Durante la cuarentena algunos cortes de carne subieron entre un 8% y 25%
ellitoral.com.ar

Durante la cuarentena algunos cortes de carne subieron entre un 8% y 25%

En algunas carnicerías se detectaron incrementos en los precios, sobre todo en productos como osobuco, aguja, paleta o pulpa.
 

imagen_0

Mientras algunos productos esenciales de la canasta básica son monitoreados para frenar las posibles subas, en algunas carnicerías se mantiene la escalada de los precios. En cuyos casos, se detectan subas que arrancan desde el 8% y en algunos casos alcanzan al 25%.
Así se pudo corroborar en el marco de un seguimiento de precios que viene realizando El Litoral en algunas carnicerías de la ciudad. De todas maneras, algunos comercios mantuvieron sus importes estables.
Concretamente, en algunas carnicerías los cortes que suelen ser más económicos tuvieron las subas más evidentes dado que a diferencia del mes pasado se encarecieron hasta un 25%. Es así que en un negocio el kilo de carne molida común cuesta actualmente $190 pero hace un mes valía $150; del mismo modo, en otro comercio el kilo de osobuco vale $139 y en febrero costaba $109.
En el caso de la aguja, paleta o pulpa también se detectó un aumento que ronda el 10%. Así por ejemplo el kilo de pulpa que cuesta $309,90 antes costaba $279,90; asimismo el kilo de aguja se consigue a $224,90 pero antes se ofrecía a $194,90.
Mientras tanto, los cortes que suelen ser más costosos como la nalga, la cuadrada o el lomo, tuvieron subas de hasta el 8%. Si bien el porcentaje no parece significativo, por ejemplo, un kilo de nalga cuesta $359,90 en una carnicería y hace un mes costaba $389; y el kilo de lomo que rondaba los $370, se consigue a $409.
En ese mismo orden, a nivel país las mediciones que la consultora Seido realizó en la última semana, detectó un aumento en la carne en el mercado de Hacienda de Liniers el cual ronda entre el 10% y el 15%.  
Ese incremento replicó en algunas carnicerías de la ciudad, pero no en todas ni tampoco en todos los proveedores. Sucede que hay una fuerte dispersión de los precios y el costo depende mucho del negocio en cuestión. A modo de ejemplo, un kilo de carne molida común se puede conseguir desde $170, $190 y $230, dependiendo del negocio.
De hecho, algunos comerciantes afirmaron que este mes tuvieron que colocar promociones especiales para alentar el consumo en la última semana. Es que, si bien en líneas generales las carnicerías tuvieron un importante repunte de ventas cuando se anunció la cuarentena; también es cierto que el consumo se descentralizó y aquellos puestos que trabajan desde el Mercado de Frutas y Verduras o desde el Piso tuvieron una caída del consumo.
Al respecto, desde una carnicería del mercado, Hugo Lucena, comentó a El Litoral: “Estamos trabajando media jornada de 7 a 13 porque a la tarde el mercado cierra. Con esos horarios nosotros bajamos muchísimo la venta, hasta en un 60%, porque además antes teníamos vecinos de diferentes barrios, pero ahora por la cuarentena las personas compran en el lugar que les queda más cerca”. Consultado en relación a los precios, Lucena afirmó que “nosotros tenemos los mismos precios que en enero, el kilo de aguja a $190, la costilla a $250, el vacío a $260. El tema de las subas puede estar relacionada a los proveedores, nosotros nos abastecemos de diferentes y hasta ahora por suerte no se actualizaron los precios”.
Algo similar señaló el encargado de una carnicería, ubicada en el centro, quien afirmó a El Litoral: “Por el momento, nosotros mantenemos los precios. Siempre eso se maneja en Buenos Aires, y nosotros los bajamos a las góndolas. Ahora por ejemplo, la costilla bajó de $259 a $230”.
En medio de la cuarentena, algunas carnicerías tuvieron un importante repunte en las ventas -fundamentalmente las que se encuentran en supermercados o zonas barriales- pero otras tuvieron que hacer entregas a domicilio para poder activar el consumo.

Controles
Más allá de los controles que se están realizando en los supermercados en una lista básica de cientos de productos que deberán retrotraer su precio a los del 6 de marzo, a nivel nacional también preparan inspecciones ante las subas registradas en la carne, las frutas y verduras.
De hecho, vale decir que en el último relevamiento que realizó El Litoral en verdulerías, se detectó un incremento del 20% en varias frutas y verduras; e incluso algunas cuestan el doble que en febrero.
En este sentido, el gabinete económico nacional comenzó a analizar las dispersiones en los precios y alista medidas para frenarlas. Sobre este punto, afirmaron que comenzaron las reuniones con las principales cadenas de valor. De todas maneras, hasta la fecha no dieron a conocer un proyecto concreto para mantener los precios. 
(MS)

¿Te gustó la nota?
Comentarios
Logo

Durante la cuarentena algunos cortes de carne subieron entre un 8% y 25%

En algunas carnicerías se detectaron incrementos en los precios, sobre todo en productos como osobuco, aguja, paleta o pulpa.
 

