Domingo 17de Octubre de 2021CORRIENTES25°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$97,75

Dolar Venta:$103,7

Domingo 17de Octubre de 2021CORRIENTES25°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$97,75

Dolar Venta:$103,7

/Ellitoral.com.ar/ Mundo

China reaccionó con ira a la alianza de EE. UU., Reino Unido y Australia

China reaccionó con ira al anuncio de la nueva alianza de seguridad entre Estados Unidos, el Reino Unido y Australia, que dotará a este último país de submarinos nucleares. En la rueda de prensa diaria del Ministerio de Exteriores en Pekín, el portavoz Zhao Lijian aseguró que la iniciativa solo servirá para alentar una “carrera de armamento” en Asia-Pacífico y “perjudicará la paz y la estabilidad regionales”.

EE. UU., Reino Unido y Australia forjan una alianza estratégica contra China en el Pacífico. El acuerdo, conocido como Aukus, incluirá a Australia en el exclusivo club de países con submarinos de propulsión nuclear, un tipo que permite desplazamientos mucho más largos sin necesidad de salir a la superficie. Hasta ahora, solo otras seis naciones cuentan con esas naves: EE. UU., China, Rusia, Reino Unido, India y Francia. Australia será el único miembro que no cuente con un programa nuclear propio, sea militar o civil.

Aunque en el anuncio del pacto ninguno de los líderes firmantes mencionó por su nombre a China, la iniciativa nace para contrarrestar el creciente poderío militar de Pekín y servir de elemento disuasorio ante posibles ataques contra Taiwán y Japón, y su asertividad en el mar del Sur de China y en la región de Asia-Pacífico. El presidente estadounidense, Joe Biden, mencionó en la presentación de la asociación la necesidad de mantener una región de Indo-Pacífico “libre y abierta”, y de hacer frente al “actual ambiente estratégico”.

La iniciativa cayó como una bomba en Pekín. El acuerdo no había salido a relucir en la conversación telefónica que Biden había mantenido 48 horas antes con el presidente chino, Xi Jinping, celebrada para tratar de encauzar una relación cada vez más deteriorada entre las dos grandes potencias, y para evitar que un desacuerdo pudiera degenerar en conflicto. 

(EN)

¿Te gustó la nota?

Ocurrió un error