Sabado 08de Agosto de 2020CORRIENTES31°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$71,75

Dolar Venta:$76,75

Sabado 08de Agosto de 2020CORRIENTES31°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$71,75

Dolar Venta:$76,75

/Ellitoral.com.ar/ Cultura

Chaco Suena Bien, un ciclo cultural que logró reinventarse en plena pandemia

Esta propuesta logró trascenderse a sí misma y amortiguar el golpe que el coronavirus asestó a la industria musical. Los conciertos siguen disponibles en su canal de Youtube. 

En abril y mayo, 16 conciertos musicales mostraron la diversidad de la música regional, unidos en el proyecto “Chaco Suena Bien”. Se trata de una propuesta que logró trascenderse a sí misma y amortiguar así el golpe que el coronavirus asestó a la industria musical, que actualmente atraviesa por un proceso de transformación y adaptación.

Terminando el verano el proyecto musical que llevaría a compartir música chaqueña y de la región a otros territorios comenzaba a tomar forma. Los primeros borradores de diseño, de posibles esquemas de agenda, de probables lugares a visitar y de compañeros de ruta poblaban chats y documentos en el drive. El 10 de febrero en el muro del Facebook de la productora “Esto También Está Sonando”, plantaba bandera con el flyer de la identidad de “Chaco Suena Bien”.

Para entonces, el coronavirus afectaba a otros países, sumando infectados y fallecidos, pero se veía como algo muy lejano desde acá. Un mes después, con la noticia de los primeros casos importados, la incertidumbre llenó todos los espacios, las nuevas medidas sanitarias se dieron a conocer. 

Como todo lo planeado, este proyecto musical también sufrió el golpe, pero la creatividad, la unidad y las ganas de compartir un poco de arte y belleza hicieron que enseguida se reconvirtiera, y así nacieron los “Conciertos en Casa”. La productora anunciaba este cambio el 28 de febrero, haciendo de algún modo una invitación a la prueba: “Todos los lunes y jueves a las 20.00, publicaremos pequeños conciertos de músicxs chaqueñxs, que nos abren sus casas y nos muestran parte de las diversas sonoridades que nos regala nuestra región”.

Ya en pleno aislamiento, el 30 de marzo Mauro Siri, en modo solista y desde su casa iniciaba el ciclo que traería muchas sorpresas, géneros, y un sinfín de desafíos para los músicos y músicas, que se sumarían y para el equipo en sí. Porque llevar adelante el proyecto en este contexto fue también un aprender y reaprender los ritmos de trabajo, utilizar las herramientas online disponibles y sobre todo, hacerse la idea de hacer música y disfrutarla desde la distancia.

Unos días después llegaba Germán Kalber, y el mapa del Chaco se empezaba a hacer más grande. “Estoy en mi casa, cumpliendo con esta cuarentena de prevención para cuidar la salud de todos y todas. Estoy feliz de haber sido convocado para este proyecto, donde vamos a compartir con otros artistas y amigos también toda la música que está sonando en la región”, sintetizaba entonces, antes de iniciar a tocar y a cantar “Entre la infancia y el hombre”.

El tercer concierto surgió desde la casa de Analuz Blanco. Un gualambao, dos chamamés y toda la dulzura, junto a su guitarra. “Soy pan, soy paz, soy más”, fue su última canción, que vino con el deseo de que “terminemos esto siendo mejores personas”, refiriéndose al contexto social. La misma semana trajo música desde Colonia Benítez y desde la colorida casa de Lalo Aguilar.

Seba Ibarra y Toti Kantcheff (desde Saenz Peña) fueron los protagonistas de los shows cinco y seis. Ambos, además de repasar canciones conocidas, presentaron temas inéditos y Seba regaló también un tema compuesto en cuarentena: “Como artistas estamos asumiendo nuestra responsabilidad solidaria de quedarnos en casa, mostrando que somos parte de una sociedad que busca ser mejor.  Ahora es el momento de dar el mensaje desde el lugar de cada uno. Hay muchas salidas para el aislamiento y ver y sentir el arte es muy bueno para toda la sociedad”, decía en la nota previa al concierto.

Pablo Poblado, EEEsamy y Lokura fueron otros tres proyectos solistas independientes que desde sus rincones mostraron la diversidad artística del momento. Desde Charata, Pablo mostró sus composiciones pop; desde la capital chaqueña, la joven potente Lokura fue la expresión de lo urbano, al igual que EEEsamy en Vilelas.

Con el evolucionar de la cuarentena llegaron también proyectos más colectivos, y aunque la modalidad siguió siendo con Conciertos desde Casa, la ingeniería se complejizó un poco, y los artistas ensayaron y grabaron por separado para que después ocurra la magia y suenen al unísono. Esa fue una batalla librada y ganada en estos tiempos de nuevos aprendizajes.

Las Guaynas Porá, y Güe Trío, nos dieron la oportunidad de ser espectadores de la música regional y latinoamericana. Como grupo también estuvieron Las Voces y Amalgama; el primero con su propuesta instrumental y el segundo con una conformación femenina y la improvisación como método.

Astronave, Tierra Verde y Lucas Monzón completaron la paleta de colores de este ciclo que dio su último concierto el jueves 4 de junio. Pero que bien podría volver o reinventarse en algo más: el universo creativo es inagotable y este proyecto colectivo fue una muestra de ello.

En la cocina de Chaco Suena Bien estuvieron Francis Visualizale en la edición de videos, José Carlos Rodríguez en la edición de audio, Kike Aris Rousselot en el diseño y Mariel Luna en la comunicación. Juanchi Langellotti fue el encargado de hacer girar la rueda. Los conciertos siguen disponibles en https://www.youtube.com/channel/UC0nC8-v7D803cokpqlWpEVQ, el Instagram @chacosuenabien y el Facebook de Esto También Está Sonando.

(VAE)

¿Te gustó la nota?

Ocurrió un error