Mientras algunos productos esenciales de la canasta básica son monitoreados para frenar las posibles subas, en algunas carnicerías se mantiene la escalada de los precios. En cuyos casos, se detectan subas que arrancan desde el 8% y en algunos casos alcanzan al 25%.
Así se pudo corroborar en el marco de un seguimiento de precios que viene realizando El Litoral en algunas carnicerías de la ciudad. De todas maneras, algunos comercios mantuvieron sus importes estables.
Concretamente, en algunas carnicerías los cortes que suelen ser más económicos tuvieron las subas más evidentes dado que a diferencia del mes pasado se encarecieron hasta un 25%. Es así que en un negocio el kilo de carne molida común cuesta actualmente $190 pero hace un mes valía $150; del mismo modo, en otro comercio el kilo de osobuco vale $139 y en febrero costaba $109.
En el caso de la aguja, paleta o pulpa también se detectó un aumento que ronda el 10%. Así por ejemplo el kilo de pulpa que cuesta $309,90 antes costaba $279,90; asimismo el kilo de aguja se consigue a $224,90 pero antes se ofrecía a $194,90.
Mientras tanto, los cortes que suelen ser más costosos como la nalga, la cuadrada o el lomo, tuvieron subas de hasta el 8%. Si bien el porcentaje no parece significativo, por ejemplo, un kilo de nalga cuesta $359,90 en una carnicería y hace un mes costaba $389; y el kilo de lomo que rondaba los $370, se consigue a $409.
En ese mismo orden, a nivel país las mediciones que la consultora Seido realizó en la última semana, detectó un aumento en la carne en el mercado de Hacienda de Liniers el cual ronda entre el 10% y el 15%.  
Ese incremento replicó en algunas carnicerías de la ciudad, pero no en todas ni tampoco en todos los proveedores. Sucede que hay una fuerte dispersión de los precios y el costo depende mucho del negocio en cuestión. A modo de ejemplo, un kilo de carne molida común se puede conseguir desde $170, $190 y $230, dependiendo del negocio.
De hecho, algunos comerciantes afirmaron que este mes tuvieron que colocar promociones especiales para alentar el consumo en la última semana. Es que, si bien en líneas generales las carnicerías tuvieron un importante repunte de ventas cuando se anunció la cuarentena; también es cierto que el consumo se descentralizó y aquellos puestos que trabajan desde el Mercado de Frutas y Verduras o desde el Piso tuvieron una caída del consumo.
Al respecto, desde una carnicería del mercado, Hugo Lucena, comentó a El Litoral: “Estamos trabajando media jornada de 7 a 13 porque a la tarde el mercado cierra. Con esos horarios nosotros bajamos muchísimo la venta, hasta en un 60%, porque además antes teníamos vecinos de diferentes barrios, pero ahora por la cuarentena las personas compran en el lugar que les queda más cerca”. Consultado en relación a los precios, Lucena afirmó que “nosotros tenemos los mismos precios que en enero, el kilo de aguja a $190, la costilla a $250, el vacío a $260. El tema de las subas puede estar relacionada a los proveedores, nosotros nos abastecemos de diferentes y hasta ahora por suerte no se actualizaron los precios”.
Algo similar señaló el encargado de una carnicería, ubicada en el centro, quien afirmó a El Litoral: “Por el momento, nosotros mantenemos los precios. Siempre eso se maneja en Buenos Aires, y nosotros los bajamos a las góndolas. Ahora por ejemplo, la costilla bajó de $259 a $230”.
En medio de la cuarentena, algunas carnicerías tuvieron un importante repunte en las ventas -fundamentalmente las que se encuentran en supermercados o zonas barriales- pero otras tuvieron que hacer entregas a domicilio para poder activar el consumo.

Controles
Más allá de los controles que se están realizando en los supermercados en una lista básica de cientos de productos que deberán retrotraer su precio a los del 6 de marzo, a nivel nacional también preparan inspecciones ante las subas registradas en la carne, las frutas y verduras.
De hecho, vale decir que en el último relevamiento que realizó El Litoral en verdulerías, se detectó un incremento del 20% en varias frutas y verduras; e incluso algunas cuestan el doble que en febrero.
En este sentido, el gabinete económico nacional comenzó a analizar las dispersiones en los precios y alista medidas para frenarlas. Sobre este punto, afirmaron que comenzaron las reuniones con las principales cadenas de valor. De todas maneras, hasta la fecha no dieron a conocer un proyecto concreto para mantener los precios. 
(MS)