Sabado 18de Mayo de 2024CORRIENTES16°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$865,5

Dolar Venta:$905,5

Sabado 18de Mayo de 2024CORRIENTES16°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$865,5

Dolar Venta:$905,5

/Ellitoral.com.ar/ Ciudad

Una centenaria casa correntina reabrió sus puertas como espacio cultural

Histórico. El edificio conserva el 90% de la casa original.

Como parte de las reconversiones de la pandemia de coronavirus, en la ciudad de Corrientes reabrió sus puertas al público una antigua casa en el casco céntrico y a metros del puerto. 

“El nido” (La Rioja 455) es el nuevo espacio cultural en un edificio que está cumpliendo 110 años. 

La construcción estuvo ordenada por el goyano Edmundo Resoagli como casa capitalina para su familia. Algunos de sus miembros todavía hoy la recuerdan como espacio de visitas de personalidades políticas y culturales en la primera mitad del siglo pasado. La casa se inauguró en 1911, con un diseño que fusiona la arquitectura art nouveau y art decó. 

Su propietaria, Florencia Rodríguez, aseguró a El Litoral que gracias al proceso de restauración se conserva el 90% del hogar original. 

Cambios

El hostel Bienvenida Golondrina funcionó allí desde noviembre del 2009 hasta julio del 2020. Si bien soportaron los primeros meses de la pandemia con el hospedaje de estudiantes españoles y chilenos, este año decidieron adoptar la propuesta de reconversión que la Comuna también ofreció a otros lugares de Corrientes. 

La actual propietaria decidió mantenerla como un lugar de encuentro, acorde a su función originaria, y la destinó como multiespacio cultural, con apertura de puertas desde los jueves a  sábados de 6 a 18. Además, las antiguas salas también están disponibles para talleres culturales y educación personalizada.  

Durante este año alcanzaron la última etapa de los espectáculos en vivo, antes de que en abril comenzaran las restricciones a los espacios culturales, como parte del paquete de medidas sanitarias aplicadas en la ciudad.  Ofrecieron en marzo y abril noches de tertulias, espectáculos con bandas y noches de micrófono libre.

Con las nuevas aperturas, que se dieron en las últimas semanas, planean comenzar con las convocatorias a artistas y escritores.

Antes de ser hostel, los Rodríguez la ocuparon como ala educativa de su colegio privado. Posteriormente, la restauración liderada por Elisa Martínez permitió recuperar los colores originales de las paredes y los techos y los antiguos vitrales interiores.  

¿Te gustó la nota?

Ocurrió un error