyes, estructuras edilicias, recursos humanos y elementos tecnológicos que disponemos”, subrayó el ministro del STJ Guillermo Semhan.

¿Te gustó la nota?
Comentarios
Logo

En junio regirían las audiencias orales para agilizar procesos y democratizar el sistema

Después que 31 jueces participaran de la elaboración del protocolo, ahora sólo resta que los ministros del STJ rubriquen una acordada. Semhan explicó cómo se implementará la oralidad. También se refirió a la necesidad de contar con un nuevo Código Procesal Penal y la efectivización de la división del Ministerio Público.
 

<p>Cambios. El ministro Semhan explicó detalles de la implementación de la oralidad en procesos civiles.</p>

Cambios. El ministro Semhan explicó detalles de la implementación de la oralidad en procesos civiles.

Corrientes se sumará a las otras 15 provincias del país que ya están implementando las audiencias orales en los juicios civiles, comerciales, laborales y contenciosos administrativos. De esta forma, buscan agilizar los procesos y democratizar el sistema. Así lo expresó uno de los cinco ministros del Superior Tribunal de Justicia (STJ) Guillermo Horacio Semhan, quien precisamente es el coordinador del mencionado programa que comenzaría a regir a partir del 1 de junio. Ahora, sólo resta que todos los integrantes del citado órgano provincial rubriquen una acordada. 
El Litoral participó de una entrevista que el magistrado brindó a varios medios de prensa para, precisamente, dar detalles de cómo se incorporará la fase de oralidad. 
En primer término aclaró que la Provincia  no cuenta con Códigos Procesales orales, por lo que tuvieron que elaborar un esquema de trabajo que incorporará la exposición verbal sin que esto implique infringir alguna de las normas establecidas por escrito.
Y para definir detalles de cómo se implementará, semanas atrás, los 31 jueces de primera instancia que desempeñan sus tareas en el fuero Civil, Comercial, Laboral o Contencioso Administrativo de la Provincia, participaron de dos jornadas de trabajo.  Como consecuencia del sistema que acordaron, quedó elaborado un protocolo que se aplicará en los juicios civiles, comerciales, laborales y contenciosos administrativos. 
Su implementación ahora depende sólo de una reunión de los ministros del STJ que, tras consensuar los últimos detalles del texto del nuevo sistema, firmarán el correspondiente acuerdo. Semhan recordó en este punto que “el Superior Tribunal de Justicia tiene la facultad, por acordada, de interpretar el Código Procesal. Y lo que vamos a hacer es una reinterpretación a través de la cual expresaremos: a partir de la traba de la litis, son estas las reglas en los procesos civiles, comerciales, laborales y contenciosos administrativos”.
Luego, el ministro del STJ consideró que existe consenso con sus pares para avanzar con la incorporación de la oralidad, por lo que estimó que el 1 de junio ya comenzaría a regir.
Además de contar con el citado aval, el Poder Judicial tendrá que entregar videocámaras a los juzgados que aún no tienen ese equipamiento. Teniendo en cuenta que será esencial disponer de ellas ya que, tal como lo precisó el ministro, no se labrarán actas de las audiencias sino que éstas serán filmadas.

Procedimiento
Con respecto a cómo se desarrollarán los procesos a partir de la incorporación de la oralidad, Semhan explicó: “Se inicia la demanda por escrito y se contesta por la misma vía. Pero una vez trabada la litis, el juez recuperará su función esencial de director del proceso y establecerá las reglas. Dirá cuáles son los hechos, qué pruebas presentadas por las partes son admisibles y qué deberá probar el demandado”. Tras lo cual indicó “que dependiendo del tiempo que demande generar la o las pruebas requeridas, el magistrado fijará un plazo para cumplimentar esta etapa. Y en base a eso fijará cuándo cada una de las partes expondrá sus alegatos en forma oral. Finalizado esto, emitirá la sentencia”.
Al respecto, aclaró que “el período de producción de pruebas varía de acuerdo a la complejidad de estas. No es lo mismo obtener una pericia caligráfica que un análisis de ADN”.
No obstante, más allá de los días que pueda demandar disponer de esos elementos esenciales para las partes que protagonizan el litigio, el ministro consideró que la incorporación agilizará el proceso. Una cuestión que destacó como de gran relevancia ya que al acortar los plazos, se optimizará el uso de los recursos del Poder Judicial y el o los ciudadanos podrán obtener el servicio público de justicia sin dilaciones. 
“¿Cuál es la queja de la sociedad?”, preguntó el ministro Semhan, quien inmediatamente señaló: “Los juicios son largos, son escritos, que muchas veces las sentencias no son justas”.
Una situación que, estimó, muchas veces responde precisamente a la forma en que se desarrolla el proceso. Para graficar planteó: “Uno tiene un conflicto, acude a un abogado a quien le cuenta su versión de los hechos. El profesional plasma esos dichos en un escrito que luego lo presenta en la Justicia. Y cuando el demandado recibe el planteo, también va con su abogado, le cuenta su versión de los hechos y él lo  transforma en un texto escrito. Pero muchas veces las historias manifestadas por las partes no se corresponden con el hecho real”.
Situación que, con la incorporación de las audiencias orales, Semhan estimó se subsanará ya que cada una de las partes, junto con sus respectivos abogados, podrán expresarse ante el mismo juez que luego deberá dictar la sentencia.
Esto permitirá una “democratización del sistema”, tal como lo calificó el ministro, quien añadió: “La parte va a controlar a su abogado y este le debe rendir cuentas a su cliente”. Haciendo referencia a que la persona defendida podrá escuchar cuáles son los argumentos que esgrimió el letrado.
Porque, indicó, muchas veces “no es el juez, no es el Poder Judicial el responsable” de la forma en que termina un caso. Por eso, el hecho de que la parte pueda también expresarse y oir lo que el abogado dice en su defensa, contribuiría a transparentar aún más el proceso que, en este caso, deberán ser del fuero civil, comercial, laboral y contencioso administrativo.
“Trabajamos para brindar el mejor servicio público de justicia con las leyes, estructuras edilicias, recursos humanos y elementos tecnológicos que disponemos”, subrayó el ministro del STJ Guillermo Semhan.