Gabriel Grätzer: “La historia del blues en Argentina es muy rica y lleva casi 100 años”
ellitoral.com.ar

Miércoles 19de Diciembre de 2018CORRIENTES22°Pronóstico Extendidoclima_nublado

Dolar Compra:$37,30

Dolar Venta:$39,10

Gabriel Grätzer: “La historia del blues en Argentina es muy rica y lleva casi 100 años”

imagen_1

Gabriel Grätzer es actualmente embajador nacional del blues en el mundo y se presenta al público correntino durante el festival “Blues en el río” a realizarse el 4 y 5 de diciembre en el espacio cultural Biblioteca Mariño. Lo que sigue es el extracto de una entrevista realizada por el equipo de prensa del artista. 

¿Sos un estudioso del género, lo hacés por una inquietud personal o considerás que era algo necesario para su desarrollo y difusión? ¿Quién es tu “lector ideal”?
Hay una vocación innata por investigar de modo de entender -y por ende poder transmitir- el origen de esta música, su contexto como movimiento social, musical y cultural y su evolución. Es también una especie de obligación moral porque, de alguna manera, tomé prestado este folklore que pudo traspasar sus propias fronteras geográficas y el cual es mi medio de vida. Por lo tanto, lo mínimo que puedo hacer no sólo es tocar y cantar sino, tratar de mantener viva esta cultura que heredé de tantos maestros que quizás no pensaron en las derivaciones que tendría su música y que, en definitiva son la raíz de casi todas las músicas contemporáneas.
Lo mismo ocurre con el libro. La historia del blues argentino, y en Argentina, es muy rica y lleva casi 100 años. Si bien soy parte de esa historia, creía necesaria plasmarla para que se conozca y se puedo poner en contexto siendo el blues un género, tal vez no masivo pero presente en nuestro día a día. De modo que el libro está pensado para todo público: amantes del blues, lectores de libros de cultura o de música y narrado para que sea una historia interesante para todo público. Por suerte es un éxito de ventas y está disponible en todo el país. Además, en 2017 lo iremos a presentar a los Estados Unidos.
¿Considerás que el blues evolucionó musicalmente a lo largo de los años?, ¿Cómo ves su incorporación en otro géneros como el rock?
Claro, todas las músicas evolucionan porque el ser humano y su circunstancia evolucionan. Después tendrás aquellos que recrean formas más tradicionales, otros innovan, fusionan. Lo que no cambió es la esencia de esta música. No hay una opinión que se pueda verter en cuanto a cómo veo su incorporación a otros géneros porque la ecuación es exactamente al revés: los demás géneros son consecuencia del blues y, por ende, son quienes se sumaron a este último.
¿Creés que es un género para eruditos, virtuosos y melómanos o que tiene o podría tener un alcance más popular?
Es un género “apto para todo público”. Tal vez, por años, en el país, se cultivó en nichos muy pequeños, cerrados. Hoy eso cambió. No sólo el blues está en todo el país, sino que está dentro del calendario, de la agenda nacional. Quizás le falte masividad en algunos aspectos o mayor visibilidad como género independiente de otros. Pero muchos músicos como yo estamos viajando por el mundo. Argentina es el tercer país -detrás de Estados Unidos e Inglaterra- que más discos de blues edita. Tenemos Escuela de Blues, Jams, agenda local de lunes a lunes, al menos un show internacional por semana, festivales, revistas, etc. Si es cierto que, hoy día falta un referente masivo como lo fue Pappo o en su mejor momento Memphis o la Mississippi, Botafogo o las Blacanblus y que no hay una canción que “pegue” en las radios. Pero si la gente supiera lo que es la escena de blues argentino, creo que, por cantidad de cosas y su alcance, no se si muchos géneros han llegado tan lejos sin tener atrás productoras o discográficas.

¿Te gustó la nota?
Comentarios
Logo

Gabriel Grätzer: “La historia del blues en Argentina es muy rica y lleva casi 100 años”

Gabriel Grätzer es actualmente embajador nacional del blues en el mundo y se presenta al público correntino durante el festival “Blues en el río” a realizarse el 4 y 5 de diciembre en el espacio cultural Biblioteca Mariño. Lo que sigue es el extracto de una entrevista realizada por el equipo de prensa del artista. 

¿Sos un estudioso del género, lo hacés por una inquietud personal o considerás que era algo necesario para su desarrollo y difusión? ¿Quién es tu “lector ideal”?
Hay una vocación innata por investigar de modo de entender -y por ende poder transmitir- el origen de esta música, su contexto como movimiento social, musical y cultural y su evolución. Es también una especie de obligación moral porque, de alguna manera, tomé prestado este folklore que pudo traspasar sus propias fronteras geográficas y el cual es mi medio de vida. Por lo tanto, lo mínimo que puedo hacer no sólo es tocar y cantar sino, tratar de mantener viva esta cultura que heredé de tantos maestros que quizás no pensaron en las derivaciones que tendría su música y que, en definitiva son la raíz de casi todas las músicas contemporáneas.
Lo mismo ocurre con el libro. La historia del blues argentino, y en Argentina, es muy rica y lleva casi 100 años. Si bien soy parte de esa historia, creía necesaria plasmarla para que se conozca y se puedo poner en contexto siendo el blues un género, tal vez no masivo pero presente en nuestro día a día. De modo que el libro está pensado para todo público: amantes del blues, lectores de libros de cultura o de música y narrado para que sea una historia interesante para todo público. Por suerte es un éxito de ventas y está disponible en todo el país. Además, en 2017 lo iremos a presentar a los Estados Unidos.
¿Considerás que el blues evolucionó musicalmente a lo largo de los años?, ¿Cómo ves su incorporación en otro géneros como el rock?
Claro, todas las músicas evolucionan porque el ser humano y su circunstancia evolucionan. Después tendrás aquellos que recrean formas más tradicionales, otros innovan, fusionan. Lo que no cambió es la esencia de esta música. No hay una opinión que se pueda verter en cuanto a cómo veo su incorporación a otros géneros porque la ecuación es exactamente al revés: los demás géneros son consecuencia del blues y, por ende, son quienes se sumaron a este último.
¿Creés que es un género para eruditos, virtuosos y melómanos o que tiene o podría tener un alcance más popular?
Es un género “apto para todo público”. Tal vez, por años, en el país, se cultivó en nichos muy pequeños, cerrados. Hoy eso cambió. No sólo el blues está en todo el país, sino que está dentro del calendario, de la agenda nacional. Quizás le falte masividad en algunos aspectos o mayor visibilidad como género independiente de otros. Pero muchos músicos como yo estamos viajando por el mundo. Argentina es el tercer país -detrás de Estados Unidos e Inglaterra- que más discos de blues edita. Tenemos Escuela de Blues, Jams, agenda local de lunes a lunes, al menos un show internacional por semana, festivales, revistas, etc. Si es cierto que, hoy día falta un referente masivo como lo fue Pappo o en su mejor momento Memphis o la Mississippi, Botafogo o las Blacanblus y que no hay una canción que “pegue” en las radios. Pero si la gente supiera lo que es la escena de blues argentino, creo que, por cantidad de cosas y su alcance, no se si muchos géneros han llegado tan lejos sin tener atrás productoras o discográficas.